Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

toros

Siete empresas optan finalmente a la gestión de La Misericordia

Circuitos Taurinos (Carlos Zúñiga hijo); Espectáculos Montauro (Jesús Domínguez); Nautalia (Rafa Garrido); la UTE entre la FIT y BMF (Bailleres, Cutiño, Antonio Barrera y los Chopera); la UTE entre Alberto García y Carmelo García; Zúñiga y Toros (Carlos Zúñiga padre) y 2020 Feria Toro (José Montes) son las candidaturas que se han presentado.

El Coso de La Misericordia en Zaragoza
El Coso de La Misericordia en Zaragoza
Laura Uranga

Siete empresas optan finalmente a la gestión de la plaza de toros de La Misericordia. Se trata de Circuitos Taurinos (Carlos Zúñiga hijo), Espectáculos Montauro (Jesús Domínguez), Nautalia (Rafa Garrido), UTE entre la FIT y BMF (Bailleres, Cutiño, Antonio Barrera y los Chopera), UTE entre Alberto García y Carmelo García, Zúñiga y Toros (Carlos Zúñiga padre) y 2020 Feria Toro (José Montes).

El plazo para presentarse al concurso finalizó este martes y Ahora la DPZ guardará un periodo de cortesía por si llegase alguna propuesta retrasada a través del correo postal. Ya la semana que viene, está previsto que la mesa de contratación proceda a la apertura de sobres con objeto de nombrar cuanto antes al nuevo gestor, que se hará cargo del recinto durante las temporadas 2022, 2023, 2024 y 2025.

A pesar de su desencuentro con la DPZ durante el periodo de pandemia, que mantiene a la plaza de Zaragoza sin toros desde octubre de 2019, Carlos Zúñiga hijo decidió presentarse a última hora al concurso. Irrumpió en la capital aragonesa en 2018, formando UTE junto Taruroejea, pero solo pudo organizar la feria de ese mismo año y la de 2019. Ya en 2020, el coronavirus impidió que se celebrarse tanto San Jorge como el Pilar. Y en 2021 tampoco alcanzó un acuerdo con la DPZ para que ambos ciclos se pudieran adaptar económicamente a las reducciones de aforo.

Ahora, Carlos Zúñiga se presenta en solitario, alejado de la alianza con Tauroejea (Jesús Mena y Julio Fontecha) con el objetivo de ampliar su condición de empresario de Zaragoza durante cuatro temporadas más.

Al igual que en 2018, Zúñiga competirá por la plaza con su padre, con quien rompió relaciones hace tiempo debido a las disputas empresariales. De hecho, en el anterior concurso de La Misericordia, Carlos Zúñiga padre, que formó candidatura con el fallecido Ignacio Zorita y Fernando Polo, llegó a impugnar el proceso por usar el nombre de Circuitos Taurinos para presentar oferta. 

En este concurso, los Zúñiga deberán competir -por separado- con cinco candidaturas. José Montes, de Feria Toro, ha estado al frente de plazas como Ávila Toledo. Por su parte, Jesús Domínguez (Montauro) es el actual empresario del coso de Vinaroz y también tiene cierta experiencia como ganadero.

Más reconocidos que estos dos últimos empresarios son el resto de los aspirantes. Rafa Garrido, presidente de la agencia de viajes Nautalia, desembarcó tarde en el mundo del toro, pero lo hizo con una apuesta importante como la gerencia de la plaza de toros de Madrid. Ahora, junto Víctor Zabala (gerente de esta empresa) busca hacerse con La Misericordia.

Alberto García, por su parte, conoce lo que es estar al frente de plazas como Huesca, Jaén, Burgos, Cali, Fuengirola o Plasencia. Al concurso de Zaragoza, se presenta junto a Carmelo García, actual empresario de cosos como Sanlúcar de Barrameda o Algeciras.

Por último, la UTE formada por la FIT (Bailleres, Cutiño y Antonio Barrera) y BMF (los Chopera) también guarda experiencia en el sector. La FIT actualmente regenta plazas como Olivenza, Zafra o Badajoz, pero participa en otras muchas ciudades a través de alianzas con otras empresas. La Casa Chopera, ahora con Óscar y Pablo al frente, es una de las familias con más experiencia en la gestión de cosos. Han pasado por Madrid, Bilbao, Pamplona, San Sebastián, Málaga, Almería o Zaragoza, donde ahora pretender regresar a través de esta unión con la FIT.

Criterios de selección

Entre los criterios de selección para la adjudicación figuran el "precio ofertado" (hasta 30 puntos); la aplicación de descuentos en los abonos y las entradas respecto a temporadas anteriores (hasta 15 puntos); el incremento del número de festejos a realizar (hasta 10 puntos); y la instalación de pantallas electrónicas en el interior de los pasillos de la plaza, con objeto de informar sobre cada espectáculo (hasta 5 puntos).

Además, las bases incluyen la obligatoriedad de programar ocho corridas de toros –entre ellas una concurso que englobe tres de los seis encastes fundacionales– que mantengan el "interés permanente" en cuanto a toreros y ganaderías; una corrida de rejones; y dos novilladas con picadores, una de ellas de procedencia Santa Coloma.

Estos espectáculos quedarán divididos en dos ciclos, San Jorge y el Pilar. En el primero de ellos se deberán celebrar al menos dos corridas de toros, una de ellas, "obligatoriamente", el día 23 de abril. Ya en el segundo ciclo, en octubre, el empresario tendrá que programar seis corridas de toros; una de rejones, dos novilladas picadas y el elenco tradicional de festejos populares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión