Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La Academia de Medicina de Zaragoza recuerda a Fernando Solsona

Este acto no se había podido celebrar hasta ahora debido a la pandemia.

Mariano Mateo, Caridad Sánchez, Isabel Solsona, Luis Miguel Tobajas, Pilar Martínez y Carmen Solsona
Mariano Mateo, Caridad Sánchez, Isabel Solsona, Luis Miguel Tobajas, Pilar Martínez y Carmen Solsona
Toni Galán

La Real Academia de Medicina de Zaragoza homenajeó este jueves al que fue su presidente de honor y académico de número, Fernando Solsona, fallecido en 2020. Este acto no se había podido celebrar hasta ahora debido a la pandemia, “pero por fin lo hemos podido organizar de la mano de la familia”, dijo el presidente de esta institución, Luis Miguel Tobajas.

Él puso voz y plasmó uno de los perfiles del homenajeado. En concreto, el profesional. “Fue un médico excepcional, que casi diría que salió del Renacimiento; un sabio que a lo largo de su trayectoria unió ciencia, medicina y humanidades”. En definitiva, un médico con un gran espíritu humanista.

De su trayectoria profesional destacó que fue catedrático de Radiología y Medicina Física, y jefe del Departamento de Radioelectrología y Medicina Nuclear del Hospital Miguel Servet durante 37 años. Esta no fue la única intervención, ya que también tomó la palabra el secretario de la Academia, Mariano Mateo, buen amigo suyo, que describió la vinculación personal que tuvo con él.

También estaba previsto que el académico Ignacio Ferreira se refiriese a la etapa de juventud y estudios que compartieron en el Instituto Goya, aunque por motivos de salud no pudo asistir al acto. En su nombre, la académica Caridad Sánchez puso voz a todos esos recuerdos.

Pilar Martínez: "Es un día especial por celebrarse en esta casa que tanto amaba y por estar rodeada de amigos muy entrañables"
Acto de homenaje a Fernando Solsona
Acto de homenaje a Fernando Solsona
Toni Galán

Tras las intervenciones, la sensación que quedó en el ambiente es que Fernando Solsona fue un hombre con una personalidad poliédrica. Este carácter se refleja en el hecho de que ejerció como académico de las Academias de Nobles y Bellas Artes de San Luis, y de Ciencias. Representando a estas instituciones asistieron sus presidentes Domingo Buesa y Antonio Elipe.

De su faceta humanística se resaltaron más detalles ligados a la promoción de la cultura. Por ejemplo, fue presidente del Ateneo de Zaragoza durante 39 años y un estudioso de la jota. Además, tenía publicaciones de ilustres aragoneses como Miguel Servet, Santiago Ramón y Cajal o Baltasar Gracián. “Hasta el último día estuvo trabajando –recordó Luis Miguel Tobajas–; de hecho, el día de su fallecimiento acabó un libro sobre mujeres aragonesas que todavía no se ha publicado”.

Al acto asistieron su viuda Pilar Martínez, sus hijos y algunos nietos. Pilar agradeció todas las muestras de cariño recibidas. “Es un día especial por celebrarse en esta casa que tanto amaba y por estar rodeada de amigos muy entrañables”, recordó emocionada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión