Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

conciertos con historia

Pirineos Sur nació al son que marcó Ketama

La banda de los Carmona reunió a 1.800 espectadores en el escenario flotante de Lanuza el 10 de julio de 1992.

Información de HERALDO sobre el montaje del escenario flotante de Lanuza.
Información de HERALDO sobre el montaje del escenario flotante de Lanuza.
Heraldo.es

El próximo jueves arranca en la Basílica de la Virgen de la Peña de Graus la segunda edición del Festival ‘Sonidos en la Naturaleza’ Sonna de Huesca. Una iniciativa que nació el año pasado, en plena pandemia, como respuesta de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) a la imposibilidad de celebrar la vigésimo novena edición del Pirineos Sur, un hecho que lamentablemente se ha repetido en este 2021.

Tras dos años seguidos sin la gran cita internacional, emerge cierta nostalgia por todo lo vivido durante tres décadas en el icónico escenario flotante de Lanuza. Por allí han desfilado leyendas de la música como Tito Puente, Salif Keita, Cesária Évora, Manu Dibango, Youssou N’Dour, Enrique Morente, Rachid Taha, Jimmy Cliff, Omara Portuondo, RubénBlades, Paco de Lucía, Marianne Faithfull, Joe Bataan, Fito Páez, Pablo Milanés, Andrés Calamaro... incluso los aragoneses Bunbury, Juan Perro o JoséAntonio Labordeta. La nómina es realmente aristocrática.

Un legado cultural de rango planetario que arrancó con modestia en julio de 1992. "Desde el próximo día 3 de julio, y hasta finales de agosto, se celebrarán en diferentes puntos de los valles del Aragón y Tena diversos actos culturales incluidos en el programa del Festival Internacional Pirineos Sur, que ha organizado la DPH". Así anunciaba HERALDO el nacimiento de esta iniciativa. Como curiosidad, el Festival Internacional Pirineos Sur primigenio tenía dos programas independientes para cada uno de los valles mencionados. En el del Aragón, en las localidades de Canfranc, Jaca, San Juan de la Peña y Villanúa, se desarrolló el denominado Festival Internacional en el Camino de Santiago –todavía existente–. En el valle de Tena, en las localidades de Biescas, Sallent de Gállego (embalse de Lanuza), Larrés-Sabiñánigo y Panticosa se celebró el Festival Internacional de las Culturas. El presupuesto total era de 49,5 millones de pesetas (300.000 euros).

En el escenario de Lanuza la programación fue la siguiente: Ketama (el 10 de julio, con una entrada que costaba 1.000 pesetas); Comediants, con la obra titulada ‘Mediterrania’ (18 de julio, 1.000 pesetas); Malhathini & The Mahotella Queens (25 de julio, 1.000); Luz Casal (31 de julio, 1.500 pesetas); Teatro del Alba (2 de agosto, 500 pesetas), y Producciones Calígula (4 de agosto, 500 pesetas).

El estreno, con Ketama, alcanzó las expectativas de la organización con el aforo prácticamente completo. "Sobre el pantano de Lanuza se ha construido una plataforma que inauguró con éxito Ketama el día 10, con la asistencia de alrededor de 1.800 personas. La primera edición de los Festivales Pirineos Sur ha sido hasta el momento un éxito, matizado, eso sí, por las malas condiciones climatológicas y la competencia de la Expo de Sevilla. El turismo de la provincia ha acudido masivamente a los espectáculos, entre los que destacan, por su singular escenario, los del pantano de Lanuza", rezaba la crónica de HERALDO.

La relación de la banda de los Carmona con el festival se hizo íntima. Retornaron en 1994 y en 2016 se llevaron el PremioPirineos Sur en la categoría de Diversidad Cultural.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión