Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

danza

Diez bailarines para la bailarina diez: Alicia Alonso

El Teatro Principal de Zaragoza acoge este sábado y domingo una gala en homenaje a la leyenda cubana de la danza.

Lázaro Carreño y Mayda Bustamante, artífices de la gala en recuerdo de Alicia Alonso en el Principal.
Lázaro Carreño y Mayda Bustamante, artífices de la gala en recuerdo de Alicia Alonso en el Principal.
Guillermo Mestre

Alicia Alonso (La Habana 1920-2019) conocía bien las entrañas y el alma del Teatro Principal de Zaragoza. En mayo de 1990 participó con el Ballet Nacional de Cuba en el XI Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de la capital aragonesa y en septiembre de 1994 volvió a subirse al escenario del recinto municipal. Una impronta indeleble que enriquece la historia de las artes escénicas de la ciudad y de Aragón, y que el próximo fin de semana será retribuida con sendas funciones en homenaje de la legendaria bailarina cubana a cargo de diez bailarines de máxima solvencia.

La ‘Gala Centenario de Alicia Alonso’, que fue concebida para conmemorar en 2020 los cien años del nacimiento de la artista, tuvo que posponerse a este 2021 por la pandemia. Un contratiempo que no ha logrado descabalgar una gira que arrancará este viernes en Sant Cugat (Barcelona) para continuar el sábado y el domingo en Zaragoza, y que proseguirá en Murcia, Alicante, Elche, Madrid, Valladolid, Málaga, Córdoba, Toledo o Santander.

La madre del proyecto ha sido Mayda Bustamante, que mantuvo una relación muy cercana con Alonso. "Trabajé 17 años en el Ballet Nacional de Cuba, primero como relaciones públicas y después como vicepresidenta del Gran Teatro de La Habana, del que Alicia era presidenta. Fue un privilegio conocerla y trabajar junto a ella. Era un genio, como Beethoven a pesar de ser sordo, o Degas con la pérdida de su visión. Alicia, desde que sufrió un desprendimiento de retina a los 15 años, siguió adelante y en sus últimos años bailaba sin ver. Fue un caso inédito que no creo que vuelva a ocurrir", ha explicado en la presentación que ha tenido lugar este lunes.

Un acto al que también ha acudido Lázaro Carreño, primer bailarín ‘partenaire’ de Alicia Alonso, miembro del Ballet Nacional de Cuba durante 30 años y regidor de este nuevo espectáculo. "En lo profesional, era una bailarina única e irrepetible. En lo personal, era muy asequible, aunque no lo pareciera. Podías hablar con ella de cualquier cosa y siempre aportaba", ha sintetizado.

Desafío para un gran elenco

Carreño, que no ha escatimado elogios hacia María de Ávila –"fue la maestra más importante de España"–, es el encargado de guiar al elenco de bailarines que brillarán en el Teatro Principal. Como Anette Delgado y Dani Hernández –primeros bailarines del Ballet Nacional de Cuba–; Javier Torres y Ginett Moncho –ex primeros bailarines de la formación cubana–; Carla Vincelli –primera figura del Teatro Colón de Argentina–; Alexis Tutunnique –bailarín principal de la Ópera Nacional de Kiev–; Maynard Miranda –bailarín principal del Teatro de Sibiu (Rumanía)–; Oriana Plaza –primera bailarina del Ballet Municipal de Lima–; Javier Monier –bailarín principal del Joburg Ballet de Johanesburgo–; y la española Eva Nazareth –bailarina principal en diferentes compañías. "Cada intérprete tratará de revivir lo que Alicia transmitía. Todos ellos se enfrentan a ese reto de la similitud, de la comparación. Es un desafío fascinante", ha sostenido Carreño.

"Durante dos horas abordarán fragmentos de los momentos más emblemáticos de la carrera de Alicia, con una coda final muy especial con todos los participantes y con unos audiovisuales que serán una sorpresa", ha adelantado Mayda Bustamante.

‘Carmen’, ‘La Fille Mal Gardée’, ‘La Diva’, ‘Don Quijote’, ‘Cascanueces’, ‘Espartaco’, ‘El lago de los cisnes’, ‘Coppelia’, ‘El cisne negro’ o la emblemática ‘Giselle’ conforman un libreto cuya dirección de escena y de guión es responsabilidad de Liuba Cid.

Una suma de esfuerzos que tiene como indisimulado objetivo honrar a una figura referencial y eterna. "Alicia no se conformó con ser una de las grandes intérpretes del ballet en el siglo XX. Nació en una islita de 11 millones de habitantes y creó el Ballet Nacional de Cuba hasta convertirlo en uno de los más importantes del planeta. Revisó y actualizó todos los clásicos, puso las bases de la escuela cubana de ballet, a la altura de la rusa, la danesa, la francesa o la italiana. Y, sobre todo, transmitió su imbatible pasión por la danza en Cuba, en España y en todo el mundo con sus continuas giras. Nos emociona seguir recordándola", ha concluido Bustamante.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión