Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

fotoperiodismo. ocio y cultura

Un libro para humanizar el dolor y el duelo provocados por la pandemia

El fotoperiodista Gervasio Sánchez presentó el trabajo de 26 profesionales de España y Latinoamérica en compañía de José Miguel Marco e Irene Vallejo

PRESENTACION DEL LIBRO PANDEMIA MIRADAS DE UNA TRAGEDIA EN EL CENTRO JOAQUIN RONCAL DE ZARAGOZA / 24-03-2021 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Gervasio Sánchez, Irene Vallejo y José Miguel Marco, durante la presentación del libro en el Centro Joaquín Roncal.
Francisco Jiménez.

En los días más duros de la pandemia, hace aproximadamente un año, el fotoperiodista de HERALDO Gervasio Sánchez salió a la calle y documentó en tanatorios, residencias y hospitales lo que casi ningún compañero pudo contemplar: el verdadero rostro de la tragedia, la terrible sensación de ver agonizar, morir y enterrar en soledad a algunas víctimas.

No lo tuvo fácil. “Fue un grave error de las autoridades no mostrar con más realismo lo que pasaba –explicó ayer en el Centro Joaquín Roncal–; no se trataba de publicar fotos de muertos, sino de dejarnos trabajar para que todos fuésemos más conscientes de la gravedad”.

Esta fue la chispa que encendió la llama del proyecto que en forma de libro se presentó ayer en Zaragoza: 'Pandemia. Miradas de una tragedia', una publicación que retrata la dura realidad de la covid-19 en España y Latinoamérica.

Gervasio contó con la colaboración de sus compañeros Ricardo García Vilanova y Diego Ibarra, y al final se han sumado 23 fotógrafos más. Hay consagrados fotoperiodistas latinoamericanos como la peruana Silvia Izquierdo o el argentino Rodrigo Abad, y también han dejado su testimonio Premios Nacionales de Fotografía como Juan Manuel Castro y Cristina García Rodero.

Cada uno muestra doce imágenes hasta completar un trabajo de más de 300 páginas editado por Blume. Además, cuenta con dos prologuistas de lujo: la escritora mexicana Elena Poniatowska y la aragonesa Irene Vallejo. “En esta tragedia –destacó Irene en el acto–, los fotógrafos están siendo los garantes de la emoción, la vivencia y la memoria. Eso es lo que hace la fotografía, humanizar el dolor y el duelo”.

A partir de este hilo conductor, las imágenes que aparecen son muy variadas: desde fotoperiodismo puro en países como Brasil, “donde ahora mismo están muriendo más de tres mil personas cada día”, comentó Gervasio Sánchez, a trabajos más reposados alrededor de la familia, la soledad o la salud mental.

Entre otras entidades, el libro ha contado con el apoyo de la Asociación de Fotoperiodistas de Aragón, cuyo presidente, José Miguel Marco, también hizo hincapié en lo enriquecedor que resulta pasearse por sus páginas. “La pandemia tiene una dimensión tan grande –subrayó– que acercarse a estas 26 miradas ofrece una visión muy completa”.

Para llevar a cabo el proyecto se puso en marcha un plan de mecenazgo. “El dinero recaudado se destinará a ayudar a las familias de algunos fotógrafos que fallecieron al contraer el virus cuando cubrían la pandemia en Latinoamérica y que están en riesgo de exclusión social”, destacó su coordinador. Los mecenas que adelantaron dinero para que el proyecto viese la luz ya tienen el libro, que desde esta semana se puede adquirir en las librerías.

“Una fotografía nunca refleja el profundo horror de una tragedia, pero sin ella carecemos de la prueba que documente nuestra memoria histórica”. Esta frase se escuchó ayer en el Centro Joaquín Roncal, y dentro de unos años seguramente se podrá comprobar si esta publicación ha cumplido con ese papel de documento histórico. De momento, desde unas raíces muy aragonesas, lo que muestra es una mirada especial de la pandemia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión