Salud

Heraldo Saludable

¿Cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes?

Una mala higiene bucal, el abuso de químicos y el estrés, entre otros, pueden deteriorar los dientes y encías, provocando patologías perjudiciales para nuestra salud.

Dientes descoloridos o niveles más latos de placa pueden alertar de una intolerancia al gluten.
Una mala higiene bucodental puede desembocar en enfermedades severas.

La higiene bucal es una actividad que debería formar parte de los hábitos diarios de toda persona, siendo el cepillado, repaso con hilo dental y enjuagado tres de las actividades más importantes. Sin embargo, desde el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, su presidente Luis Rasal asegura que solemos cometer "cinco errores muy comunes" que se pueden convertir en los peores enemigos para la salud de nuestros dientes, provocando algunas de las enfermedades bucodentales más comunes.

La caries. Según el doctor Rasal, la caries es "la enfermedad bucodental más común del ser humano", y suelen aparecer cuando, durante un tiempo variable según cada persona, se lleva una mala higiene. "En la boca tenemos unos gérmenes que se alimentan de los hidratos de carbono que nosotros ingerimos. Es durante este proceso cuando en la cavidad bucal se produce un medio ácido que puede desgastar, en primera instancia, el esmalte dental", explica Rasal, y añade que, "si el problema persiste, la caries irá atravesando la capa del esmalte, hasta llegar a la dentina, y ahí acabará atacando al nervio, provocando dolores intensos". Los tratamientos para atajar esta dolencia siempre son más sencillos cuanto "la enfermedad no está avanzada, pues así solo habría que hacer un empaste, en lugar de una obturación o una incrustación". La halitosis o mal aliento. Aunque no es de las enfermedades bucodentales más severas, sí es una de las más visibles y más incomodas para quienes la padecen. Esta patología depende de dos factores, tal y como asegura Rasal, "o bien como resultado de un proceso digestivo complicado (por reflujo o una mala alimentación), o por la existencia de placas en la lengua o la saliva". "El tratamiento en este caso siempre depende de la causa: si es debido a la primera, hay que acudir a un especialista que valore nuestra alimentación y digestión; si es por la segunda, una limpieza bucal a fondo y mantenimiento de una buena higiene", asevera el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón. También existen remedios naturales que pueden ayudar a mantener un aliento frescoEl bruxismo. "Ya sea consciente (mientras se está despierto) o inconsciente (cuando se duerme), es una enfermedad que produce grietas, fisuras o incluso fracturas en los dientes debido al desgaste que se produce por el apretamiento de las mandíbulas", informa Rasal. Esta patología cada vez afecta a más adultos, pero también a más niños, pues, según este experimentado odontólogo, "se ven expuestos a más situaciones de estrés (principal causante del bruxismo) que antes", y añade que el tratamiento odontológico consiste en "la colocación de férulas de descargas para acabar con el ciclo del bruxismo, ya que al apretar los dientes se refuerzan los músculos maseteros, los encargados de realizar esa presión sobre los dientes". La gingivitis. Esta patología se produce por "un exceso de placa y sarro en los dientes, por un empaste desbordante que presione la encía o por la presencia de cualquier agente que la irrite", explica el odontólogo, y avanza que la solución es "una limpieza de dientes y liberar esta parte de la boca de cualquier presión". La periodontitis. "Quienes padecen esta patología sufren una inflamación en la parte que sujeta la raíz del diente, producto de una gingivitis no tratada. Las piezas bucales empiezan a moverse, y se produce un defecto en el ápice del diente", explica Rasal, quien asegura que "también puede darse por una caries muy profunda". "El tratamiento en estos casos depende de la gravedad de la enfermedad", concluye.Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios