Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Piedrafita de Jaca cuenta la historia de la brujería

La localidad del Alto Gállego abre un centro que documenta estas prácticas y organiza visitas guiadas a las huellas que dejaron en su arquitectura 

Inauguración del Centro de Interpretación de Brujería en el Alto Gállego.
Inauguración del Centro de Interpretación de Brujería en el Alto Gállego.
Comarca Alto Gállego

Muchos pueblos de la Comarca Alto Gállego tienen relación con la brujería, sobre todo entre los siglos XV y XVII. Numerosas mujeres y también algunos hombres fueron acusados de esta práctica, de hacer hechizos, sortilegios y envenenamientos. Algunas se defendieron de la justicia, como Clavarina de la Cambra (Sallent, 1438), y otras fueron ejecutadas. La historia recoge una gran lista de nombres que ya se incluyen en el Centro de Interpretación de la Brujería de Piedrafita de Jaca, inaugurado en la tarde del viernes. 

Se trata de un pequeño espacio destinado a dar a conocer la historia de la brujería del Alto Gállego, que estuvo ahí pero no se llegó a estudiar. "En la provincia de Huesca tenemos la suerte de tener a Ángel Gari, uno de los mayores etnógrafos que estudió la brujería y ha quedado bien documentada gracias a él", explica María José Lorente, responsable de las visitas guiadas en Piedrafita. Siempre se ha conocido la parte más mística, las leyendas que han ido pasando de generación en generación, y la parte empírica, la verídica de la brujería, era una asignatura pendiente. Ahora, gracias a este nuevo centro, "vamos a conocer todo lo que ocurrió entre los siglos XV y XVII", añade.

El centro de interpretación se inauguró ayer en Piedrafita de Jaca.
El centro de interpretación se inauguró ayer en Piedrafita de Jaca.
Laura Zamborain

El Centro de Interpretación de la Brujería del Alto Gállego está ubicado en el antiguo lavadero de la localidad. En él se describe la historia de la brujería, la posesión demoniaca de Pedro de Arruebo, una de las más importantes de Europa, las brujas femeninas y el significado de todos esos elementos "protectores que a raíz de las epidemias brujeriles han estado presentes hasta el siglo XX". Esos elementos están presentes en casi todas las casas pirenaicas, incluidas las de Piedrafita, ya que se han quedado como elementos 'decorativos'.

Son, por ejemplo, los ‘espantabroxas’, la cardincha, las culebras, los motivos astrales o las ramas de ‘bucheta’, entre otros. Algunos se pudieron conocer este viernes tras la inauguración del nuevo centro de interpretación, en la visita guiada que se realizó por Piedrafita de Jaca. Esta nueva propuesta turística es el referente del mundo de la brujería en la Comarca Alto Gállego, tal y como apunta el alcalde, Esteban Ruiz. Aunque reconoce que cualquiera de los pueblos, desde Orna de Gállego hasta Portalet, "podrían haber acogido este centro, porque todos en mayor o menor medida tienen relación con la brujería". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión