Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Cinco claves para reducir el colesterol

Los expertos explican que solo con la adopción de hábitos de vida saludables podemos disminuir de manera notable el exceso de este índice.

Más de 3 millones de españoles practican el 'running'. Un 63% son hombres y el 37% restante, mujeres.
Practicar ejercicio físico durante media hora es fundamental para reducir el colesterol.
HA

Más de la mitad de la población española tiene colesterol alto. Esta molécula, presente en las células y circulando por la sangre, es esencial en el organismo, pero unos niveles demasiado altos pueden desembocar en enfermedades cardiovasculares. Concienciar de los riesgos y mejorar el control de la hipercolesterolemia, uno de los factores más determinantes en el desarrollo de dichas enfermedades, son los principales objetivos que la Fundación Española del Corazón se ha marcado para este mes de septiembre, con una campaña de concienciación que recorrerá toda España.

Desde la entidad apuntan que el colesterol está alto cuando es mayor de 200 mg/dl. Sin embargo, las personas que ya han padecido enfermedad cardiovascular o tienen alto riesgo cardiovascular por otros motivos (por ejemplo, son grandes fumadores o muy sedentarios) deben tener cifras mucho más bajas. El doctor Carlos Macaya, presidente de la FEC, apunta que “resulta imprescindible la adopción de hábitos de vida saludables para mantener las cifras de colesterol a raya. Es cuestión de ir adquiriendo una actitud responsable para atajar el problema, ya que existen soluciones para controlarlo”.

Lo primero que debemos hacer es medir nuestros niveles de colesterol de vez en cuando; "por ejemplo, una vez cada cinco años en la edad adulta", y si está elevado tomar medidas.

¿Cuáles son esos trucos para reducir el colesterol?

Tomar abundantes frutas y verduras, así como alimentos ricos en fibra, como las legumbres y panes integrales. Reducir la carne roja y procesada (embutidos, salchichas, etc.) y los productos con mucho azúcar añadido (refrescos y bollería). Usar aceites sanos, como el de oliva, o en su defecto de soja o maíz. Reducir la cantidad de sal (la sal añadida en la mesa y en el cocinado) ayudará a disminuir el riesgo cardiovascular aunque no baje el colesterol. Caminar a ritmo ligero (o adaptado a la capacidad de cada uno) durante, al menos, media hora cada día.Si a pesar de seguir estas recomendaciones, el colesterol sigue elevado, “hay que acudir al médico para que valore si es necesario tomar medicamentos”, concluye Macaya.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión