Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

El Ayuntamiento calcula que el Vive Latino dejó 3.800.000 euros en Zaragoza

La DGA quiere que en próximas ediciones del festival haya un espacio reservado a la música aragonesa.

Público en la segunda jornada del Vive Latino en Zaragoza.
Público en la segunda jornada del Vive Latino en Zaragoza.
Francisco Jiménez

El Vive Latino, celebrado en el recinto de la Expo el primer fin de semana de este mes, ha dejado en Zaragoza 3.829.000 euros, según los cálculos del Ayuntamiento. Los ha comunicado esta mañana la vicealcaldesa responsable de Cultura, Sara Fernández, para quien “estas cifras avalan que intentemos que el festival repita en 2023 en la ciudad”. “A nivel cultural estamos trayendo figuras nacionales e internacionales y además implica un gran impacto económico”, ha dicho.

Las cuentas municipales se basan en las cifras aportadas por la organización: fueron 33.736 las entradas contabilizadas entre el 2 y el 3 de septiembre, 16.103 el viernes y 17.633 el sábado. El público zaragozano fue muy mayoritario: solamente un 32% de ese registro correspondía a personas llegadas de fuera. El estudio calcula los gastos de tres días y establece que cada uno de estos visitantes gastó 511 euros: en total, 2.764.526.

En el Vive Latino trabajaron casi 1.000 personas en las tareas de montaje y en la prestación de distintos servicios. La estimación es que aquellos que vinieron de fuera de la comunidad autónoma estuvieron aquí cinco días de media, gastando cada jornada 130 euros: en total, 114.400.

Y por último, se tiene en cuenta el gasto dentro del festival y lo invertido por la organización en empresas y personal de Zaragoza: salarios de trabajadores, consumo en las barras y puestos de comida, publicidad… Según el Ayuntamiento, son otros 950.000 euros.

Sara Fernández ha presumido también del valor que ha tenido el festival para la ciudad en imagen exterior con estos números: 14 millones de impresiones y 112 millones de interacciones en redes sociales, 1,2 millones de impresiones a través de ‘banners’ en sitios web y 305.000 usuarios en la página del festival. “Los datos avalan la apuesta de este equipo de gobierno. El Vive Latino ha puesto a Zaragoza en el mapa a nivel cultural y como un atractivo económico y turístico”, ha apuntado la vicealcaldesa, quien ha destacado la satisfacción de los organizadores y de quienes actuaron por esta primera edición en la ciudad, aunque ha aclarado que todavía no está asegurada la celebración de otras en el futuro y que las negociaciones a tal efecto comenzarán tras las fiestas del Pilar. “En las próximas semanas tendremos que acordar algo porque es un festival en el que con meses de antelación se anuncia el cartel y salen a la venta los abonos y las entradas”.

El Gobierno de Aragón, que igualmente ha colaborado en la organización del Vive Latino, también aspira a que repita aquí. “Estamos muy satisfechos por el impacto positivo que ha tenido en la ciudad de Zaragoza y en la comunidad autónoma y estamos apoyando esta continuidad”, ha dicho Víctor Lucea, director general de Cultura.

La DGA, en esas negociaciones que pronto debieran abrirse, va a proponer que en las próximas ediciones del festival se reserve un espacio para la música aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión