Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Madrigueras y otras huellas del abandono en el yacimiento romano de Villa Fortunatus, en Fraga

"Los conejos lo están deshaciendo", dice la alcaldesa de Fraga, que alerta del "grave" deterioro de los restos del siglo II.

Lonas desprendidas dejan sin protección el yacimiento situado a 5 kilómetros de Fraga
Lonas desprendidas dejan sin protección el yacimiento situado a 5 kilómetros de Fraga
HA

El yacimiento de Villa Fortunatus, ubicado en el municipio de Fraga, vuelve a presentar un preocupante estado de deterioro y abandono. Algunas de las lonas laterales se han desprendido, la techumbre vuelve a presentar deficiencias y además algunos de los animales de la zona, especialmente los conejos, campan a sus anchas entre los restos de esta villa romana del siglo II, considerada una de las más importantes de Aragón y decorada con ricos mosaicos.

"Los conejos están deshaciendo el yacimiento. Hay excrementos sobre los mosaicos, varias madrigueras y animales muertos. No se llevan a cabo labores de mantenimiento y la situación es grave", denuncia la alcaldesa de Fraga, Carmen Costa. El deterioro del yacimiento está en la agenda del equipo de gobierno desde su acceso al Ayuntamiento.

Detalle de los mosaicos con excrementos de animales
Detalle de los mosaicos con excrementos de animales
HA

En febrero de 2020, ya abordaron este asunto en una reunión con el consejero aragonés de Cultura, Felipe Faci, al que plantearon sus demandas así como varias soluciones. "Nos ofrecimos a hacernos cargo del mantenimiento, así como a adquirir una parcela situada junto al yacimiento, con el fin de acondicionar una zona de aparcamiento y de este modo, evitar que los visitantes tengan que estacionar al otro lado de la carretera y atravesar a pie una finca de propiedad privada", señala la primera edil, del PP, que, según explica, todavía espera la contestación de la DGA. O, en su defecto, algún tipo de actuación, ya que "las lonas siguen estando sobre el suelo y la suciedad cada vez es mayor", añade.

Las últimas actuaciones sobre el yacimiento se remontan al 2017. En ese momento, y tras la denuncia de colectivos vecinales y políticos, el Gobierno de Aragón invirtió 58.000 euros en la reparación de la cubierta de protección del enclave, que contaba con más de un centenar de goteras, y además, anunció la redacción de un plan director, que incluía la mejora de los accesos así como la creación de una zona de aparcamiento. No obstante, cuatro años después, ninguna de estas últimas actuaciones ha llegado a materializarse.

El departamento de Patrimonio reconoce la falta de nuevas inversiones y, al mismo tiempo, explica que atendiendo a la actual situación de pandemia las visitas de carácter colectivo a este espacio se han restringido y por lo tanto, "no hay de momento una necesidad imperiosa de impulsar estos planes". Ahora bien, añaden, existe un mantenimiento anual y "el yacimiento se encuentra dentro de la agenda de temas en cartera".

A la actual situación, tampoco ayuda la falta de entendimiento entre las administraciones y el propietario de la finca en la que se ubican los restos, a 5 kilómetros de la ciudad y que carecen de una buena señalización.

Además del equipo de gobierno, el concejal de Ciudadanos, Ramón Salamó, se ha preocupado de la conservación de Villa Fortunatus, exigiendo la mejora de la cubierta así como la necesidad de renovar la señalización, adecuar los accesos y arrendar o comprar los terrenos colindantes, con el fin de dotar al espacio de una zona de aparcamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión