Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Tercer Milenio

Opinión

¡Siempre estaremos ahí!

Por
  • M. Blanca Ros
OPINIÓNACTUALIZADA 27/05/2020 A LAS 02:00
Trabajo de laboratorio en la Universidad de Zaragoza
Trabajo de laboratorio en la Universidad de Zaragoza
Laura Uranga

Nunca antes la ciencia, la investigación y sus profesionales habían ‘disfrutado’ de tanta publicidad positiva. ¿El motivo? Un virus de apenas 120 nanómetros de diámetro que ha puesto ‘patas arriba’ nuestra forma de vida, al originar una crisis sanitaria sin precedentes que ha resquebrajado nuestro caparazón de seguridad y normalidad.

Salvo deshonrosas excepciones, los políticos han fundado sus decisiones en la ciencia, la investigación y sus artífices. Los aspectos científicos han atraído y priorizado la atención de medios de información y de la población. Informaciones u opiniones de investigadores, reportajes o debates científicos argumentan análisis e instrucciones relacionadas con la covid-19. Términos como virus, pandemia, vacuna, PCR o inmunidad están en todo tipo de manifestaciones de la ciudadanía y, con todo ello, los que trabajamos en el ámbito científico sentimos y agradecemos el reconocimiento, confianza y esperanza depositada, aun reclamando prudencia y huir de sensacionalismos.

Desde el inicio de la alarma sanitaria, los investigadores han puesto a disposición de las autoridades sanitarias laboratorios, equipos, material sanitario y personal especializado. En menos de dos meses, las comunidades autónomas han podido contar con más de 70 nuevos laboratorios de pruebas PCR para el diagnóstico de covid-19, validados por el Instituto de Salud Carlos III, e implicando principalmente a universidades públicas.

La ciencia y los investigadores son parte crucial de programas y proyectos colaborativos que han surgido para minimizar el impacto de esta pandemia en el ámbito sanitario, educativo y social, financiados con más de 34 millones de euros de instituciones, organismos, empresas o entidades financieras nacionales.

Los científicos españoles han aceptado el desafío de este coronavirus con motivación, tesis e ideas para pelear desde muy diferentes frentes. Convocatorias como el Fondo Covid-19 del Instituto de Salud Carlos III y el Ministerio de Ciencia e Innovación han financiado con 24 millones de euros más de 127 propuestas, en buena parte a desarrollar en universidades o por sus investigadores. CRUE Universidades Españolas, formada por un total de 76 universidades españolas, en colaboración con el CSIC y Banco Santander, han dedicado 8,5 millones de euros a investigar sobre la covid-19.

Mejor conocimiento del virus, propuestas de vacuna, terapias, técnicas de diagnóstico, desarrollo de equipos y de elementos de protección, vigilancia y modelización epidemiológica, dimensión ecológica o impacto social de la pandemia, evaluación del bienestar emocional y físico de los ciudadanos durante el confinamiento son solo algunas de las múltiples iniciativas covid-19 que se han impulsado en la Universidad de Zaragoza en estos 100 días de estado de alarma, gracias en parte a estos fondos nacionales.

Pero esta rápida respuesta y confianza en la ciencia y nuestros investigadores en estos momentos de crisis es posible porque hay una trayectoria científica consolidada y de calidad, con demasiada frecuencia poco escuchada y, en España, mal financiada. El trabajo científico y la formación de investigadores requieren de tiempo, recursos humanos, equipamiento y condiciones adecuadas de trabajo, siendo cardinal la estabilidad de financiación. Defender y promover la ciencia y la investigación exige ‘creer’ en ellas y en que son la garantía de futuro.

Los niños y jóvenes están siendo testigos y sujetos de los efectos de esta pandemia y me esperanza pensar que, con su natural y gran capacidad de aprendizaje, están entendiendo que para que una sociedad funcione se necesita de las habilidades y profesionalidad ¡de todos!; e ilusiona que en algunos de ellos se haya sembrado el interés y motivación por la ciencia y la investigación, al descubrir que son imprescindibles para afrontar retos como los que hoy está planteando la covid-19. ¡La ciencia y los investigadores siempre han estado, están y estarán ahí, al servicio de la sociedad!

M. Blanca Ros Catedrática de Química Orgánica y vicerrectora de Política Científica de la Universidad de Zaragoza

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión