Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

literatura

Sol, calor humano y buenas ventas en la Feria del Libro de Zaragoza

La primera jornada completa de la cita literaria lleva a cientos de personas a la plaza del Pilar, deseosas de reencontrarse con libros y autores. 

Con un sol conciliador y con el calor de un público muy numeroso. Así está transcurriendo la primera jornada completa de la vigésimo novena edición de la Feria del Libro de Zaragoza. Tras la poética inauguración del viernes en boca de la pregonera Ángela Labordeta, este sábado ha llegado la consumación por todo lo alto del regreso de la cultura y los libros a la calle, a la plaza del Pilar.

Minutos antes de las 11.00, la hora de apertura, decenas de personas de todas las edades –con muchos niños– ya formaban una ordenada fila para acceder al recinto en forma de cuadrilátero en el que se han dispuesto las 57 casetas que acogen a 11 librerías, 27 editoriales, dos grandes superficies y tres instituciones.

"¡Qué ganas tenía de que se celebrara la feria! Vengo expresamente a comprar ‘El demonio de Arbennios’, de Bernard Torelló y que me lo dedique", anunciaba un ilusionado David Clos, que minutos después cumpliría su anhelo en el espacio de la librería Siglo XXI.

Retomar ese contacto tan esporádico pero íntimo y especial entre el autor y el lector es, sin duda, el gran titular, el tesoro más preciado. "Es una gozada, un privilegio, un momento único. Los escritores lo disfrutamos muchísimo"», relataba Agustín Porras, que firmaba ejemplares de la novela ‘El periódico y el pan’ en el ‘stand’ de Olifante, donde le acompañaba su editora, Trinidad Ruiz Marcellán. "Es muy importante reencontrarnos en un espacio abierto, vernos las caras y que el libro retorne a la calle", proclamaba mientras recomendaba la batería de poemarios que ha publicado en los últimos meses y que comprenden desde Ángel Guinda a Antón Castro, pasando por Jorge Martínez o Estela Puyuelo.

Calurosa Feria del Libro en la plaza el Pilar.
Calurosa Feria del Libro en la plaza el Pilar.
José Miguel Marco

A escasos metros, David Francisco, de Pregunta Ediciones, lucía la veintena de novedades que han visto la luz en su escudería en el último año. "Nos llena la ilusión por volver a estar aquí. Los eventos ‘online’ son necesarios pero no son lo mismo que este tú a tú. Esperamos que estos días el sector obtenga un empujón. Por el momento, la respuesta está siendo muy alentadora", celebraba.

Un discurso que compartía Raúl Herrero, de Libros del Innombrable. "Más allá de los resultados y de las ventas, una feria como esta es un bien cultural para la salud de la ciudad", aseveraba mientras señalaba una de sus principales apuestas, la reedición de ‘Solo de trompeta’, de Antonio Fernánde zMolina.

En Contraseña, donde este domingo estará presente Irene Vallejo de 11.30 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 con ‘El futuro recordado’, su responsable, Charo Navarro, alentaba al baño controlado y seguro de masas: "En estos ocho días que tenemos por delante vamos a disfrutar de la celebración que supone una cita tan especial como esta".

Las librerías, otro vértice esencial en la difusión de la literatura, también están cumpliendo con sus expectativas. Como en la caseta de la Librería Central. "Acabamos de abrir y ya está lleno nuestro ‘stand’ para las firmas y las compras. Venimos cargados de novedades del último año y de obras infantiles ya que hay muchos niños con sus papás", apuntaba Mariví Chavarrías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión