Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

El Salud dispondrá de 4.200 camas en hospitales con las 175 del Militar

Algunos expertos sanitarios aseguran que no es cuestión del número sino de una mejor gestión de los recursos.

El hospital Militar esta situado en Vía Ibérica y da servicio a la población de Valdespartera y Casablanca.
El hospital Militar esta situado en Vía Ibérica y da servicio a la población de Valdespartera y Casablanca.
Raquel Labodía

Con la incorporación de las 175 camas del hospital General de la Defensa (Militar), el Servicio Aragonés de Salud gestionará alrededor de 4.200 plazas en centros públicos sanitarios de la Comunidad aragonesa. Un volumen que intenta hacer frente a la demanda asistencial generada entre una población aragonesa muy envejecida y con un elevado número de ingresos.

Pero, ¿estas camas son y serán suficientes? El Catálogo Nacional de Hospitales de 2017, editado por el Ministerio de Sanidad y que informa de los recursos hospitalarios por regiones, refleja que la Comunidad aragonesa suma 5.257 camas hospitalarias, de las que la gestión de unas 4.200, con la incorporación de las del Militar, dependerán del Servicio Aragonés de Salud. Mientras, hace cinco años, en 2012, ese mismo documento informó de que había 5.445 camas hospitalarias, de las que un 77% tenían gestión pública.

Ante los problemas y la falta de camas para ingresar a pacientes durante estas últimas semanas, ha vuelto a abrirse el debate sobre si la Comunidad aragonesa cuenta o no con suficientes recursos hospitalarios. En noviembre, por ejemplo, los pacientes de Urgencias Miguel Servet esperaron una media de más de quince horas para conseguir subir a planta y ser ingresados en una habitación.

Algunos expertos y trabajadores sanitarios consultados aseguran que cualquier nueva plaza asistencial es bien recibida, sobre todo, en periodos de picos asistenciales. No obstante,

CC. OO. critica la falta de información ofrecida a los trabajadores sobre la integración del Militar en el Salud y otros profesionales aseguran que hay que valorar los pros y los contras a la hora de asumir más recursos.

Estas últimas fuentes consultadas aseguran que cuantas más plazas hospitalarias se tengan disponibles más riesgo se corre de gestionarlas de manera inadecuada. "Puedes llegar a necesitarlos en un momento de pico asistencial, pero después en periodos sin tanta presión tienes que saber gestionar estos recursos. Si dispones de más camas se incrementa el gasto y no se solventa el problema", aseguran algunas fuentes sanitarias consultadas, que en los últimos años han ocupado puestos de responsabilidad en centros aragoneses pero que prefieren mantener el anonimato.

Por ello, las mismas fuentes reconocen que es muy difícil determinar el "número óptimo" de camas en la Comunidad aragonesa y defienden que hay que apostar por un cambio en la gestión sanitaria, fomentar la atención ambulatoria y, sobre todo, mejorar la relación entre Atención Primaria y Especializada.

Pero, además, otros expertos sanitarios consultados recuerdan que la gestión de camas se complica cuanto más grande sea el centro sanitario. Explican que la propia Organización Mundial de la Salud reconoce que el tamaño ideal de un hospital es aquel que tiene un volumen de entre 600 y 700 camas. En estos momentos, según el Catálogo Nacional de Hospitales, el hospital Miguel Servet de Zaragoza cuenta con 1.234 camas y el Clínico, con 808.

Mejorar la gestión de camas

Precisamente, las direcciones de los centros hospitalarios han trabajado en los últimos años en mejorar la gestión de las plazas asistenciales y, sobre todo, agilizar las altas hospitalarias para permitir una mayor rotación de pacientes y reducir los tiempos de espera.

El problema de la saturación de los servicios de Urgencias no se produce normalmente por un incremento de asistencias sino por el "cuello de botella" que se genera al no poder pasar a planta a los enfermos que precisan ser ingresados.

Etiquetas
Comentarios