Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Al menos 200 familias en Aragón, en el "limbo de la Dependencia"

Es el caso de Ana Isabel, Manuel, Joaquín y Yolanda. Cuatro de los 200 afectados que se han inscrito ya en la lista de espera de Dependencia que elabora Marea Naranja.

Ana Isabel y su madre, de 98 años, a quien se le reconoció en 2012 una dependencia severa. Estuvieron más de dos años en lista de espera.
María Isabel y su madre, de 98 años, permanecen a la espera de una ayuda por dependencia desde 2011
Heraldo.es/Archivo

María de los Ángeles Torrijo García tiene 98 años y lleva más de dos a la espera de una ayuda por dependencia. En 2012 el PIA (Plan Individual de Atención) le reconoció una dependencia severa (de grado III, nivel I) y a fecha de hoy su familia todavía no ha recibido respuesta. "Nos dicen que está todo paralizado, que no se concede nada y mientras, vamos haciendo sacrificios con el sueldo de mi marido y el mío para pagarle una residencia privada ", cuenta su hija Ana Isabel, funcionaria jubilada.

El suyo es uno de los 200 casos de afectados por los retrasos que ha recogido en apenas una semana Marea Naranja, tras realizar en su web un llamamiento para elaborar una lista de espera de la Dependencia en Aragón. El objetivo, indican, es presentar a la DGA este listado para tratar de acelerar el expediente de aquellas personas que aun teniendo reconocida la dependencia, todavía no reciben ningún tipo de ayuda. "Hay obligación de que el IASS resuelva estos casos y, al no hacerlo, las familias no pueden contar con ningún tipo de ayuda o servicio", denuncian fuentes de este colectivo.

Las esperas en algunos casos superan los tres años y, entre trámites y burocracia, son varios los familiares que afrontan el deterioro de sus mayores sin recibir una resolución por parte del IASS. "Mi madre, enferma de alzhéimer, lleva en lista de espera desde 2011, cuando recibimos la notificación del nivel II, grado II por parte de la DGA", explica el zaragozano Manuel Ruiz Díez. Ahora María Luz, de 82 años, ya no se levanta de su silla de ruedas y necesita ayuda para comer, vestirse, asearse e ir al baño. "Debido a la burocracia mi madre está peor. Teníamos que haber tenido una revisión nueva porque el grado de dependencia ha aumentado? pero llevamos desde el mes de enero que presentamos la última documentación sin ningún tipo de respuesta", denuncia Manuel.

"Llevamos tres valoraciones y ninguna respuesta"

Las prestaciones por servicio son, según fuentes de Marea Naranja, las que más problemas presentan para su concesión. Yolanda Lanza, madre de un niño de 11 años con discapacidad psíquica y dependiente de grado II, asegura que lleva ya tres valoraciones hechas por parte del IASS y ninguna respuesta a su petición. "Presenté una serie de documentos para que nos autorizaran cuidados en el entorno y está parado desde 2011. Nos dicen que no hay dinero para nada", relata esta afectada, que ha presentado una queja por escrito esta misma semana.

En una situación parecida se encuentra Joaquín Altemir, padre de otra niña de 16 años con discapacidad intelectual. Desde que se dictó el fallo de su dependencia han pasado ya 31 meses y todavía no han obtenido respuesta. "A los padres con niños así se nos debería de llevar de la mano... Y, sin embargo, nos encontramos solos y perdidos contra los gigantes de la burocracia", lamenta este zaragozano.

En el espacio de Derechos Sociales de Marea Naranja encuentran todos ellos una oportunidad para que su caso pueda conseguir al fin una resolución por parte del IASS. "La directora del Instituto Aragonés de Inserción (IASS) se comprometió a que si recibía un listado de estas personas, se comprobaría caso por caso cuál es la dificultad de estas para no entrar en el sistema de la Dependencia", afirman fuentes de este colectivo. Ante el gran interés que ha despertado la iniciativa, Marea Naranja ha ampliado el plazo de presentación de documentación hasta el próximo 4 de junio.

Etiquetas