Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Nuria Roca: "Soy enfermizamente optimista"

La actriz y presentadora valenciana está viviendo un momento dulce con triunfos en la televisión y en el teatro.

La polifacética Nuria Roca.
La polifacética Nuria Roca.
Vocento

Este sábado hace un mes que Nuria Roca cumplió 50 años. "Siempre he sido muy defensora de decir la edad. Y lo sigo siendo, aunque confieso que ahora la cifra me ha impresionado. Pero una vez asumida, estoy encantada", afirma la presentadora con su desparpajo habitual. La cincuentena le pilla además en un buen momento. Antes de viajar a Nueva York en Semana Santa, recibió un aluvión de felicitaciones por sustituir a Pablo Motos (entonces enfermo de covid) al frente de ‘El hormiguero’. A ello se une su obra teatral junto a Antonia San Juan, ‘La gran depresión’, que permanece en cartel los fines de semana en el Teatro Rialto de Madrid.

Dirigidas por Félix Sabroso, Nuria y Antonia sobre el escenario son dos "amigas-enemigas" en plena crisis de los 50. En la vida real, sin embargo, se sienten como hermanas. "No nos conocíamos, pero encajamos a la perfección desde el primer café. A pesar de mi experiencia en los directos de televisión, que siempre ayuda, mi seguridad sobre el escenario se la debo sobre todo a Antonia", concede Nuria.

Marta, su personaje, acaba de salir de un intento de suicidio, algo impensable para esta valenciana. "Soy enfermizamente optimista -proclama-. Tengo absoluta frustración ante la depresión, yo el bajón no lo contemplo, tiro ‘p’alante’. Aunque confieso que con la edad estoy aprendiendo a parar un poco y a permitirme estar cabreada o melancólica de vez en cuando". Tal como mostró en su cuenta de Instagram, la presentadora celebró su cumpleaños en un restaurante de Madrid junto a su padre, que viajó desde Valencia ("mi madre no pudo asistir"), su marido, Juan del Val, y sus tres hijos. Nacida en Moncada, en la Huerta Norte valenciana, Nuria Roca Granell llegó al mundo en el seno de una familia numerosa en tíos y primos, pero sus padres se separaron cuando ella y su hermana eran aún muy pequeñas. "No me traumaticé para nada. Al contrario, a mí que ellos vivieran en casas distintas me parecía de lo más normal. Además, mis padres siempre se han llevado muy bien. Tanto que después de 45 años separados celebraron sus bodas de oro".

Sentimiento familiar

Arquitecta técnica de carrera y adicta a las reformas domésticas, Nuria tiene dos hermanas y un hermano (dos de ellos por parte de padre) y asegura que los cuatro se llevan muy bien. "En mi casa se ha respirado muchísimo respeto y cariño por el núcleo familiar y es algo que yo intento aplicar también ahora a mi familia". De niña se recuerda como demasiado responsable. "Con el tiempo me he dado cuenta de que a veces era más responsable que mis propios padres", confiesa entre risas.

Hoy, madre de tres hijos adolescentes, Nuria admite que "no puedo quejarme de cómo me han salido. Aunque les encanta irse con sus amigos, todavía disfrutan mucho del tiempo en casa con nosotros y yo lo agradezco". Eso sí, los hijos de Nuria y Juan del Val pasan bastante del tirón mediático de sus famosos progenitores... "Ayer mismo les comentamos algo sobre la tertulia de ‘El hormiguero’ y nos saltan: “¿Ah, pero habéis tenido hoy tertulia?”. En fin, je, je... Yo sé que en el fondo están orgullosos de lo que hacemos".

Una casualidad cruzó en la vida de la célebre presentadora al por entonces cronista taurino Juan del Val y ya llevan más de veinte años juntos. "Le tengo mucho respeto a la soledad, y de hecho en términos de pareja nunca he estado sola -reconoce Roca-. Pero es una etapa por la que todo el mundo tiene que pasar y supongo que algún día me tocará a mí. Si hoy sigo con Juan es porque soy superfeliz con él. Hay muchas parejas que siguen juntas por comodidad. Se quieren pero no se gustan y nosotros nos seguimos gustando absolutamente. El día que eso no ocurra dejaremos de estar juntos. Pero hoy por hoy nos entendemos muy bien y tenemos una convivencia muy fácil".

Compartir vida personal y profesional no resulta fácil para nadie, menos aún para dos personas que comparten su trabajo frente a una cámara. Pero Nuria y Del Val parecen tenerlo resuelto. "El secreto para no confundir televisión y vida privada es no estar demasiado pendientes de nosotros mismos -aclara la presentadora-. Tampoco actuamos de una manera predeterminada ni nos hemos marcado líneas rojas. Yo me dirijo a Juan como si estuviéramos en casa y él a mí, igual. Meternos uno con otro forma parte de nuestra forma de ser y de nuestra relación. Todo se puede tratar con humor siempre que exista una base de respeto y nosotros nos tenemos muchísimo respeto y admiración. En lo que nos decimos hay mucha verdad. Si no fuera así, no funcionaría", subraya.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión