Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Sanidad

Aragón quiere liderar la lucha contra la anorexia y la bulimia

El director general de Consumo ha propuesto no penalizar a los consumidores e internautas, sino regular para que las grandes compañías que operan en Internet controlen sus contenidos.

El director general de Consumo, Sergio Larraga, ha adelantado este jueves en las Cortes que Aragón pretende liderar la lucha contra la apología de la anorexia y de la bulimia en la red, después de que se haya comprobado la proliferación de este tipo de sitios web y que, por tanto, la regulación actual sea "insuficiente".

Así lo ha planteado Larraga durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, Servicios Sociales y Familia, donde ha constatado que estas enfermedades mentales suponen "un problema social in crescendo", que genera graves consecuencias que pueden llegar incluso al suicidio.

Para ello, en su departamento se han fijado en los precedentes de otros países, como Alemania y Francia, y ha propuesto no penalizar a los consumidores e internautas, sino regular para que las grandes compañías que operan en Internet controlen sus contenidos y, en lugar de simplemente borrar ciertas páginas cuando se requiera, no permitan que se alojen en la red desde un primer momento.

Asimismo, el director general ha apuntado a una posible reforma del Código Penal para tipificar estos delitos o incluso equipararlos a otros como la pornografía infantil o la difusión de contenidos racistas o xenófobos, pero se ha mostrado partidario de hacerlo con consenso y con un respeto riguroso a las libertades.

En total, han revisado 162 espacios web, de los que solamente el 17% son españoles, pero la ausencia de fronteras en este campo y la gran cantidad de contenidos que se generan en lengua castellana hacen aún más complicado el control, además del anonimato con el que se opera en la red y la facilidad de acceso que tienen los menores.

Además, Larraga ha afirmado que están observando una ampliación en los colectivos afectados, tradicionalmente chicas de entre 15 y 20 años, y que se está extendiendo a los hombres y a las mujeres de hasta 41 años, muchas de ellas con estudios superiores, casadas o con hijos.

En cuanto al acceso, ha señalado que algunos blogs incluyen advertencias, pero que son "claramente insuficiente" y que incluso algunos rotulan sin tapujos: "Este es un blog pro-Ana, pro-Mía", en referencia a los nombres con los que se conoce a la anorexia y a la bulimia en estos círculos.

En estos espacios no hablan de las enfermedades, sino de "princesas y príncipes", dan consejos para engañar a padres, médicos o profesores, e incluso llegan a organizar carreras para perder peso, fomentan el ayuno en sentido literal, dietas sin ningún tipo de control médico o la autolesión, que pueden desencadenar depresión, problemas familiares y hasta el suicidio.

Además, no solo difunden fotografías de celebridades caracterizadas por su delgadez, sino que también comparten imágenes propias de los miembros de estas redes.

Ante ello, Sergio Larraga ha dicho que se han dirigido a varios portales y buscadores, de los que han recibido una respuesta "no receptiva" escudándose en la libertad de expresión.

Tras su comparecencia, el director general de Consumo del Gobierno de Aragón ha encontrado el apoyo de la totalidad de los grupos de la Cámara.

Por parte del Grupo Popular, Carmen Susín ha reiterado que la generalización del uso de Internet y la falta de control de los contenidos puede tener "consecuencias muy negativas" y ha calificado los contenidos e imágenes de los sitios web citados como "verdaderamente escalofriantes".

Asimismo, ha apuntado a la moda, el cine y los medios de comunicación como el origen de estos modelos nocivos, en lo que ha coincidido con la portavoz de CHA, Nieves Ibeas, quien ha indicado que "hay fórmulas" para trabajar, ya que la Constitución recoge que corresponde a los poderes públicos tutelar la salud pública, pero que "el trabajo es tremendo".

En este sentido, la diputada nacionalista ha señalado que los envíos a través de correo electrónico o mensajería instantánea son "muy difíciles de controlar" y ha instado a actuar también contra la proliferación de fármacos relacionados con el adelgazamiento rápido y en lo relativo a las tallas en algunas tiendas porque "algunas medidas son inhumanas".

Por su parte, el socialista Eduardo Alonso ha puesto el énfasis en apoyar a las asociaciones que trabajan en este ámbito y colaborar con ellas, así como a centralizar los esfuerzos en mentalizar a los jóvenes, en lo que también ha incidido Manuel Blasco, del PAR, quien a pesar de considerar que el problema es complicado de resolver, ha asegurado que "hay que hacer un esfuerzo" y modificar el Código Penal en lo relativo a Internet.

La portavoz de IU, Patricia Luquin, ha constatado que "no cuesta nada" acceder a contenidos que hagan apología de la anorexia o la bulimia y ha reconocido que es necesaria una acotación legal en esta materia, pero que ve "muchísimas dificultades" por el carácter internacional de la red y por el complejo debate entre dónde está la línea roja que separa la libertad de expresión de la apología.

Volver al suplemento de salud.

Etiquetas