Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

El ejercicio ayuda a mejorar los efectos de los tratamientos contra el cáncer de mama

El deporte resulta una herramienta efectiva para reducir algunos de los efectos secundarios.

El lazo rosa es el símbolo de la lucha contra el cáncer de mama.
El lazo rosa es el símbolo de la lucha contra el cáncer de mama.

El ejercicio adaptado a cada paciente ayuda a mejorar los efectos de los tratamientos del cáncer de mama, uno de los tumores más frecuentes a nivel mundial y que, con un pronóstico de supervivencia bueno, tiene aparejadas ciertas secuelas físicas y psicológicas que influyen en la calidad de vida de las supervivientes.

En este sentido, el deporte resulta una herramienta efectiva para reducir algunos de los efectos secundarios, además de convertirse en una red de apoyo para las enfermas.

Este es el hilo conductor del curso 'La influencia e impacto del deporte sobre el cáncer de mama' que esta semana se imparte en la sede de Colindres, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria, y cuyo objetivo es presentar las últimas evidencias científicas relacionadas con la prevención y el tratamiento del cáncer de mama desde el ámbito de la actividad física, y especialmente los beneficios físicos, psicológicos y sociales aportados por la práctica deportiva para el aumento de la calidad de vida.

La responsable de la Unidad de Ejercicio Físico Oncológico de la Asociación Española Contra el Cáncer, Soraya Casla Barriose, ha señalado que "para una persona que no ha tenido una historia de cáncer previa, el ejercicio físico tiene un impacto muy beneficioso". En el caso de aquellas personas que han padecido la enfermedad con anterioridad, "se necesita un ejercicio muy específico para realmente impactar en determinados biomarcadores pronósticos que realmente pueden mejorar su salud y su supervivencia".

"No se trata solo de hacer ejercicio", ha precisado, "aunque cualquier tipo de ejercicio le va a venir bien", pero "si no hace el ejercicio físico adecuado, a largo plazo el impacto en su salud va a ser menor y existen evidencias científicas sobre ello".

Además, Barrio ha recordado que las personas que han tenido cáncer tienen de manera posterior una serie de efectos secundarios que sólo se palian con un tipo de ejercicio físico concreto.

Para la ponente, cursos y monográficos como el que estos días se desarrolla en Colindres, "son muy importantes" porque "estamos intentando que haya especialistas de ejercicio físico oncológico". Aseguró que "a largo plazo se deberán crear especialistas y regenerar la licenciatura o grado "para que seamos especialistas en ejercicio físico y salud".

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios