Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Los balnearios aragoneses lanzan ofertas para termalistas y público en general

Regresan a la actividad con nuevas ideas y atractivas propuestas para el turismo interior. Ahora, disfrutarlos está más al alcance que nunca

Piscina exterior del Balneario de Panticosa. Aragón es una de las comunidades autónomas más rica en aguas termales.
Piscina exterior del Balneario de Panticosa. Aragón es una de las comunidades autónomas más rica en aguas termales.
Heraldo.es

¿Se pueden considerar patrimonio histórico las aguas termales? Pues tomándolo en un amplio concepto, sí, sin duda. Algunas fuentes de salud aragonesas son usadas desde hace siglos; Marcial, el poeta de Bilbilis, cantó las bondades de las aguas de Alhama de Aragón; y, aunque fueron los romanos quienes construyeron termas en las ciudades y allí donde descubrieron que los manantiales tenían propiedades terapéuticas, lo cierto es que antes de su llegada a la península algunos de esos manantiales ya fueron utilizados por los indígenas. Las aguas de Alhama de Aragón se mencionaban en una obra clásica, el ‘Tratado de cura de la piedra’ de 1498. Más de 4.000 personas disfrutaron de sus aguas en 1876, cifra que pone en evidencia su importancia a nivel nacional.

Aragón es rico en balnearios y fuentes salutíferas. En la provincia de Huesca destacan los pirenaicos, que a sus virtudes naturales unen el paisaje y la oferta turística y de deportes de montaña: Panticosa, Vilas del Turbón y Baños de Benasque (construido en 1801 pero cerrado desde 2019, era el ubicado a mayor altura de España). En la provincia de Zaragoza destacan, en Jaraba, Sicilia, Serón y La Virgen; en Alhama de Aragón, Termas Pallarés y Balneario Alhama; y en Paracuellos de Jiloca el balneario con el nombre de la localidad. Por último, en Teruel, hay que citar el Balneario de Manzanera, que se remonta a 1929, y los de Ariño y Balneario de Segura (cerrado). Algunos balnearios, que llegaron a gozar de fama, han desaparecido: Arro, Estadilla, Tiermas, Fita, Mediana de Aragón, Quinto, Fonté, Monasterio de Piedra y Teruel. Pero todos los que aún siguen en funcionamiento ofrecen alternativas culturales para estos días, por lo que se convierten en interesantes alternativas vacacionales. Y, además, muchos de ellos están especialmente diseñados para poderlos disfrutar con niños.

Los balnearios son establecimientos orientados a la salud, y por eso la pandemia les ha golpeado con dureza. "Reabrimos el pasado 15 de junio, todo un hito, porque desde la Guerra Civil española no habíamos estado tanto tiempo cerrados, con eso está dicho todo", apunta José María Franch desde el Balneario Vilas del Turbón.

La excepcionalidad de la situación ha llevado consigo que se adopten también todo tipo de medidas contra el virus, desde mamparas en lugares comunes a ‘buffets libres’ asistidos. En esto los balnearios aragoneses van por delante incluso de la medidas de la DGA, obligatorias o recomendadas. Así que la estancia en uno de estos establecimientos en nuestra comunidad es, hoy, completamente segura si se siguen los protocolos de cada establecimiento. Solo se ha suprimido de la oferta algún tratamiento respiratorio.

Javier Zarzosa, director gerente del Balneario de la Virgen, en Jaraba, subraya que su establecimiento ha realizado "un plan de contingencia, y protocolos y procedimientos para adecuarse a las medidas post covid-19. Por las medidas implantadas, desde el año pasado disponemos del sello de ‘Alojamiento Seguro’". No es el único.

Piscina interior del balneario de Paracuellos de Jiloca.
Piscina interior del balneario de Paracuellos de Jiloca.
Macipe

Las aguas milenarias siguen ahí, con todas sus propiedades. Las de Alhama y Jaraba son bicarbonatadas, las de Paracuellos de Jiloca cloruradas y sulfuradas... Las de Panticosa, que manan a 51-53 grados centígrados, se sitúan entre las más termales de España y de Europa. Pero también son hipertermales Alhama (34-38°) y Jaraba (34-35°).

Otro punto en común para todos los balnearios es que han ajustado los costes para confeccionar ofertas que propicien el reencuentro con sus clientes. Ofertas que seguramente ya no se verán cuando el país recobre la normalidad. "Abrimos el pasado 16 de junio y la verdad es que hemos recibido una acogida muy buena –apunta Marta Cabañero, del Hotel Balneario de Ariño–. Teníamos ganas de reencontrarnos con nuestros clientes y ofrecerles nuevos programas adaptados a la demanda y, por supuesto, a su seguridad".

"En cuanto a la ocupación –añade Gustavo Adolfo Moreno, director del Hotel y Balneario Alhama de Aragón–, estamos en un 70-80% y con buenas previsiones, aunque en los últimos días todo se ha frenado un poco debido a la ola de covid". 

Seis balnearios de Aragón

Balneario de Panticosa: A partir del 25 de julio el Gran Hotel y su Espacio Termal reabrirán sus puertas. Termas de Tiberio ofrecerá a sus usuarios una nueva experiencia, un Circuito Termal Nocturno, termalismo bajo las estrellas.

Balneario Vilas del Turbón: Entre sus ofertas está una con dos noches de alojamiento en pensión completa, más ‘peeling’ corporal, hidratación facial, aquaterapia, masaje y piscina activa por 240 euros.

Balneario de Ariño: Ofrece cinco tipos de escapadas distintas. La ‘Arte-sana’, para dos personas, incluye dos noches de alojamiento en habitación doble, desayuno ‘buffet’, acceso diario al centro termal, visita al monasterio de Rueda, una comida en el restaurante La Hospedería, una cena o comida ‘Menú La Alcuza’ y un cóctel de bienvenida. Precio para dos personas, 339 euros.

Balneario Alhama: Ofrece completos programas de termalismo de hasta 11 noches (620 euros por persona) y planes de un día con comida o cena a partir de 69. Escapada romántica de una, dos o tres noches, a partir de 218 euros.

Balneario Sicilia en Jaraba: (abre el 30 de julio). Tiene descuentos de hasta el 20% por reserva anticipada, y oferta de apertura (93 euros por persona). También un 4x3 (cuatro noches de estancia al precio de 3) y escapadas familiares a partir de 60 euros por persona.

Balneario de la Virgen en Jaraba: Destaca la Escapada Atiestes, desde 183 euros la noche en media pensión, con un circuito de tratamientos termales y masaje por día. Novedad este año es la oferta especial ‘Balneario con niños’ que incluye un niño gratis en habitación con dos adultos, y un tratamiento en familia, desde 147€ en media pensión. Los niños también pueden acceder al Lago Natural Termal si lo hacen acompañados de un adulto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión