Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

Feria internacional de maquinaria argrícola

Una FIMA en pandemia

El próximo martes 26 de abril abre sus puertas en Zaragoza, la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, que reúne a 1.130 expositores que ocupan 62.232 m2.

Como en ediciones anteriores (en la imagen la de 2020) FIMA, que se celebra entre el 26 y el 30 de abril, reúne en Zaragoza la más avanzada tecnología del sector.
Como en ediciones anteriores (en la imagen la de 2020) FIMA, que se celebra entre el 26 y el 30 de abril, reúne en Zaragoza la más avanzada tecnología del sector.
Guillermo Mestre

El 29 de febrero de 2020 la 41 edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) cerraba sus puertas en Zaragoza. Sobrevolaba entonces el fantasma de la pandemia, pero en esos últimos días de febrero todavía parecía lejano ese desconocido coronavirus que apenas dos semanas después pondría en jaque a todo el mundo. La feria se celebró entonces con mínimas bajas -apenas ocho empresas asiáticas declinaron su participación- y el mayor de los éxitos, con la participación de 1.653 expositores -el 60% de ellos extranjeros y de 30 nacionalidades distintas-, que ocuparon 161.080 metros cuadrados que durante las cinco jornadas del certamen estuvieron abarrotados con los 237.000 visitantes profesionales que acudieron a esta gran feria de los récords.

Nadie imaginaba entonces lo que estaba por venir y mucho menos que la siguiente edición de la ‘joya de la corona’ del calendario ferial de la capital aragonesa tendría que sortear tantas dificultades para su celebración en 2022 (tiene carácter bienal).

Un año después, en febrero de 2021, el comité organizador del certamen anunciaba que la FIMA "de la nueva era" volvería al recinto ferial de la capital aragonesa entre el 8 y el 12 de febrero del siguiente año. Lo confirmaba tras una reunión que, obligada por las todavía estrictas medidas sanitarias impuestas para frenar la expansión de la covid, tuvo que celebrarse, por primera vez en sus 50 años de historia, de manera virtual.

Con ese horizonte se trabajaba a toda máquina en Feria de Zaragoza. Pero no pudo ser. En noviembre del pasado año, la temida variante B.1.1.529 del coronavirus, identificada con la letra griega ómicron y conocida también como la sudafricana, volvía a pone en jaque a toda Europa. Las reuniones y celebraciones propias de la Navidad fueron el principal caldo de cultivo para la expansión de esta variante -mucho más trasmisible- que provocó una séptima ola de contagios en Aragón -la sexta en España- en la que los infectados diarios se contaban por miles.

FIMA tuvo que cambiar de planes cuando apenas restaban dos meses para su celebración y eran más de un millar las empresas que habían confirmado su participación en Zaragoza. "Debido a las incertidumbres, con carácter internacional, derivadas de la situación actual de la pandemia dela covid-19, Feria de Zaragoza, junto con el comité organizador del certamen, han decidido modificar las fechas de celebración de la próxima edición de FIMA (que iba a celebrarse en febrero) y que, finalmente, tendrá lugar del 26 al 30 de abril de 2022", anunciaba a finales del pasado año los organizadores del certamen.

No ha sido un camino fácil. Y no solo por la pandemia. La crisis de suministros, los disparados costes de la energía y los carburantes, la huelga del transporte y, especialmente, la invasión de Ucrania por Rusia han hecho más tortuoso el avance. Pero pese a todo, y "gracias al apoyo de todos los profesionales, empresas, sector cooperativo, instituciones, asociaciones, colegios y organizaciones profesionales, entidades, clúster, prensa técnica, etc., que componen esta edición y que han facilitado la celebración del evento agrícola profesional más reconocido en el sur de Europa" -como señalan desde la institución-, en el recinto ferial de la capital aragonesa ya se están dando los últimos retoques para levantar el martes el telón de la 42 edición de FIMA.

Quedan tan solo dos días para que se exhiban en Zaragoza las más innovadoras, tecnológicas y avanzadas máquinas, aperos y herramientas utilizadas en el quehacer diario del sector agrario. Comienza la Feria Internacional de Maquinaria de Agrícola (FIMA), que en esta su 42 edición llega en unas fechas poco habituales. Tendría que haberse celebrado en febrero y, de hecho, meses antes todo estaba preparado para que así fuera. Pero la negativa evolución sanitaria el pasado noviembre debido a una variante súperinfectiva que llegó a provocar miles de contagios diarios, recomendó un movimiento en las fechas.

No se eligió el mes de abril por capricho. "Buscábamos que el número de personas vacunadas, tanto adultos como menores de edad, fuera el máximo, para que en el momento de celebración de FIMA el riesgo sanitario fuera el menor posible", explica Manuel Teruel, presidente de Feria de Zaragoza. Pero además había que tener en los calendarios feriales internaciones, nacionales y el propio interno de Feria de Zaragoza. ya que en el segundo semestre del año había previsto un elevado número de eventos internacionales. Y se debía evitar la Semana Santa y el periodo estival, donde todos los sectores agrícolas tienen una elevada actividad. "Hay que tener en cuenta, además, que antes del 2005, la FIMA había tenido lugar en el mes de abril, por lo que ya contábamos con precedentes históricos", matiza Teruel.

No ha sido fácil trasladar "en tiempo récord" una feria como FIMA en la que participan cientos de expositores de numerosos países, pero el objetivo está cumplido, señala el presidente de la institución ferial, y tan solo restan ultimar detalles para que el certamen abra sus puertas el martes, 26 de abril.

Será una feria más pequeña, pero no será una feria menor. Sus cifras lo corroboran. Estarán presentes 1.130 marcas de 34 países de los cinco continentes, que ocuparán una superficie expositiva de 62.232 metros cuadrados repartidos en seis pabellones más un área exterior. De ellas, 485 son extranjeras (42,9%) mientras que 645 marcas llegan desde los más variados rincones de la geografía española (110 son aragonesas).

Habrá ausencias, pero también nuevas incorporaciones, porque son más de 100 las marcas que exponen por primera vez en el salón, que tiene a sus espaldas más de medio siglo de historia. "Esto demuestra el interés que despierta FIMA. Las empresas participantes valoran la oportunidad de negocio que les ofrece el certamen y han trasmitido a Feria de Zaragoza su compromiso y afán por mantener el posicionamiento de un evento que ha servido a sus intereses durante tantos años, apoyando el crecimiento de marketing y comercial de miles de empresas", añade Teruel.

Unos visitantes observan una de las más avanzadas máquinas expuestas en la edición de 2020.
Unos visitantes observan una de las más avanzadas máquinas expuestas en la edición de 2020.
Oliver Duch

Es complicado prever cuál será el nivel de afluencia de profesionales porque aunque ya no existen restricciones y la mascarilla ya no es obligatoria (salvo contadas excepciones) todavía sobrevuelan los temores que ha generado la pandemia. Con todo, los organizadores de FIMA se muestran optimistas porque son más de 60.000 las personas que se han registrado vía ‘on line’, a las que hay que sumar, explica el presidente de Feria, las más de 300.000 acreditaciones repartidas por los expositores a los profesionales.

Guerra y costes

No solo la pandemia sobrevuela sobre FIMA. También lo hace la invasión de Ucrania por Rusia, que ha agravado la crisis de suministros y materias primas y el precio de los carburantes y de la energía han disparado de manera hasta ahora desconocida los costes de producción en todos los sectores en general y en el primario en particular.

"El conflicto bélico está cambiando muchos elementos del panorama internacional. Para que las empresas puedan continuar siendo eficientes y mantener los valores productivos, deben estabilizarse los costes de producción a nivel energético y de carburantes para el trasporte tanto de materias primas como de producto acabado", insiste Teruel, que espera que la guerra dure lo menos posible, primero porque "las pérdidas humanas son de un valor incalculable e inaceptables, esto es lo más importante", pero también porque las dificultades por las que va a pasar la industria en general dependerán indudablemente de la duración del conflicto, que "ya ha durado demasiado", dice.

Este escenario "es más preciso que nunca", afirma Teruel, un espacio profesional abierto y seguro dónde dar visibilidad a los agricultores, dónde conectar a las personas de nuevo, una plataforma de negocio dónde se hable de eficiencia en las empresas agrícolas, dónde la tecnología, los servicios o las políticas agrícolas cobren un papel destacado, más aún en la actual situación de mercado. Y ese espacio está, entre los días 26 y 30 de abril, en el recinto ferial de la carretera de Madrid, cuyos pabellones volverán a convertirse en el gran salón referente del sector primario en el sur de Europa.

En los más 60.000 metros cuadrados que ocupa la nueva edición de FIMA, los que acudan al certamen podrán encontrar equipos, maquinaria, desarrollos, y las más avanzadas aplicaciones de utilidad en los más variados sectores, desde los abonos, fitosanitarios y protección de cultivos, a componentes y accesorios, laboreo y siembra, así como recolección y post cosecha, pasando por el sector del riego y la energía. También podrán conocer las últimas novedades en tractores, transporte, manejo y almacenamiento, los más avanzados productos en viveros, semillas, plantas y jardinería así como las técnicas de vanguardia en cultivos especiales, agricultura de precisión y agricultura 4.0.

Buena muestra de todo ello son las innovaciones técnicas que han sido merecedoras de los premios y accésit que la Feria otorga en cada edición a los equipos mas novedosos. Once productos presentados por otras tantas empresas que evidencian, además, añade el presidente, "el esfuerzo de las empresas y los centros tecnológicos para impulsar estos desarrollos, "algo que no ha cesado durante los dos años de pandemia".

Negocio en distintos idiomas

Pero en FIMA no solo se mira. También se habla (y mucho) y se escucha. En muy distintos idiomas lo harán los participantes de las 24 misiones comerciales formadas por compradores de seis países y organizadas por la institución ferial, que ha hecho frente a las limitaciones de movilidad internacional con una intensa campaña de promoción y comunicación. A ello se suma también el apoyo mostrado por Agragex (asociación española de Fabricantes-exportadores de maquinaria agrícola y sus componentes) "cuyo trabajo y confianza en FIMA ha desarrollado, en condiciones muy complicadas y con mucho mérito" -explica Teruel- una agenda comercial con 31 compradores de 24 países.

Además, en el marco del salón se llevarán a cabo más de 800 reuniones y entrevistas entre los grupos de compradores internacionales y las firmas expositoras, con el objetivo de abrir nuevas líneas de negocio en el exterior. Muchas de estas reuniones han sido ya programadas y otras lo están haciendo diariamente a través de la agenda de reuniones disponible en la App FIMA, en la que se encuentra toda la información del evento tanto para expositores como para visitantes. "Todo ello muestra la fortaleza y el interés del sector agroalimentario en la península ibérica", añade.

Y hay más. A todo el programa expositivo y a todas estas reuniones de trabajo y negocio se suma un abanico de actividades en las que se analizarán, se debatirán y se compartirán opiniones y experiencias sobre el presente del sector y, especialmente, el futuro que ya sale a su encuentro.

Para ello más de 30 jornadas técnicas, mesas redondas, foros, asambleas de empresas... llenarán el auditorio y las diferentes salas que aloja el Centro de Congresos de la Feria de Zaragoza. Destaca entre ellas el VIII Foro Nacional de Desarrollo Rural, que reúne experiencias de éxito en torno a la agricultura y la ganadería de precisión, la cadena, la industria 4.0 y la comercialización agroalimentaria y las nuevas tecnologías aplicadas a los regadíos. Todo ello mirando hacia Bruselas y a una nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC), que entrará en vigor en apenas unos meses y que incluye estrategias de futuro ante las que agricultores y ganaderos tendrán que hacer una apuesta decidida por la innovación, la sostenibilidad, la digitalización y el cada vez más exigente respeto y cuidado del medio ambiente.

Dichos encuentros abordarán también aquellos problemas (y las posibles soluciones) que en estos momentos están poniendo en jaque la rentabilidad de las explotaciones. Lugar destacado ocuparán todas aquellas prácticas que tienen como objetivo mejorar la productividad de los cultivos, mediante el ahorro de coste o la utilización de nuevas tecnologías digitales que permiten anticipar decisiones o reducir consumos. Se abordarán los retos y oportunidades de la industria alimentaria en el actual contexto de incertidumbre. Habrá demostraciones sobre el correcto manejo de la maquinaria agrícola y se analizará la necesaria valorización de los purines.

La feria servirá también para que la Red Arax presente el balance del exitoso camino recorrido desde que se presentara en sociedad hace ahora cuatro años precisamente en un edición de FIMA. Y en ella, el Ministerio de Agricultura, el Gobierno de Aragón y diversos colectivos y organizaciones trabajarán en el desarrollo de los 1.000 millones de euros con los que fondos europeos Next Generation quieren impulsar la transformación ambiental y digital del sistema agroalimentario español.

El protagonismo de la mujer

Hay una protagonista destacada en esta 42 edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola. Es la mujer. A su cada vez más destacado papel en el sector agrario, todavía muy masculinizado, se dedica dos jornadas -para abrir y poner el broche de oro del certamen- en las que se pretenden resaltar ejemplos de mujeres inspiradoras y gestión del talento, mediante la puesta en común de casos de éxito, en diferentes ámbitos de competencia, que mejoran la eficiencia y la calidad del sector. Para visibilizar este papel en dicho encuentro participaran consejeras de distintas comunidades autónomas, empresarias emprendedoras y responsables directivas que trabajan en el sector agrícola.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión