Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La biblioteca sumergida en el pantano de Lechago, un sueño de Félix Romeo hecho realidad

Una de las ideas surrealistas del escritor aragonés, fallecido hace casi diez años, inspira un homenaje en el embalse del municipio turolense.

El pantano de Lechago recoge aguas del río Pancrudo antes de su desembocadura en el Jiloca.
El pantano de Lechago
Guillermo Mestre

Este año se cumple el décimo aniversario de la muerte del escritor aragonés Félix Romeo (Zaragoza, 1968 – Madrid, 2011), un autor que sigue muy presente en la vida y en la literatura aragonesa a través de sus lectores, de sus amigos escritores, pintores, actores y artistas de diversos ámbitos. Publicó libros como 'Amarillo', 'Discotheque', 'Dibujos animados' o el póstumo 'Noche de los enamorados', una obra que nace del paso de Romeo por la cárcel de Torrero, donde cumplió condena por insumisión y compartió celda con Santiago Dulong -nieto del que fuera alcalde de Zaragoza durante la I República-, acusado de la muerte de su mujer. Pero Félix Romeo era mucho más que un escritor. Animaba constantemente a la creación artística, con un talento excepcional y un entusiasmo contagioso, como un gran agitador cultural cuya huella perdura indeleble en Aragón.

Una de las ideas fantásticas de Félix Romeo era cumplir el insólito sueño de crear una biblioteca sumergida en Lechago, el pueblo de su padre y también el de su querido amigo Luis Alegre. Aquel plan utópico no se materializó, pero empapó otras iniciativas tras la marcha de Félix. Desde 2012, la localidad cuenta con una biblioteca que lleva el nombre del escritor aragonés  -como también la municipal de Parque Goya, en Zaragoza, inaugurada en 2015-. Alegre recordaba hace unos años en HERALDO que “Lechago, como la inmensa mayoría de los pueblos aragoneses, nunca había tenido una biblioteca. Un día de mediados de los 90, cuando se decía que un pantano iba a inundar las casas del pueblo, Félix improvisó una idea surrealista, muy suya: crear la 'Biblioteca sumergida de Lechago', formada por los libros que arrojaríamos al fondo del pantano. Al final el agua no llegó a las casas pero, tras la muerte de Félix, se pensó que sería maravilloso que se abriera una biblioteca con su nombre: hay pocas cosas que le peguen más a Félix que una biblioteca. Y así se hizo, en uno de esos días imborrables de la vida de Lechago”.

Felix Romeo , Escritor / 11-06-10 / Foto: Esther Casas
Felix Romeo , Escritor / 11-06-10 / Foto: Esther Casas
Esther Casas / Heraldo.

Ahora, sus amigos van a hacer realidad aquella quimera. La ‘Biblioteca sumergida de Lechago’ se instalará en el fondo del embalse, y entre sus fondos reunirá obras de escritores, pintores, ilustradores, diseñadores, músicos, periodistas, profesores, editores, libreros, intérpretes, cineastas o fotógrafos.

Para este homenaje a Romeo el escultor turolense afincado en Burbáguena, José Azul, construirá un cofre con una forma similar a una escafandra que contendrá, como un tesoro, las obras (libros, DVDs, discos, periódicos, revistas, fotos, artículos, partituras, dibujos, cuadros...) dedicadas a Romeo. Está previsto que en el mes de agosto se celebre, con un marcado tono surrealista, la inauguración de esta singular biblioteca instalada bajo las aguas del pantano de Lechago.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión