Salud

Heraldo Saludable

Hábitos saludables

El sedentarismo baja en España un 15% desde 2011

Según el informe 'La Sanidad en Cifras 2018', también ha aumentado el número de quirófanos y el consumo de antidepresivos. 

Practicar deporte mejora la tensión y el colesterol, previene la obesidad y la diabetes y ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad.
Press Photo/ Freepik

La prevalencia de sedentarismo en la población adulta española ha bajado un 15 por ciento entre los años 2011 y 2017, según calcula el estudio 'La Sanidad en Cifras 2018', un informe elaborado por la Fundación Gaspar Casal para el Círculo de la Sanidad, que muestra los principales indicadores que describen el funcionamiento y resultados del sistema sanitario.

El documento, presentado este miércoles en el Ministerio de Sanidad, evidencia que el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha mantenido durante este periodo, "pese a todas las dificultades", su buena posición en el marco mundial europeo. Sin embargo, se alerta de que para garantizar su calidad actual resulta "urgente" afrontar los retos que tiene por delante, como el "progresivo envejecimiento de la población o las diferencias en los servicios entre CC.AA.", que "se han agravado durante la crisis". Así, se incluye información relativa a la inversión, las listas de espera, la evolución demográfica, la morbilidad, la mortalidad, la caracterización sociodemográfica y de bienestar de la población, los estilos de vida y los determinantes biológicos y sociales, entre otros apartados. Asimismo, recopila información específica por comunidades autónomas.

En primer lugar, en cuanto a la evolución del gasto sanitario, se situó en 101.721 millones de euros en 2016, de los cuales el 71 por ciento correspondió al sector pública y el 30 por ciento restante al privado. Este nivel se traduce en un ascenso del 6,21 por ciento entre 2012 y 2016. En relación al PIB, el gasto sanitario total fue del 9,1 por ciento en 2016, dos décimas menos que el ejercicio anterior.

Dentro del apartado de estilos de vida, el informe revela que el sedentarismo entre los adultos españoles ha experimentado un descenso del 15 por ciento desde 2011. Sin embargo, desde 2014, la variación es positiva: crecimiento del 3,08 por ciento. Por comunidades autónomas, el descenso más significativo en los últimos ocho años se ha producido en Galicia (-50%), seguida de Castilla y León (-36%) y Navarra (-29%). En todas las CCAA ha bajado el sedentarismo, menos Ceuta, Melilla, Canarias y Comunidad Valenciana.

En el capítulo de los indicadores que resumen la situación de los recursos sanitarios disponibles, a nivel nacional, entre 2012 y 2016, se han aumentado las partidas destinadas a atención especializada, mientras se han contenido ligeramente las de Atención Primaria. Por otra parte, mientras las camas hospitalarias disponibles por cada 1.000 habitantes se sitúan en el 2,97 entre 2014 y 2016, han descendido un 1,89 por ciento desde 2012.

Crece el número de quirófanos

En contraste, el número de quirófanos en funcionamiento ha aumentado un 3,68 por ciento entre 2012 y 2016. Los equipos de TAC y hemodiálisis en toda España por cada 100.000 habitantes también han crecido, aunque "de forma discreta". En el caso de las resonancias magnéticas, han superado el 10 por ciento de crecimiento desde 2012.

Por otra parte, el informe destaca que la tasa de infección hospitalaria disminuyó en este periodo un promedio del 8,53 por ciento, y la tasa de mortalidad intrahospitalaria tras intervención quirúrgica un 2,47 por ciento por cada 100 altas quirúrgicas.

El consumo de antidepresivos crece un 15% desde 2012

En cuanto al uso de distintos productos, el informe advierte de que el uso diario de antidepresivos ha aumentado un 15 por ciento desde el año 2012. El consumo de antibióticos diarios también se mueve en esta línea, con un crecimiento del 9,72 por ciento. En un porcentaje similar ha crecido el número de dosis diarias de sustancias hipnóticas y sedantes."Se puede asociar dicho incremento al envejecimiento de la población y a los estilos de vida actuales, en que el estrés juega un papel relevante en todos los segmentos de edad", concluye el informe como posible justificación del aumento generalizado del uso de estos productos.

En el marco del el informe apunta que la tasa de notificación de reacciones adversas a medicamentos ha crecido hasta un 30,95 por ciento desde 2012. Desde 2014, esta cifra ha aumentado un 17,16 por ciento. El mayor incremento se produjo en Baleares (185%), y la mayor disminución en Melilla (-21,41%). Así, Navarra se situó en 2016 con una tasa total de 1640,53.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios