Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Salud

Cerco a la proteína clave en la Psoriasis

Nuevos tratamientos biológicos más eficaces y seguros que logran mayor blanqueamiento de la piel.

A pesar de lo que indica a simple vista, la psoriasis no es solo una enfermedad de la piel. Las escamas, la inflamación y el picor son solo la punta del iceberg de una patología sistémica, crónica y sin cura, que se manifiesta cuando el ciclo vital de las células cutáneas se ve alterado por detonantes ambientales y factores genéticos.

Tanto es así, que el debate científico entre los dermatólogos de todo el mundo pone el foco en las denominadas comorbilidades, es decir, las enfermedades que desarrollan los pacientes de psoriasis como la artritis psoriásica, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la depresión.

Y no solo es eso. Tal y como indica el doctor José Luis Sánchez Carazo, dermatólogo del hospital General de Valencia, conlleva un impacto psicosocial "enorme", ya que afecta de manera importante a la calidad de vida de los pacientes, más que en el caso de otras enfermedades que gozan de una mayor sensibilización social.

En datos, de los 125 millones de personas que la padecen en el mundo, un 75% dice sentirse poco atractivo; un 54%, deprimido; y un 8%, limitado a trabajar en casa.

Pero si hay un porcentaje que llama la atención en las estadísticas disponibles sobre esta enfermedad es el descontento mostrado por los pacientes con respecto a las terapias disponibles. La mayoría consiste en cremas, geles, fototerapia y medicamentos sistémicos, cuya toxicidad a largo plazo deja un importante margen de mejora. Entre un 40 y un 50% de las personas en tratamiento se muestra decepcionado con los resultados, de ahí que se dé un alto grado de abandono terapéutico.

Pero esto va a cambiar. Durante el XXII Congreso de la Asociación Europea de Dermatología y Venereología (EADV, por sus siglas en inglés), fueron presentados los resultados de un ensayo realizado con una nueva generación de fármacos biológicos que aportan mejores resultados para los pacientes de psoriasis, en un marco más seguro. Esto es, con menos efectos secundarios. "No hay que olvidar que, por ahora, la psoriasis no tiene cura, pero con los nuevos fármacos biológicos se logra en un alto porcentaje el blanqueamiento casi total de la piel del paciente", afirma Lluis Puig, dermatólogo del hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de Barcelona.

Para el avance de estos tratamientos ha resultado clave la identificación de una proteína (la denominada IL-17A), que tiene un papel fundamental en el desarrollo de enfermedades inmunes como la psoriasis. Durante el citado congreso, la farmacéutica Novartis presentó los resultados de un ensayo llevado a cabo con un anticuerpo humano (el secukinumab) que modula la actividad de la citada proteína de forma selectiva, esto es, sin afectar a otras capacidades del sistema inmune del organismo. Es el primer agente dirigido a esta proteína con resultados disponibles en fase III. "A las doce semanas de tratamiento en ensayo clínico, el 80% de los pacientes reduce sus síntomas en un 75%. En poco más de un año, el 50% de los pacientes, un 90%; y los síntomas desaparecen en ese mismo periodo en un 30% de los enfermos", apunta Puig.

Antes de que acabe el año, tal y como indicó el director del programa de psoriasis de Novartis, José María Giménez Arnau, se llevarán a cabo los trámites administrativos necesarios para que el tratamiento esté en el mercado, "si todo va bien, a principios del año que viene". Será en forma de inyectable y se aplicará una vez al mes. Lo que los pacientes piden es mayor eficacia y seguridad. Y la nueva generación de fármacos biológicos está cerca de lograrlo. "Para nosotros, el objetivo es que la persona no se acuerde de que tiene la enfermedad", concluye Giménez Arnau.

Volver al suplemento de salud.

Etiquetas