Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Vuelve el corte 'mullet': ¿realmente era necesario?

Los caprichos de las tendencias traen de vuelta uno de los peinados más risibles de la historia. Aunque también con más y diferentes adeptos: de Mick Jagger a Javier Calvo, pasando por Úrsula Corberó o los quinquis ochenteros: ¿cuál sería el tuyo?

De izquierda a derecha, Javi Calvo, David Bowie y un anónimo ochentero, tres versiones del 'mullet'.
De izquierda a derecha, Javi Calvo, David Bowie y un anónimo ochentero, tres versiones del 'mullet'.
Heraldo.es

El verdadero poder de las tendencias se demuestra cuando se imponen modas en absoluto favorecedoras. Cuando el componente aspiracional, la necesidad de parecerse a, de formar parte de, de comunicar algo con la propia imagen pasa por encima del deseo de estar guapo. Algo de eso hay en el regreso del 'mullet', un corte de pelo de naturaleza transgresora, con versiones extremas e incluso risibles, que vuelve a estar de plena actualidad.

Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de 'mullet'?

En sentido estricto se trata de un corte que separa el cabello en dos partes. La de arriba va más corta o en capas. Las patillas quedan largas al igual que, aquí viene lo bueno (o lo malo, según se mire), el pelo de la nuca. Es decir, el 'mullet' es, en su versión más canónica, ese peinado que combina pelo corto con una melena-cortinilla que cubre el cuello  por detrás.

En el 'mullet', como en el caso de otros cortes radicales como la cresta, subyace un gesto de rebeldía, tiene vocación 'outsider'. Y no es nuevo. Hasta tal punto de que hay estudios históricos que sitúan su origen en la antigua Roma, cuando respondía a necesidades funcionales: se llevaba el pelo corto y el flequillo cortado recto, pero se dejaba el pelo largo en la nuca con el objetivo de protegerse del sol.

Más de 2.000 años después, en el mundo de la peluquería el 'mullet' es considerado un "clásico", como lo pueden ser el 'bob' o un corte a lo 'garçon'. Además, si bien es un peinado mayoritariamente masculino, ha habido y hay muchas mujeres apuntadas al estilo.

Tres mullets de tres décadas: los 60 (Jagger), los 80 (Jero, de los Chichos) y los 2000 (Cristiano).
Tres mullets de tres décadas: los 60 (Jagger), los 80 (Jero, de los Chichos) y los 2000 (Cristiano).
Heraldo.es

En España alcanzó su culmen entre finales de los 70 y los 80. Por ejemplo, en el universo conocido como 'quinqui', que quedó retratado en aquellas películas de delincuentes de baja estofa, ambientes marcados por la heroína y las persecuciones en coches Seat. También, los famosos grupos rumba de esta misma época se decantaban por el 'mullet': ¿quién no recuerda los pelazos de los Chichos o los Chunguitos? ¿O, incluso, del genio Camarón de la Isla?

Pero áun se puede rebobinar más en el tiempo. En concreto 50 años atrás para fijarse en dos referentes de estilo y de audacia en el vestir: Mick Jagger y David Bowie. Ambos lucieron 'mullets', eso sí, de manera diferente. El 'stone' menos marcado, con una melena más armónica. Bowie, fiel a su naturaleza camaleónica y rompedora, se decantó por un 'mullet' más extremo en una de sus épocas más icónicas: la de Ziggy Stardust.

Actualmente, además de ser pasto habitual de 'memes', el arreglo capilar ha vivido un momento de gloria en la cabeza de Joe exotic, el protagonista de la docuserie 'Tiger King', que tanto dio que hablar en pleno confinamiento.

Tiger King, la serie documental de moda en Netflix.
Tiger King, la serie documental de moda en Netflix.
Netflix

El regreso definitivo, en versiones más 'light', ha llegado de la mano de rostros muy conocidos. Al 'mullet' se han apuntado más o menos evidentemente Úrsula Corberó, Rita Ora, Miley Cirus, Rihanna o Alexa Chung. Y esta misma semana hemos podido ver al influyente Javi Calvo luciendo uno muy atrevido en 'Mask Singer'. En su popularización ha influido mucho también la estilista Jayne Matthews, que se ha hecho muy famosa por sus cortes a navaja.

El estilista Álvaro Colomer destaca el carácter guadianesco del 'mullet': "Es cíclico. Unas décadas se lleva y otras no. Triunfó en los 80 y despareció en los 90. Volvió en los 2000 y aquí lo tenemos otra vez. Esto ya lo hemos vivido", afirma. No obstante, el 'mullet' de ahora es "más suave", por lo menos en comparación con el de los albores del siglo XXI, a juicio de Colomer, "el más feo de la historia porque se descargaba demasiado la melena en la parte de abajo y la gente parecía un pollito mojado". Para este peluquero, un 'mullet' aceptable pasa por que la melena de la nuca sea frondosa (como en los 80) y por que "se adapte al óvalo de la cara", algo que, explica, "es más fácil en las mujeres". "En su caso se puede jugar más con los flequillos y las patillas, no como en los hombres, que es todo más estándar".

Una baraja de cartas que aborda con humor los cortes 'mullets' más feos.
Una baraja de cartas que aborda con humor los cortes 'mullets' más feos.
Heraldo.es

Para Colomer, entre el público masculino, el 'mullet' se extenderá más o menos dependiendo de si lo lleva un futbolista. Fue el caso de Cristiano Ronaldo, que lo lució en los 2000.

Y es que puede haber tantos 'mullets' como personas. Y ahí los peluqueros tienen mucho que decir.

"Un buen profesional lo que debe hacer es adaptar los cortes", explica Bea Ingalaturre, de la peluquería AlaInversa de Zaragoza. A su juicio, el 'mullet' es un peinado que "le va bien a rostros redondos, porque tiende a estilizarlos". Ingalaturre reconoce que el 'mullet' extremo no es un peinado objetivamente favorecedor, pero entiende que hay muchas maneras de acercarse a él. "Se pueden hacer 'mullets' en absoluto extremos, que tengo más que ver con un corte a capas tradicional", explica la peluquera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión