Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

mujeres del tiempo

Silvia Laplana y Nuria Seró, meteorólogas de TVE: "Aprendimos mucho en Aragón porque tiene todos los climas"

Junto al resto del equipo de hombres y mujeres del tiempo del canal público acaban de publicar 'El desafío del clima', un didáctico libro con curiosidades sobre el tiempo que quiere ser también una guía para desantrañar los peligros de la contaminación: "Todo el mundo sabe ya lo que son las isobaras, ahora debe conocer el cambio climático", dicen.

Silvia Laplana (izquierda) y Nuria Seró, meteorólogas de TVE.
Silvia Laplana (izquierda) y Nuria Seró, meteorólogas de TVE.
TVE

Nuria Seró y Silvia Laplana forman parte del equipo meteorólogos de TVE. Para los aragoneses tienen un plus de familiaridad, ya que durante años dieron el tiempo en Aragón TV. Ambas recuerdan con mucho cariño esa época en la que tanto aprendieron, entre otras cosas, por las singularidades de Aragón: "Es una comunidad que tiene todos los climas: vientos fuertes, calor, niebla, heladas... Por eso te enseña tanto", comenta Seró. "Es un clima de lo más variado", añade Laplana, que se acuerda de esos "compañeros que llegaron a ser familia".

Ya en Madrid y ante una audiencia nacional e internacional, ambas se han lanzado al mundo editorial con un libro que, elaborado junto a sus compañeros- nace "con la idea de aclarar dudas, errores de concepto, queremos dar pistas de hacia dónde vamos". Ese "hacia dónde vamos" tiene por desgracia mucho que ver con los negros designios que augura el cambio climático. En explicarlo para los grandes públicos se afana precisamente 'El desafío del clima' (Harper Collins) en el que, aparte de Silvia y Nuria, han trabajado sus compañeros Albert Barniol, Martín Barreiro, Andrés Gómez y Marc Santandreu.

El libro bebe del mismo tono que la propia información televisiva del tiempo, basada en la ciencia, pero con fuertes lazos con el costumbrismo y la vocación didáctica.

"La meteorología es una ciencia compleja, pero en todos estos años de hombres y mujeres del tiempo televisivos hemos logrado que prácticamente todo el mundo sepa qué es una isobara, por eso ahora hay que pasar al siguiente nivel: el cambio climático", se proponen Laplana y Seró.

"La información del tiempo es algo más que si tenemos que llevar paraguas o no" 

En este sentido, 'El desafío del clima' subraya que "la información del tiempo es algo más que si tenemos que llevar paraguas o no".

"El objetivo es que la gente aprenda cosas", dice Nuria Seró. Por ello, el libro tiene un fuerte componente divulgativo, de manera que perfectamente podría servir de material didáctico para un profesor. Su tono es asequible ("cada tema se resume en dos páginas, de manera muy directa") y sus contenidos están llenos de curiosidades. "El libro está trufado de '¿sabías qué?, detalles sorprendentes del clima o de la geografía española", apunta Nuria. Por ejemplo, hay cuestiones singulares como el porqué no hay ríos en Canarias o las hojas amarillean en otoño. También, se establece la diferencia entre tiempo y clima, y cómo este influye prácticamente en todo: la dieta, la arquitectura, las tradiciones culturales... El cambio climático se aborda desde las causas a las consecuencias, pero también se aportan ideas para mitigarlo, empezando por algunas que practican los propios autores del libro.

'El desafío del clima'.
'El desafío del clima'.
Harper Collins

Todo, sin dejar de lado los secretos de la predicción meteorológica, que tanto ha cambiado desde los tiempos del recordado Mariano Medina.

"Todos recordamos a Mariano Medina, con sus mapas de la AEMET, que bastante hacía con los medios que había entonces -cuentan las meteorólogas-. Afortunadamente, ahora tenemos un amplio abanico de tecnologías, que nos permiten un gran nivel de acierto. Los modelos son más perfectos, lo que nos ha permitido en gran parte quitarnos ese sambenito de si acertamos o no".

"Pero siempre teniendo en cuenta que es una previsión, la palabra lo dice, no hay certeza del 100%", avisan estas profesionales de una sección informativa que, además, suele ser de las primeras en incorporar innovaciones técnicas. "Ahora toca la realidad aumentada", cuentan. A la que le dan la bienvenida, siempre y cuando "su uso sea apropiado". En su caso, lo procuran, ya que son los propios meteorólogos quienes preparan estos gráficos.

Pese a los avances tecnológicos y el alto nivel de acierto, Seró y Laplana sigien sintiendo "una gran responsabilidad": "Por ejemplo, cuando hay fenómenos meteorológicos de los que puede depender la vida de la gente, como una gota fría".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión