Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Tercer Milenio

Opinión

Diseño industrial

OPINIÓNACTUALIZADA 19/04/2021 A LAS 05:00
El diseño industrial es clave para la competitividad de las empresas.
El diseño industrial es clave para la competitividad de las empresas.
Krisis'21

Sin diseño no hay innovación. Así de rotundo lo declara el director del Centro Aragonés de Diseño Industrial (CAD), Juan Manuel Ubiergo, en una entrevista publicada ayer en este diario. Su experiencia al frente de esta entidad, que fue creada en 1997 y que depende de la consejería de Industria, le permite ser consciente de cuánto influye un diseño bueno o malo en la evolución de las empresas. «Se podrán tener aspiraciones de innovar o se podrán realizar verbalizaciones de esa innovación, pero sin diseño no se concretan», remacha Ubiergo, que lamenta que poco menos de un 50% de las compañías aragonesas no consideran aún el diseño entre sus prioridades.

El director del CADI presentó la semana pasada su libro ‘Érase una vez el diseño... Reflexiones de un adepto recalcitrante’, en un evento en el que participaron los representantes de varias de las empresas que de una u otra manera se han beneficiado de las acciones puestas en marcha por el propio Ubiergo y su equipo. Directivos de Enarco, Araven, Grandes Vinos y Viñedos, Atades, Pikolin, IDE Electric y Bitbrain dieron cuenta de lo que han hecho en esta materia en los últimos años y cómo sus acciones se han traducido en resultados.

«Hemos hecho diseños que ayudan a la ergonomía», destacó David Gascón, de Enarco, fabricante de equipos y maquinaria ligera para construcción. «Yo soy un militante del diseño», apuntó por su parte José Antonio Briz, de Grandes Vinos, que recordó cómo esta firma de Cariñena está obligada a sacar dos o tres productos nuevos al año con diseños innovadores. «Si estamos donde estamos es gracias al diseño», señaló María López, de la empresa de neurotecnología Bitbrain.

La jornada de presentación del libro de Ubiergo dio oportunidad de hacer un balance sobre lo que se ha hecho en materia de diseño industrial en Aragón en los últimos 30 años, un periodo de tiempo en el que hay esencias que se mantienen, pero también cosas que han cambiado. En los últimos tiempos, como apunta el director del CADI en la entrevista, hay cambios relativamente recientes que han llegado para quedarse, como el de velar por la sostenibilidad de lo diseñado, aunque matiza que siempre han estado en el ADN del diseño.

Esa cuestión, precisamente, fue la que más centró la atención del último encuentro de profesionales que organiza el CADI, el Diseña Fórum, que tuvo lugar en octubre del año pasado y que se celebró por primera vez de modo telemático. El diseño industrial, se recalcó, afronta hoy como un reto ineludible sacar productos más amigables con el medio ambiente. Es decir, menos contaminantes, que se puedan reciclar, y que cumplan el máximo número posible de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Participaron en ese foro, entre otros, profesionales de empresas como Ecoalf, del sector textil, cuyo fundador, Javier Goyeneche, está convencido de que a los consumidores cada vez les importa más cómo se hace un producto. Los productos reciclables, «que tenían cierta mala prensa hace años», dijo entonces a este diario, son hoy más aceptados por el gran público.

Al margen de las buenas intenciones, que siempre están bien, si algo deben tener claro quienes diseñan productos de todo tipo es a qué público se dirigen. Gus Desbarats, canadiense de la firma británica Alloy que participó en el Diseña Forum de Zaragoza de 2017, indicó entonces que los diseñadores deben anticiparse a la conducta humana con la visión puesta en la innovación. «Nos toca siempre pensar: ¿Y ahora qué hay que hacer? No tanto crear objetos, sino pensar más en la experiencia del cliente», aseguró. Una máxima que valía entonces y que seguirá siendo vigente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión