Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

‘Latas’, de la compañía D’Click, premio Marcelino al mejor espectáculo de circo aragonés

La Raspa, Pablo Giménez, Marta Clement y la Escuela de Circo Social Zaragoza recibieron otros premios en la gala

Daniel Blasco, durante su actuación en la gala de los premios Marcelino Orbés.
Daniel Blasco, durante su actuación en la gala de los premios Marcelino Orbés.
José Miguel Marco

Hace años que el circo aragonés vive una rara paradoja: económicamente quizá sea la más endeble de las artes escénicas; pero, desde el punto de vista artístico, está experimentando un luminoso renacimiento. La paradoja quedó completamente desnuda este sábado en la gala de los Premios Marcelino Orbés, celebrada sobre el escenario del Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter.

Como espectáculo, la gala fue una pequeña maravilla. Únicamente la deslució el hecho de que la mayoría de los galardonados este año no acudieron a recoger sus premios. Tenían trabajo en otros puntos y los efectos de la pandemia han sido tan devastadores que no está la cosa como para perder una actuación. Se les aplaudió en ausencia igualmente.

El premio a la Joven Promesa ha recaído este año en Pablo Giménez, trapecista y acróbata de apenas cuatro años de trayectoria circense. Recogió el premio en su nombre David Jaled, que leyó unas palabras suyas: "El circo me ha enseñado humildad y disciplina; es un lugar donde todos cabemos y disfrutamos", dijo.

El Mejor Espectáculo de 2022, categoría a la que concurrían una docena de candidaturas, ha sido para ‘Latas’, de la compañía D’Click, que ya ha llevado a escena antes espectáculos tan sólidos y mestizos (circo y teatro) como ‘Isla’ o ‘Sed’. Sus componentes, Ana Castrillo, Javier Gracia y Hugo Gauthier, enviaron a la gala un mensaje de agradecimiento grabado. Recogio el galardón Pilo Gallizo.

El Premio al Mejor Número de Circo de 2022 ha recaído en ‘Yin Yan', de Marta Clement. Lo recogió la madre de la artista, Mercedes Lacambra, que destacó el trabajo y el sacrificio de su hija en los últimos años.

La distinción a la Trayectoria ha sido este 2022 para Circo La Raspa, que ha cumplido 15 años y, como compañía, está plenamente consolidada en el panorama nacional. Recogió su galardón Diana Alonso, del equipo de producción.

Y el último premio de la noche, el Marcelino Orbés a la Mejor Iniciativa para la Promoción del Circo aragonés, ha sido para la Escuela de Circo Social Zaragoza. Se trata de una iniciativa valiente y solidaria, una escuela de circo pedagógica y artística con una firme voluntad de transformación social del entorno y de su comunidad. Sus cifras son elocuentes: 155 alumnos en formación regular anual, 1.570 iniciados en el circo, 6.410 espectadores... Hoy, doce años después de su formación, el proyecto lo pilotan Rebeca Pena, Mónica Marco, Iván Benito, Javier Gracia, Ana Castrillo, Hugo Gauthier y Paula Pons. Solo los tres primeros pudieron acudir este sábado a la gala para recoger su premio. "No es fácil el camino del circo, por eso nos gustaría ser más reconocidos –reivindicó Rebeca Pena– No se nos da la importancia que tenemos".

El jurado estuvo formado por Ramón Karoli e Ignacio Pons, artistas circenses; Diego Piñeiro, diputado delegado de cultura de la DPT; Vita Ventura, directora del programa ‘La buena vida’, de Aragón Radio; y Begoña Puértolas, técnica de Cultura de la DPH. El festival se cierra este domingo en el Punter (17.30) con el espectáculo ‘Ekilibuá’, de Maintomano, del que se vio un anticipo en la gala.

Actuaron también Daniel Blasco con sus diábolos; Toni Gutiérrez a la cuerda lisa; e Insomnia INC y su número malabar. Cerró el espectáculo la Compañía Marilolis, que ganó el año pasado el premio al mejor número y quedó claro por qué. Sus acrobacias al trapecio son un alarde de técnica, sincronización y delicadeza. Un lujo. Como el de tener de presentadora a la desopilante y torrencial Patricia Coronas. Generó cientos de carcajadas y resumió el espíritu de la noche: "Larga vida al circo y a la gente buena".

Un futuro prometedor

"Siempre habíamos soñado con cumplir algún día diez años y lo hemos conseguido". Así resumía ayer Mario Cosculluela, director del Festival de Circo Ciudad de Zaragoza, la gala de entrega de los premios Marcelino Orbés. Los galardones se inscriben en el festival, que ya va por la novena edición, y para ambos Cosculluela quiere un 2023 más ambicioso. Pero ayer, al término de la gala, era el momento de hacer diagnóstico de la salud del sector. "Se nota mucha progresión en las compañías aragonesas en los últimos 10 años –subrayaba Cosculluela–. Hay más diversidad, variedad e investigación. Y se nota también que las compañías aragonesas están saliendo mucho fuera de la comunidad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión