Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

La primavera incrementa los virus estomacales por los cambios bruscos de tiempo

En las dos primeras semanas de junio se detectaron más de 2.000 procesos de este tipo, según recoge el último Boletín Epidemiológico de Aragón.

Imagen de archivo de una consulta de urgencias del centro de salud de Sagasta (Zaragoza).
Imagen de archivo de una consulta de urgencias del centro de salud de Sagasta (Zaragoza).
Francisco Jiménez

Los cambios bruscos de temperatura registrados en las últimas semanas de mayo y principios de junio han aumentado las atenciones por virus estomacales en las consultas de Atención Primaria de Aragón.

"En su mayoría -señala la doctora Lomba- son cuadros banales que se prolongan durante los meses de mayo y junio, y que no requieren hospitalización. De no ser un caso especial, en el que haya alguna otra complicación, los pacientes tienen las molestias gástricas del momento y no revisten gravedad", tranquiliza esta médica del centro de Salud de Utebo, quien achaca a la inestabilidad del tiempo la culpa de buena parte de estos procesos virales.

Según datos del último Boletín Epidemiológico de Aragón, solamente en las dos primeras semanas de junio se detectaron más de 2.000 cuadros diarreicos en la Comunidad (1.162 en la última semana de la que se tiene constancia, del 4 al 10 de junio). La mayoría de estos procesos -que suelen cursar acompañados de vómitos- fueron atendidos en los centros de salud de Zaragoza (919); si bien hubo también 97 casos en la provincia de Teruel y 146 en Huesca.

"Siempre en épocas así de cambio de estación, como el tiempo está tan inestable, los cambios bruscos de temperatura influyen. La gente coge frío y, en función de la inmunidad de cada uno, hay personas a las que no les pasa nada, mientras que otras muchas caen enfermas con gastroenteritis y otros cuadros diarreicos", señala la doctora Lomba, quien matiza que en todo caso se trata de procesos virales que duran entre 24 y 48 horas (72 en el mayor de los casos).

La mayoría de ellos se detectan en las consultas de Atención Primaria y se curan a base de dieta astringente suave -caldo de zanahoria o de pollo, pescado blanco, pechuga a la plancha...- y bebidas isotónicas. "En Pediatría y en Medicina General probablemente habrán aumentado, porque ha habido y sigue habiendo casos. Hoy he tenido bastantes pacientes con gastroenteritis y estuve de guardia la semana pasada y también vi algún cuadro gastrointestinal en niños", comenta.

Por el contrario, fuentes hospitalarias indican que estos brotes gastrointestinales de la primavera no han tenido de momento una incidencia reseñable en los servicios de Urgencias, pues la mayoría de ellos se atienden "perfectamente" en los centros de salud.

Higiene de manos para no coger el virus

Para prevenir, el lavado de manos es fundamental, y los expertos recomiendan también una buena hidratación (si hace calor) en niños y personas mayores que estén pasando el virus para evitar la astenia y la deshidratación.

"Les pedimos a los pacientes que sigan la dieta astringente-suave los días que se recomiendan, porque hay algunos que introducen todo tipo de alimentación y entonces se puede prolongar más el cuadro. Si es un poco agudo, yo recomiendo el reposo digestivo, que no tomen alimento en unas horas, y luego líquidos (agua, limonada alcalina y bebidas isotónicas)", concluye esta médica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión