Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Rodrigo Sorogoyen: "Somos lo que somos por lo que ocurrió en la guerra civil"

El director cerró ayer el campus de cine y series celebrado en Zaragoza, habló de su trayectoria y evitó comentar los proyectos en los que trabaja

El director Rodrigo Sorogoyen, durante su participación en la jornada de cierre del campus.
El director Rodrigo Sorogoyen, durante su participación en la jornada de cierre del campus.
Francisco Jiménez

"El cine es guión y actores. Si los tienes, da igual lo que hagas con la cámara que seguro que vas a emocionar al espectador. Y, si no los tienes, da igual lo buena que sea la fotografía o lo que hagas con la música, no va a funcionar". Rodrigo Sorogoyen (Madrid, 1981) cerró este viernes La Inmortal, el campus de verano cine y series que se ha celebrado en Zaragoza, y lo hizo ante un público fiel que agradeció que el cineasta compartiera alguno de sus secretos de trabajo.

Pero no todos. El cineasta aseguró que está trabajando en una serie sobre la guerra civil española, pero ni siquiera confirmó que sea el proyecto que rodará próximamente en la comarca leonesa de El Bierzo y para el que ya está buscando extras. La guerra civil, en cualquier caso, "es un tema fundamental en este país. Somos lo que somos por lo que ocurrió en la guerra, y todo lo que sea mirar atrás, al pasado, para intentar entendernos, es bueno". Poco más avanzó del proyecto, que parece condenado al éxito, como todos los suyos.

"He tenido suerte en las tres ocasiones en las que la necesitaba –reconocía este viernes en el Teatro Principal, donde mantuvo el encuentro con los participantes en el campus y charló con el cinéfilo Luis Alegre–. Pero también tengo que agradecer todo lo bueno que me ha pasado a los que han trabajado conmigo. Sin Isabel Peña (coguionista zaragozana de sus últimos trabajos) hoy no estaría aquí sentado; sin el montador Alberto del Campo tampoco. Me he rodeado de muy buenos profesionales".

Una de esas tres ocasiones en las que Sorogoyen tuvo suerte fue para el rodaje de ‘Ocho citas’, que dirigió en 2008 junto a Peris Romano. "Compartí piso con él –recordó–. Yo había rodado un cortometraje en el que contaba con tintes dramáticos la historia de cuatro parejas, y él me propuso darle la vuelta al argumento y convertirlo en comedia. Y así me vi codirigiendo una película con tan solo 25 años. Pero me vino muy bien porque me evitó un problema que es muy común en nuestra profesión cuando se empieza, que es el temor a enseñar. Eso te atenaza, y en el cine uno tiene que aprender del error, rodar, rodar y rodar, e ir encontrando tu voz".

Sorogoyen desveló algunas de las claves de su trabajo junto a la zaragozana Isabel Peña y por el que ambos han recibido numerosos premios, entre ellos el Goya al mejor guión en 2019 por ‘El reino’. "En una primera fase charlamos horas y horas cada día durante dos o tres meses. Estamos cada uno en un lado, hablando sin parar, creando el universo de la película, apuntando las ideas en una libreta. Luego todo eso hay que ‘bajarlo’ al papel. En ese momento la estructura está más o menos decidida, pero hay que establecer el número de escenas, su orden... Eso es otro par de meses de trabajo. Luego nos separamos y cada uno escribe una mitad. Y cuando acabamos nos intercambiamos el texto y cada uno corrige lo del otro. Poco a poco nos vamos convenciendo de cada detalle".

Los actores y sus rostros

Otro secreto de ‘cocina’: ambos ponen rostro a sus personajes durante la escritura del guión. "Nos ayuda bastante tener las caras de los actores soñados para los principales papeles –reconocía Sorogoyen–. Al menos un día de trabajo lo dedicamos a eso y es muy divertido.No siempre coinciden, claro. En ‘Que Dios nos perdone’, por ejemplo, pensamos en Luis Tosar y Javier Bardem para los papeles principales". Y finalmente los interpretaron los actores Antonio de la Torre y Roberto Álamo.

Lo que más valora Sorogoyen de un intérprete es "que esté en mi cuerda, por eso voy a todos los cástines. Es muy importante que cuando yo hable el actor entienda lo que le estoy diciendo, y viceversa, que cuando él hable yo le entienda".

Comentó también sus influencias y de cómo al principio de su carrera sus referencias eran Stanley Kubrick, Martin Scorsese y Woody Allen, y ahora solo cita a Paul Thomas Anderson.

La Inmortal es el título elegido para el campus de verano de cine y series que la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) ha organizado en Zaragoza en colaboración con el ayuntamiento de la capital aragonesa.

David Carro, codirector del campus, aseguraba este viernes que la organización está "muy satisfecha de cómo ha ido esta primera edición", y destacaba que, Sorogoyen al margen, lo más concurrido del campus ha sido la jornada dedicada a la producción y gestión de proyectos, "y eso quiere decir que los participantes tenían hambre de saber. Ha habido alumnos que se han apuntado todos los días y la interacción con el público ha sido alta".

Otra de las conclusiones que destacaba Carro es que "estamos viviendo el momento de la mujer en el audiovisual español. Estaba en debate el papel de la mujer en la industria, y hasta qué punto está o no bien representada. Y ahora hemos salido de dudas". Como reflexión final, apuntaba que, a su juicio, "Zaragoza puede convertirse todos los años, a principios de julio, en un foco de atracción cinematográfico para toda España".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión