Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

CINE Y TEATRO. OCIO Y CULTURA

Charo López: "Querría volver a subir a un escenario para hacer comedia de nuevo"

La actriz de Salamanca recibe hoy uno de los premios del Festival de La Almunia con Gonzalo Suárez, Alberto Castrillo-Ferrer y Laura Gómez Lacueva

Charo López elige de su trayectoria: 'Los gozos y las sombras', 'Tengamos el sexo en paz' y 'Secretos del corazón'.
Charo López elige de su trayectoria: 'Los gozos y las sombras', 'Tengamos el sexo en paz' y 'Secretos del corazón'.
José Miguel Marco.

¿Cómo recibirá hoy el premio de La Almunia de Doña Godina?

Con mucha alegría porque es un premio muy bonito. Tiene que ver con el cine, es un premio que nunca he recibido. Y, además, me parece una suerte porque con tantos premios como tengo y como tiene Gonzalo Suárez nunca hemos recibido uno juntos. Estoy muy contenta.

También distinguen a dos grandes actores aragoneses: Alberto Castrillo-Ferrer y Laura Gómez-Lacueva. Usted ha sido dirigida por muchos directores, pero Suárez se lleva la palma...

Siete películas y algunas series. Por suerte para mí porque empecé con él, y lo último que he hecho ha sido una voz en off para un trabajo que él escribió. También es un gran escritor. Siempre he estado cerca de él. Lo valoro no solo como director, también muchísimo como amigo. Lo admiraré y lo querré toda la vida.

«Clara Aldán, qué belleza, si me la dieran». Soñaba con el personaje. Esa es la verdad. Y tuve la inmensa fortuna de que Marisol dijo que la dejaran tranquila. Ahí se estabilizó mi carrera, rebajé esa ansiedad que tenía. Todo empezó a estar tranquilo. Empecé a hacer cine, teatro, y alcancé un puesto que aún no tenía.

En el documental ‘Me cuesta hablar de mí’, que se acaba de pasar en ‘Imprescindibles’, se veía esa complicidad entre ustedes.

Me da miedo, creo que aún no estoy preparada para verlo, pero recibí una carta emocionante de Gonzalo y su mujer. Y de mucha gente: de mi familia, de amigos. Fue conmovedor.

Si tuviera que hacer un repaso de sus películas con él, todas son importantes, pero quizá ‘Epílogo’ sea la más inspirada…

Creo que sí, lo que pasa es que para ser justa tengo que decir que si no hubiese hecho ‘Ditirambo’ no me habría dedicado al cine probablemente. Ese fue el inicio de todo. Mi personaje se llamaba Ana Carmona y han pasado casi 60 años. ¡Cuántos años, Dios mío! Terrible, terrible. Y el tiempo ha pasado, he seguido trabajando. Pero sí, ‘Epílogo’ era una preciosidad, y ‘El detective y la muerte’, donde yo tenía un papel más bien corto y muy bonito de hacer, también. Y la serie ‘Los pazos de Ulloa’. Lo he pasado muy bien trabajando con Gonzalo.

Ahora que cita ‘Los pazos de Ulloa’, de 1985, ya tenía una carrera, ya era un ‘sex simbol’, ya había sido calificada como ‘la Ava Gardner española’, pero la serie que la lanzó fue ‘Los gozos y las sombras’, dirigida por Rafael Moreno Alba.

Sin duda. Clara Aldán, la protagonista, ha sido uno de los personajes de mi vida. Le debo muchísimo. Fue extraordinario. Antes tuve yo la inmensa fortuna de haber hecho con Mario Camus Mauricia la Dura de ‘Fortunata y Jacinta’, el personaje tan maravilloso, y me quedé muy contenta. Impactó. Me fui a Viena a hacer una película ‘underground’ que se llamaba ‘Ánima’, y cuando volví me llamaron y me preguntaron: «¿Qué pasa? ¿Tú quieres ser Clara Aldán?». Quería, quise, claro que sí. Firmé sin saber cuánto tiempo, ni cuándo, ni dónde, ni cuánto iba a cobrar. Tenía tal ilusión que durante el rodaje de ‘Ánima’, donde hacía muchos papeles, había estado leyendo la trilogía de Torrente Ballester

¿Ya sabía que tenía alguna posibilidad, conocía el proyecto?

Sí… A mí me habían llegado campanadas. Más que una intuición, tuve como un ansia, una agonía… Siempre he pensado que puedes hacer un trabajo excepcional, que puedes tener un papel maravilloso, un director sublime, que si no tiene repercusión popular no vale para nada. Y yo, como leía la trilogía, pensaba: «Clara Aldán, qué belleza, si me la dieran». Soñaba con el personaje. Esa es la verdad. Y tuve la inmensa fortuna de que Marisol dijo que la dejaran tranquila. Ahí se estabilizó mi carrera, rebajé esa ansiedad que tenía. Todo empezó a estar tranquilo. Empecé a hacer cine, teatro, y alcancé un puesto que aún no tenía.

Charo López, en una imagen de archivo, en el Teatro Principal de Zaragoza.
Charo López, en una imagen de archivo, en el Teatro Principal de Zaragoza.
José Miguel Marco.

Usted, y se veía en su documental, siempre ha sido una mujer de armas tomar, un símbolo erótico, una belleza morena con drama. Ahí pugnaba por la libertad amorosa y sexual, se masturbaba… Escandalizó al país.

Esa masturbación pertenecía al tercer capítulo de ‘Los gozos y las sombras’. Y era de una gran valentía porque TVE cuando recibió la serie, al leer esa escena, sus responsables mandaron una nota muy enfadados. No sé de quién era. Decían que si se llegaba a hacer la masturbación que fuese en plano general y que pareciese que en realidad me dolía mucho la cabeza. Y si era en plano corto, que pareciera que me dolía mucho la tripa. Pero, sin embargo, gustó muchísimo. Moreno Alba lo planificó muy bien. Aquella serie y aquel personaje fueron un acontecimiento del que no me puedo olvidar, creo, ningún día.

"Decían que si se llegaba a hacer la masturbación que fuese en plano general y que pareciese que en realidad me dolía mucho la cabeza. Y si era en plano corto, que pareciera que me dolía mucho la tripa. Pero, sin embargo, gustó muchísimo"

Se convirtió en una de las mujeres más deseadas del país.

No sé. Creo que sí tienes la suerte de hacer un papel que trasciende y se hace popular has salvado la carrera. Y eso lo digo siempre. Porque he hecho Unamuno, he hecho Chéjov, he hecho cosas estupendas, pero no no noooooooo se ha enterado ni el gato.

Nunca ha pasado inadvertida. Entre sus títulos favoritos, ¿cuál es su predilecto en el cine?

A pesar de que con Gonzalo Suárez he hecho joyas, pero quizá mi preferida, y en ella he tenido un Goya, es ‘Secretos del corazón’ de Montxo Armendariz. No me olvidaré de eso. Y en teatro, elegiría ‘Tengamos el sexo en paz’, la comedia de Darío Fo, donde demostré que podía hacer comedia.

¿Cómo se define como actriz?

Ahora, que ya he hecho mi carrera, lo puedo decir: lo que más me ha gustado hacer es la comedia. Y lo he pasado fatal, porque hasta que fui a ver a Darío Fo me fue difícil. Y eso, que Gonzalo Suárez siempre piensa que soy cómica. Eso sí, me han visto una mujer seria, con problemas, con dramas, con dolor, y que vivía el clima de represión sexual del franquismo. Y eso sucedía en ‘Secretos del corazón’, pero aquella mujer llega a liberarse y se va. No soporta más esconderse. ‘Secretos del corazón’ me pareció una maravilla.

¿Qué le queda por hacer?

Querría volver a subirme al escenario para hacer comedia. Y llego algún tiempo dándole vueltas y vueltas a un proyecto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión