Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

¿Cuánto tiempo necesitamos dormir? Un método para calcular el ciclo de sueño

Aunque en términos generales se recomienda dormir ocho horas, hay personas que pueden necesitar más o menos tiempo para descansar.

Un buen ciclo de sueño nos ayuda a reestablecer nuestro equilibrio físico y psicológico.
Un buen ciclo de sueño nos ayuda a reestablecer nuestro equilibrio físico y psicológico.
Yanalya/Freepik

Un tercio de nuestra vida lo pasamos durmiendo. Es lo que más hacemos a lo largo del día y por eso es tan imprescindible en nuestra vida. La falta de sueño -o el exceso del mismo- no sólo puede afectar a nuestro rendimiento y estado de ánimo, sino también a nuestra salud. De hecho, las enfermedades coronarias, la depresión o los ictus pueden venir provocados por un mal hábito de sueño.

A esto se suma que los problemas a la hora de descansar son cada vez más habituales, especialmente entre joven, provocados por el uso de smartphones y tablets antes de dormir.

Para evitar todo esto, es necesario tener un buen hábito de sueño y conocer cuánto tiempo necesita nuestro cuerpo para recargar pilas. Michael Breus, doctor y psicólogo especialista en sueño, explica que cada persona tiene un ciclo de sueño diferente de acuerdo a su genética. En concreto, Breus diferencia entre cuatro tipos de sueño, que ha bautizado con nombres de animales: delfín, león, oso y lobo.

Delfín son aquellas personas que tienen un sueño ligero y se despiertan fácilmente; león, los que se levantan muy pronto y con mucha energía; oso, los que necesitan dormir mucho y siempre se levantan cansados; y hombre-lobo, los que ven imposible despertarse antes de la 9 de la mañana y son mucho más activos por la noche.

Independientemente del tipo de sueño que se tenga, Breus  establece un método muy sencillo para saber cuánto necesitamos dormir y no levantarnos cansados por haber dormido mucho o muy poco. Este proceso consiste en dormir siete horas y media durante diez días, siempre con la misma hora para irse a dormir y para levantarse. Si el día 10, la persona se levanta antes de que suene el despertador, entonces está durmiendo las horas necesarias. Si por el contrario, pasados los diez días, uno se levanta más tarde, hay que añadir media hora más a nuestro tiempo de sueño hasta que logremos levantarnos antes de que suene el reloj.

Aunque no se trata de un método científicamente comprobado y puede que no funcione a todo el mundo, llevarlo a la práctica cuesta muy poco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión