Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

cosas con botones

Así funciona la mascarilla con motores futurista de 130 euros de LG

Esta mascarilla lleva filtros HEPA incorporados y dos ventiladores con una batería que dura hasta 8 horas.

La mascarilla de LG es cómoda pero aparatosa y nos hará parecer un personaje de una película de ciencia ficción
La mascarilla de LG es cómoda pero aparatosa y nos hará parecer un personaje de una película de ciencia ficción
LG

Puede que el coronavirus no haya venido para quedarse –esperemos–, pero tal vez las mascarillas sí que se conviertan en un complemento que perdure en el tiempo una vez pasada la pandemia. Lo saben bien en los países asiáticos, donde su uso era ya habitual para algunos y ocasional para muchos. Precisamente de Corea, llega la LG Puricare Air Purifying Mask, un purificador de aire en miniatura con forma de mascarilla que servirá para tranquilizar a los más inquietos y para filtrar el 99,97% de partículas, incluyendo virus, bacterias y alérgenos.

El diseño de esta máscara protectora es futurista, con reminiscencias a la ciencia ficción, y no dejará indiferente a nadie. Durante los días que la hemos probado, nos hemos tenido que acostumbrar a contar una y mil veces sus bondades a conocidos y curiosos que, con cara de circunstancia, trataban de entender lo que decíamos a través de la estructura de plástico de la mascarilla.

Y es que la facilidad de comunicación no es uno de los puntos fuertes de la LG Puricare y, aunque mover la boca es fácil dentro de la boquilla de silicona de grado médico que envuelve la nariz y la boca para evitar que pasen los indeseados virus, proyectar la voz y hacerse oír no lo es tanto.

La mascarilla de LG utiliza dos filtros HEPA H13 –similares en forma a los que encontramos en un robot aspirador– que duran aproximadamente un mes y cuyo precio es de unos 10 euros el par. Además, cuenta con un filtro interior muy similar al de una mascarilla convencional, que hay que reponer semanalmente y que cuesta un euro cada uno.

La mascarilla tiene una función antivaho para que no se empañen las gafas, que funciona bien siempre que el protector de silicona esté ajustado a la cara.
La mascarilla tiene una función antivaho para que no se empañen las gafas, que funciona bien siempre que el protector de silicona esté ajustado a la cara.
LG

Además, la Puricare cuenta con dos ventiladores que son los encargados de hacer circular el aire cada vez que el usuario inhala. La batería que los alimenta dura entre cuatro y ocho horas dependiendo del nivel que escoja el usuario, hay tres: uno indicado para cuando está sentado, otro para cuando está realizando una actividad física ligera y el último, que es para cuando la respiración sea más entrecortada.

Comodidad

La LG Puricare Air Purifying Mask pesa ‘solo’ 126 gramos y, a pesar de lo aparatosa que pueda parecer, es realmente cómoda, incluso para llevarla puesta durante horas.

La silicona del protector facial se adapta perfectamente a la cara y, tanto las correas de material suave, como el extensor de plástico duro que envuelve la cabeza, permiten un agarre estable incluso con movimientos bruscos de la cabeza. Todos los componentes extraíbles se pueden lavar con agua y un poco de jabón, pero LG recomienda no mojar la estructura principal para evitar daños, por lo que suponemos que no será aconsejable usarla en días de lluvia.

Los ventiladores son bastante silenciosos, pero en una habitación en sin ruido, se oyen –sobre todo en el nivel máximo de potencia– emitiendo un sonido constante, similar al de un respirador hospitalario.

El dispositivo cuenta con un único botón, para encender o apagar la mascarilla y cambiar la potencia, y emite pitidos para indicar en que estado se encuentra. Además, el botón se ilumina en diferentes colores para mostrar el nivel de carga de la batería, que se rellena en unas dos horas a través de un puerto USB-C.

En el pack, por unos 120 euros, LG incluye solo dos filtros HEPA y 10 filtros interiores, así como una bolsa de tela para llevarla. Por separado, el fabricante coreano vende una funda con luz ultravioleta para desinfectarla y conectividad con una ‘app’ que indica cuando hay que cambiar los filtros, pero ésta cuesta 120 euros más.

En definitiva, la LG Puricare Mask es una mascarilla indicada para usuarios que quieran gozar de una máxima protección, por ser especialmente vulnerables, por exponerse a situaciones de riesgo o, simplemente, por su mera tranquilidad. Es cómoda de llevar, pero un poco aparatosa y nada discreta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión