Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

El 80% de la población tiene riesgo de padecer problemas lumbares en su vida

Los expertos apuntan que la quiropráctica permite que el cuerpo funcione al máximo potencial y ayuda a recuperarse mucho más rápido de las lesiones.

Un 95% de los españoles ha sufrido alguna vez dolor de espalda.
El dolor lumbar se localiza al final de la espalda.

El 80 % de la población está en riesgo de padecer problemas lumbares en algún momento de su vida debido al sedentarismo y a las malas posturas, según advierte el quiropráctico mallorquín Marco Carvajal, que ve en su consulta cada vez más casos de lo que denomina "pandemia del siglo XXI". "El cuerpo no está preparado para estar ocho horas sentado en una silla o dos en un coche, y eso genera estas dolencias", explica este especialista en una entrevista.

Carvajal atiende a muchos particulares "que desconocen la quiropráctica y hay que enseñarles cómo funciona el cuerpo y su poder de recuperación a través del sistema nervioso", porque son esas malas posturas las que "poco a poco dañan la zona lumbar". Su impacto hace que la curva que debe tener la espalda de en torno a 40 grados "pierda parte de esa distancia y traslade la presión a otros huesos, lo que bloquea la articulación", y si no se corrige "habrá una degeneración a largo plazo que puede llegar a obstruir la zona de donde parten los nervios".

Por eso, además del tratamiento, él recomienda la práctica de yoga para estirar los músculos y ligamentos y realizar ejercicios que ayuden a fortalecer la espalda "para que actúe a largo plazo". Junto con las dolencias lumbares, abundan aquellas que se centran en el cuello, "y aunque se van bastante rápido, el dolor es el último síntoma del problema", por lo que en la consulta se ayuda a detectar las causas y el resto de consecuencias que acarrean y que pueden corregirse con tratamiento.

Pero Carvajal lamenta que, con el vacío legal que hay en España, "cualquiera puede llamarse quiropráctico y ejercer, cuando se trata de una carrera científica de entre 6 a 8 años", por lo que desde la Asociación Española de Quiroprácticos se lucha para evitar ese intrusismo.

La experiencia del propio Carvajal con esta disciplina médica parte de su etapa de tenista, cuando con 16 años tuvo una lesión en la muñeca y uno de estos profesionales enfocó su examen en el cuello, algo que le extrañó y le sirvió para descubrir la conexión de los nervios que parten del cuello y controlan los brazos y las muñecas. Fue poco después, con una beca para estudiar en Estados Unidos que compaginaba con el tenis, cuando se formó en California como doctor en quiropráctica, una disciplina muy habitual allí pero que en España "aún se desconoce, sobre todo sus beneficios", aunque empieza a incorporarse en la medicina deportiva.

"La quiropráctica permite que el cuerpo funcione al máximo potencial, y ayuda a recuperarse mucho más rápido de las lesiones", explica este experto, consciente de que todos los grandes equipos de Estados Unidos cuentan con un quiropráctico en su cuerpo médico, una tendencia que empieza a extenderse por Europa.

De ahí que los avances en esta disciplina sea uno de los temas a debate en el I Congreso Internacional sobre Medicina Deportiva y Traumatología Sports Medicine Summit que se celebra desde este jueves y hasta el sábado en Vitoria con más de un centenar de profesionales venidos de diferentes países. El congreso ha contado en su inauguración con la presencia del consejero vasco de Cultura y Política Lingüistica, Bingen Zupiria; el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios