Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Amaia Romero compensa a sus fans con su voz, su cariño... y una jota

Ofrece este jueves tres ‘shows’ en el Auditorio de Zaragoza para aquellos que compraron entradas para su concierto cancelado en 2020.

Amaia Romero, en el arranque de su primer concierto en la sala Luis Galve del Auditorio.
Amaia Romero, en el arranque de su primer concierto en la sala Luis Galve del Auditorio.
Javier Belver

No tenía ninguna obligación ni responsabilidad contractual, pero reaccionó con grandeza y sensibilidad. Amaia Romero, cuyo concierto del 14 de marzo de 2020 en Zaragoza fue primero pospuesto y después cancelado sin devolver el dinero de las entradas por parte de la promotora, ha ofrecido en la tarde de este jueves tres actuaciones en la sala Luis Galve del Auditorio de la capital aragonesa para compensar, al menos emocionalmente, a sus seguidores. Tres turnos de 45 minutos (a las 16.30, a las 18.15 y a las 20.00) y 11 canciones con las que ha conquistado a unos asistentes entregados a la naturalidad y la voz de la intérprete navarra.

"Muchas gracias por estar aquí. Siento mucho lo que ha pasado, es lamentable. Cuando me informé de lo que había ocurrido con el promotor, busqué una solución pero no podía hacer nada. Se me ocurrió esto para devolver un poco el cariño". Con estas palabras ha arrancado el primer ‘mini-show’.

La cantante, que ha celebrado regresar a los escenarios tras una larga ausencia por la pandemia, ha comparecido con la única compañía de un piano de cola, una guitarra blanca y unas flores del mismo color. Ha desplegado las virtudes que la han aupado al primer plano desde que irrumpió como un cohete en ‘Operación Triunfo’ de 2017: la espontaneidad, un talento vocal abrumador y una personalidad muy marcada.

Ha confeccionado para la triple cita aragonesa un repertorio especial, adaptado al formato acústico. Los cuatro primeros temas al piano, los cuatro siguientes a la guitarra, otros dos al piano y cerró con la guitarra.

Ha arrancado con ‘Ultima vez’, ha proseguido con ‘El relámpago’ –su primera canción editada– y ‘Nadie podría hacerlo’. A continuación, ha hecho gala de su exquisito gusto musical con una versión de ‘Qué nos va a pasar’, de la banda donostiarra La Buena Vida. El público, sentado en asientos alternos, ha ido desterrando su timidez para corear y aplaudir los temas. ‘Nuevo verano’, ‘Quiero que vengas’, ‘Un día perdido’, ‘Quedará en nuestra mente’ –la más festejada– y la versión ‘Perdona (ahora sí que sí)’, de Marcelo Criminal, han dado paso a unos bises integrados por ‘El encuentro’ y la jota ‘Tan pequeñica y sincera’, todo un guiño a la audiencia aragonesa. Se ha retirado a los camerinos en un mar de aplausos que ha interrumpido para reiterar las disculpas por una situación ajena a su control.

"Amaia es diferente, como ha demostrado desde ‘OT’. Se sale de la norma y estamos muy contentas de que nos haya hecho este regalo", han explicado las hermanas fragatinas Nuria e Inés Teixidó.

Una gratitud que han compartido las amigas zaragozanas Micaela Casals e Irene Ruiz-Borau: "Es una artista con mucha luz, nos encanta su naturalidad. Y su reacción de compensarnos con un concierto tan bonito es de agradecer".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión