Aragón
Suscríbete

¿Quién está dispuesto a liderar ahora a este PSOE?

Uno de los nombres que más suenan es el de Susana Díaz y también el de la catalana Carme Chacón.

En los últimos meses han sido muchos los nombres barajados como candidatos a ser el nuevo cartel electoral del PSOE, pero la inesperada convocatoria de un congreso federal extraordinario suscita un interrogante: ¿quién está dispuesto a hacerse con las riendas de un partido en sus horas más bajas?

Contra todo pronóstico, y tras la dura derrota de ayer en las elecciones europeas, la Ejecutiva Federal, a propuesta del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acordado convocar el congreso extraordinario para los días 19 y 20 de julio.

Aunque Rubalcaba ha confiado en rueda de prensa en que la elección de una nueva Ejecutiva no interfiera en el proceso de primarias, previsto para noviembre, ya se han levantado numerosas voces alertando del riesgo de que finalmente se descarte esa fórmula para elegir al candidato a la Moncloa.

O también de que desvirtúe de tal modo el proceso y acabe siendo una mera ratificación del nuevo secretario general como candidato a las elecciones generales, sin otros aspirantes. Porque, ¿quién se atreverá a competir con un líder recién elegido?. ¿Y si el secretario general no es el votado por los ciudadanos?.

En ese escenario, varias fuentes han alertado ya de que los hipotéticos aspirantes a las primarias tendrán que dar también un paso al frente ahora y presentarse al congreso, si no quieren quedar descolgados del proyecto.

Sea como sea, todavía está por ver quién estaría interesado en hacerse con las riendas de un PSOE que acaba de sufrir la peor derrota en las urnas desde la Transición.

Aunque ella siempre ha dicho que su interés está en Andalucía, lo cierto es que Susana Díaz está en boca de todos como el principal referente este lunes por este lunes del PSOE y más después de sus palabras de ayer tras conocerse los resultados del 25M: "Éste es el primer fruto del nuevo tiempo que prometí".

No sólo preside la federación socialista más potente, sino que también es la única que ha derrotado claramente al PP en las elecciones de ayer, un examen que algunos sectores socialistas interpretan como una legitimación de su gestión al frente de la Junta y del PSOE-A.

Sus hipotéticos defensores recuerdan que tampoco José Luis Rodríguez Zapatero se había sometido antes al escrutinio directo de los electores y que, al igual que Díaz, sólo se había presentado por su provincia. Por contra, sus detractores temen que con Díaz en la Secretaría General tengan que decir adiós a las primarias.

Otra mujer que podría convertirse en la primera líder del PSOE es la catalana Carme Chacón, que ya lo intentó contra Rubalcaba en el congreso federal de Sevilla de 2012, que perdió por 22 votos.

Chacón se marchó en septiembre pasado a Estados Unidos a trabajar -ha vuelto unos días en el tramo final de la campaña electoral- y la convocatoria del congreso extraordinario puede trastocar sus planes de quedarse en Miami hasta finales de junio; si decide concurrir al congreso, tendrá que adelantar su regreso definitivo a España.

"Sólo si primero nos abrimos a la sociedad, la sociedad se abrirá a nosotros. El cambio empieza por nosotros", ha escrito esta mañana en su cuenta de Twitter, con una etiqueta en la que apostaba por las primarias abiertas.

En principio, las quinielas le otorgan más opciones en unas primarias que en un congreso federal, habida cuenta de que en este tiempo se han enfriado sus relaciones con varias federaciones que la apoyaron hace dos años.

Uno de los más beneficiados por la decisión de la Ejecutiva Federal de este lunes es el lehendakari Patxi López, quien, de hecho, es el único que se ha pronunciado abiertamente y ha sido para apoyar el congreso.

Siempre se ha especulado con que tenía un pacto secreto -o no tanto- con Rubalcaba en virtud del cual el secretario general le cedería el testigo antes de que llegaran las primarias.

Hace unos días, en un mitin en Durango junto con la cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, López dijo: "Yo también soy socialista y he venido a cambiar el mundo".

El secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, que ha trabajado estos meses discretamente para presentarse a las primarias, ha confiado este lunes en que se mantenga el proceso.

"Mi esperanza está en el proceso de primarias, en la apertura" del partido", ya que ahí está la clave para que los socialistas vuelvan a ser "alternativa de Gobierno", ha dicho después de asistir a la reunión de la Ejecutiva.

Dentro, según fuentes consultadas, ha advertido del riesgo de defraudar aún más a los ciudadanos si finalmente el congreso federal fagocita las primarias.

El último en llegar a la carrera de las primarias fue el diputado por Madrid Pedro Sánchez, coordinador junto a la secretaria federal de Participación y Redes, María González, de la Conferencia Política de noviembre.

Formó parte del círculo de confianza del exvicesecretario general del PSOE José Blanco y su movimiento en los últimos meses, de hecho, se ha vinculado con intereses del otrora poderoso gallego.

Sánchez se ha recorrido 30.000 kilómetros en este año sondeando sus posibilidades y fuentes de su entorno han asegurado varias veces que está preparado para dar el paso.

En pocos días todos ellos tendrán que poner sus cartas sobre el tapete.

Etiquetas