Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Pilar Castro: "He tenido que aprender a decir no a proyectos, pero me sigue dando terror"

Da vida a Claudia en la coral 'Donde caben dos', una comedia acerca del amor y del poliamor coescrita y dirigida por Paco Caballero.

La actriz Pilar Castro, presentadora del evento
La actriz Pilar Castro, presentadora del evento
Mariscal/EFE

Trabajadora y constante, a base de tesón y esfuerzo, Pilar Castro (Madrid, 1970) se ha hecho un hueco en el difícil mundo de la industria audiovisual. La actriz, que vive ahora un momento dulce en su carrera, estrena este fin de semana 'Donde caben dos', una comedia coral sobre el poliamor en la que interpreta a Claudia, la esposa de un tipo que junto a su amigo trata de urdir una estrategia para intercambiar las parejas.

¿Qué tal está?

Bien, aunque ahora estoy rodando de noche y es un poco lío, pero estoy bien. Quizá un poco desconcertada con la vida.

¿Y eso?

Pues yo que sé, con todo esto de la covid, que parece que no se sale nunca. Nosotros en los rodajes lo sufrimos bastante porque aunque yo ya estoy vacunada, no sabes si vas a parar, si llegas o no, y es extraño.

¿Han cambiado mucho los rodajes?

Hay una parte en la que yo sí noto un punto más de estrés añadido. 'Donde caben dos' es un caso milagroso porque aunque es una película donde nos liamos todos con todos no hubo ni un positivo y lo recuerdo como un rodaje tranquilo. Estoy muy contenta de que sigan los rodajes y de que todo se siga haciendo con mucha lucha y muchas ganas.

¿Cómo le llegó el proyecto? ¿Qué le atrapó del mismo?

Yo siempre he dicho que me gusta trabajar con la gente que quiera trabajar conmigo. Me lo ofrecieron y en un principio tenía dudas y me quedé un poco extrañada porque quería ver por dónde iba a tirar. Luego conocí a Paco Caballero en los ensayos y me pareció un tío estupendo, que nos daba mucha libertad, pese a tenerlo muy claro. Y luego ya trabajar con Ernesto Alterio, que es como mi hermano, Luis Callejo, que es un tío estupendo, y María Morales, que coincidíamos por primera vez... Pues me apetecía mucho ese cuarteto y sabía que íbamos a funcionar, que de ahí iba a surgir algo. Y así fue, en los ensayos creció mucho y hubo mucha química y fue un rodaje muy dulce.

¿Conocía algo del mundillo 'swinger' y del poliamor? ¿Le llama la atención?

No tenía ni idea (se ríe) y sí, todo me llama la atención, por supuesto.

Precisamente, este año ha habido dos comedias españolas al respecto: 'Poliamor para principiantes' y la suya.

Bueno es que son formas de amar. Yo soy de las que pienso que hay mucha confusión y que estamos en un momento de tantas cosas, de tanta información, que a veces nos perdemos. Yo defiendo la libertad de cada uno, que ame como quiera con quien quiera y a quien quiera. Pero defiendo también que no sea un modo consumista, poniendo en valor un poco más al ser humano y el amor, que creo que es muy importante.

Difícil, en época de Tinder.

Bueno creo que Tinder, como Instagram, Twitter o Tik Tok, si las sabes utilizar bien pueden ser un vehículo para encontrar gente. Lo suyo es contactar con gente sin perder el respeto. Ahora acabo de leer un titular con el que estoy bastante de acuerdo y es que falta un poco el cortejo y 'Donde caben dos' también habla un poco del amor y no solamente de aquí follamos todos y ya está. En el fondo la gente siempre sufre por amor.

¿Por qué cree que estos temas siguen llamando tanto la atención? ¿Tan raro es encontrar personas con diferentes concepciones del sexo y del amor?

No lo sé, es que es un tema complicado. Yo insisto en que lo importante es que cada uno sea libre. Hay personas que están súper bien con su pareja y no necesitan cambiar de pareja para experimentar otras cosas y hay otras que sí que lo necesitan... ¡Pues qué bien y qué maravilla que lo puedan hacer y que lo hagan! Y por supuesto qué bien que ahora haya menos prejuicios a la hora de tomar estas iniciativas. Los tiempos han cambiado mucho y también venimos mucho de mucha represión.

Gran parte de las escenas de esta comedia coral se desarrolla en un local de 'swingers', pero las suyas son en un piso. ¿Le dio rabia?

No, rabia no. Ya surgirá (ríe). Como estábamos en plena covid, yo decía que mejor los cuatro solos. Me hubiera dado más respeto estar en el local, aunque me hubiese gustado compartir escenas con más actores porque me encanta trabajar con gente con la que no he trabajado, es de las cosas que más me gusta.

¿Cómo lleva rodar escenas subidas de tono?

Yo lo tengo ya muy normalizado, antes cuando era más joven sí tenía más reparo, dependiendo de cómo fuera la escena y cómo. Pero si son justificados, no tengo ningún problema con los desnudos. De todas maneras, yo creo que Paco nos cuidó muchísimo. Eso sí, siempre es bueno tener 'feeling' con los compañeros y en este caso lo tenía. También te diré que no es de las cosas que más me cueste como actriz.

¿Y qué es lo que más le cuesta?

Me cuestan mucho las cosas extremas, pasar frío o calor, trabajar con perros, hacer cosas un poco más de riesgo, como rodar en un bosque de noche... Aunque luego las experiencias son maravillosas y molan y te llevas experiencias que nunca hubieras hecho de otra forma.

Después de este año y medio tan terrible, ¿ve la luz al final del túnel?

Yo creo que se nos ha hecho muy largo porque es muy duro y veníamos de la libertad más absoluta y esto ha sido como si nos hubieran cortado la libertad, en todos los sentidos, pero también porque ha tenido que ser así. Evidentemente, me parece milagroso que estemos ya vacunados y ha pasado solo un año y media desde que explotó esta pandemia. Sí que me siento más relajada al estar vacunada, pero ahora estoy más angustiada por mi hijo, que tiene 15 años, y por la gente más joven. Pienso que a peor no vamos a ir.

Lleva desde mediados de los 90 trabajando casi sin parar...

-No, eso no es cierto, yo siempre he parado mucho, lo que pasa es que he sido muy constante y muy trabajadora, pero he pasado muchos momentos terribles porque siempre piensas que no va a sonar nunca el teléfono y eso yo creo que es un mantra que llevamos los actores. Por eso muchas veces da mucho miedo decir que no, que no vas a hacer un proyecto, a mí me da terror, he tenido que aprender a decirlo y eso que tampoco me sobran los proyectos y sobre todo con esta situación pandémica todavía da mucho más miedo. No sé nunca lo que va a ser de mi vida dentro de años, así que es muy complicado. Yo lo llevo mal y he parado muchas veces, lo que pasa es que he trabajado mucho y así me he hecho actriz, aprendiendo, cayéndome y levantándome.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión