Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Todo sobre los mejores vestidos de los Óscar: vuelven el riesgo y la alegría de vivir

La moda regresa por la puerta grande a la alfombra roja donde también pudo verse la vuelta de dos colores clásicos para lo noche, algo proscritos últimamente, el rojo y el negro.

De rojo: Kirsten Dunst, Ariana DeBose, Traci Ellis Boss y Marlee Martin. De negro: Penélope Cuz, Kristen Stewart, Rita Moreno y Jane Campion
De rojo: Kirsten Dunst, Ariana DeBose, Traci Ellis Boss y Marlee Martin. De negro: Penélope Cuz, Kristen Stewart, Rita Moreno y Jane Campion
Agencias

Sería mucho decir que los vestidos de la ceremonia de los Óscar de 2022 han sido de síndrome de Stendhal, pero sí han remitido al escritor francés por el título de su obra más famosa, 'Rojo y negro'. Estos dos colores, prácticamente proscritos en la alfombra roja de los últimos años pese a ser dos clásicos del armario de fiesta, han regresado con fuerza. También, el riesgo y la diversión, otros desaparecidos habituales en la historia reciente de los premios.

Los atuendos se han contado en general por aciertos. Lo hicieron las más veteranas: Kirsten Dunst con su Lacroix, Nicole Kidman con un Armani o Penélope Cruz, que siguió fiel a Chanel. Y también brillaron las nuevas estrellas del cine. Increíble una vez más Zendaya en su fructífera alianza con Valentino. O Kristen Stewart, atreviéndose con unos shorts.

En el capítulo de los peros, la escasa 'diversidad' en lo que a marcas se refiere. Las grandes firmas del lujo y su poderío publicitario siguen acaparando casi todos los armarios de las estrellas.

Aquí van algunos ejemplos, de lo que dio de sí la moda en la alfombra de los Óscars.

Kirsten Dunst, de Christian Lacroix

Nominada a mejor actriz de reparto por 'El poder del perro', la actriz se presentó en la ceremonia con un primoroso Christian Lacroix de volantes tipo ruffle y escote palabra de honor que la favorecía a más no poder (del perro) y la convirtió en una de las mujeres más elegantes de la noche.

HKirsten Dunst.
HKirsten Dunst.
David Swanson

Penélope Cruz, de Chanel

La actriz española, nominada como Mejor Actriz, no se salió del guion previsto y se decantó por Chanel, la casa con la que tiene contrato y que la viste habitualmente. En este caso, eligió un vestido negro, con fruncidos en el busto y  un cuello halter, con una lazada joya.

Penélope Cruz.
Penélope Cruz.
DAVID SWANSON

Jessica Chastain, de Gucci

La estadounidense recogió su Óscar a Mejor Actriz por 'Los ojos de Tammy Faye' vestida con un espectacular Gucci de innegable aura hollywoodiense y que combinaba a la perfección con el color del pelo y el tono de piel de la actriz. 

Jessica Chastain.
Jessica Chastain.
ERIC GAILLARD

Zendaya, de Valentino

La joven actriz sigue sacando oro de su alianza con Valentino. Si el año pasado acudió a la gala con un espectacular vestido amarillo, este ha optado por una relativa sobriedad: un conjunto de dos piezas formado por una falda con cola de lentejuelas plateadas y una camisa 'crop'. Elegante y despampanante, ahora mismo esta mujer tiene poco rival en lo que influencia desde la moda se refiere.

Zendaya.
Zendaya.
ERIC GAILLARD

Kristen Stewart, de Chanel

La elección de la actriz de 'Spencer' es un ejemplo de la versatilidad de Chanel. Si puede llegar a las más altas cotas de elegancia clásica en el caso de Penélope Cruz, aquí la 'maison' se constituyó en una de las apuestas más arriesgadas de la noche con esta sexy reinvención del esmoquin. No se recuerda que se haya visto nunca unos 'shorts' en la alfombra roja. Habrá que ver si crea escuela.

Kristen Stewart.
Kristen Stewart.
ERIC GAILLARD

Uma Thurman, de Bottega Veneta

Y como no hay dos sin tres, aquí tenemos otra versión del esmoquin, esta vez por parte de la firma italiana que ha vestido a Uma Thurman con una falda pantalón recta y una camisa abotonada hasta el cuello en un sobrio atuendo que respira a través de un recogido informal y el brillo de los pendientes.

Uma Thurman.
Uma Thurman.
ERIC GAILLARD

Nicole Kidman, de Armani

La actriz lució verdaderamente espectacular con este palabra de honor del diseñador italiano lleno de detalles. La terminación en punta del escote, las pinzas del pecho, el abullonamiento en la cintura y la cola en forma de estola rematada por pedrería. Todo el esmero de la alta costura que recuerda a lo mejor del Hollywood más clásico.

Nicole Kidman.
Nicole Kidman.
ERIC GAILLARD

Maggie Gyllenhaal, de Schiaparelli

La resurrección de la marca creada por la sombrerera surrelista en los años 20 suma y sigue con este original y escultórico vestido que la directora de 'La hija oscura' supo sacar adelante. Negro, con unas espectaculares incrustaciones metálicas y uno de los escotes más originales y mejor encajados de la noche. 

Maggie Gyllenhaal.
Maggie Gyllenhaal.
ERIC GAILLARD

Ariana DeBose, de Valentino

¿Puede faltar el rojo Valentino en una gala de premios que se precie? Esta vez, la firma italiana ha hecho gala de su santo y seña tonal a través de un modelo muy original y que puede convertirse en uno de los más influyentes de la noche: el que eligió Ariana DeBose para recoger su Óscar por el 'remake' de 'West Side Story'. Ese top y ese escote se postulan a modelo más copiado. El top, combinado con pantalones, fue de lo más refrescante y favorecedor de la noche y prueba de cómo una alfombra roja puede hablarle a la moda de la calle.

Ariana DeBose.
Ariana DeBose.
ERIC GAILLARD

Todo al rojo: el regreso del color que favorece

No solo Ariana y su Valentino certificaron el regreso por la puerta grande del rojo a las galas de premios después de años de pasteles y nudes. Otras actrices optaron por él. Todas ellas con bastante acierto, como Marlee Matlin, Jennifer Garner, Molly Sims y Tracee Ellis.

Molly Sims, Marlee Matlin, Tracee Ellis y Jennifer Garner, de rojo.
Molly Sims, Marlee Matlin, Tracee Ellis y Jennifer Garner, de rojo.
Heraldo.es

De Rita Moreno a Jane Campion: la belleza de las canas

En una industria que tiende a 'aparcar' de la manera más cruel a las mujeres de cierta edad, estos cuatro ejemplos pueden servir para demostrar el poderío de las canas en lo que a las actrices se refiere. Rita Moreno , vestida por Carolina Herrera, volvió a dejar al mundo estupefacto con su vitalidad y un aspecto tan lozano que uno acabo pensando si no ha hecho un pacto con el diablo. Judi Dench lució orgullosa sus arrugas sin dejar tampoco de resultar bellísima. Lo mismo que Jamie Lee Curtis, de Stella McCartney, o Jane Campion, con un espartano vestido de Dior que resaltaba su blanca melena.

Jamie Lee Curtis y Jane Campion.
Jamie Lee Curtis y Jane Campion.
Heraldo.es
Judi Dench y Rita Moreno.
Judi Dench y Rita Moreno.
Heraldo.es

Zoë Krawitz, de Kwiat

La actriz ha hecho un guiño a Audrey Hepburn con este vestido rosa de corte cincuentero, rematado con un lazo en el escote.

Zoë Kravitz.
Zoë Kravitz.
ERIC GAILLARD

Jada Pinket, de Gaultier

Qué poco podía imaginar Jada Pinket que el aparatoso diseño de Glenn Martens para Jean Paul Gaultier y el Óscar al Mejor Actor para su marido, Will Smith, iban a ser lo de menos en su paso por la ceremonia de 2022. La violenta reacción de Smith, precisamente a colación de una alopecia que en esta foto la actriz luce con aparente seguridad (está bellísima) ha marcado la edición de este año y pasará la particular historia de los galardones como uno de sus momentos más prescindibles.

Jada Pinket.
Jada Pinket.
ERIC GAILLARD

Otro y plata

Los brillos de las lentejuelas y el strass son consustanciales al concepto de fiesta. En este caso, tres mujeres muy diferentes, de tres generaciones, optan por ellos. La protagonista de 'Licorice Pizza', Alana Haim, de Vuitton; Lupita N'yongo, de Prada, su firma de cabecera, y Oliva Colman, de Dior.

Alana Haim, Lupita N'yongo y Olivia Colman.
Alana Haim, Lupita N'yongo y Olivia Colman.
Heraldo.es

Renate Reinsve, de Vuitton

La protagonista de 'La peor persona del mundo' es uno de los acontecimientos de la temporada en el mundo del cine. Su frescura y su calidad como intérprete le auguran un luminoso futuro. Aún es casi una desconocida por lo que es difícil categorizar su estilo, pero desde luego está más favorecida en cualquier plano de la película noruega que, por desgracia, este domingo en la alfombra con ese gótico Louis Vuitton. De los pocos patinazos de la noche. Qué pena.

Renate Reinsve.
Renate Reinsve.
ERIC GAILLARD
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión