Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

artes plásticas. ocio y cultura

Cinco artistas asimilan el magisterio de Goya en la Casa de la Mujer con ‘Grabada’

La sala Juana Francés halla un hilo conductor en la obra de Carmen Bermejo, Fátima Conesa, Ana Felipe, Laura Miner y Maite Pinto

[[[HA REDACCION]]]thumbnail_expo.jpg
La concejal de Igualdad, María Antoñanzas y la comisaria, Ana Felipe, presentan las exposición 'Grabada' en la Casa de la Mujer.
Daniel Martos.

ZARAGOZA. Si alguien acude a la Casa de la Mujer y sigue las huellas que hay en el suelo, con dibujos de Laura Miner, accede a un territorio sorprendente: la exposición ‘Grabada (grabado en femenino)’, en la Sala Juana Francés, que zanja la tendencia de que el grabado solo las hacían los hombres y las mujeres cobraban protagonismo en la sombra a modo de teloneras. En el proyecto, comisariado por la ceramista y grabadora Ana Felipe, no sucede eso: la artista ha reunido a cinco mujeres que dan lo mejor de sí mismas en la obra gráfica.

Son Carmen Bermejo, que ofrece una serie de cuadernos de grabados muy estimulantes, suspensos en la emoción y el paisaje; Fátima Conesa, que juega con la ambivalencia figuración/abstracción con piezas potentes y poéticas; Laura Miner, que propone un muy sugestivo trabajo a base de "dibujos tontos; ¡súper tontos!"; Maite Pinto transita por el espacio de la memoria, la identidad y el terrorismo. La quinta es la propia Ana Felipe; medita sobre la identidad, el mundo rural y el concepto de la España vacía.

Las cinco artistas, de diferentes procedencias, operan sobre variadas disciplinas, pero hallan en la técnica del grabado el hilo conductor. Si bien el grabado es el denominador común, se exponen también obras realizadas con otras técnicas elegidas por cada una de ellas. Y se ha hecho un montaje lleno de detalles, que tiene piezas en el suelo, que interviene en las paredes y que, además, ofrece un vídeo donde cada artista se retrata y explica cómo trabaja. Es sencillo y espectacular a la vez. Desenfadado. Las cinco mujeres disfrutan, dominan el taller o se tiran por el suelo.

Dualidad, frescura, soledad

Ana Felipe ha recordado que ‘Grabada’ quiere acceder "al otro lado", es decir a aquello que ha motivado a las autoras a realizar este trabajo y a elegir la técnica que ya anticipó Francisco de Goya. "He elegido cinco artistas con estilos y técnicas muy diferentes y he querido poner la atención en que detrás de todo este trabajo hay personas con sus problemas. No son solo cosas bellas, sino un modo de expresión que para nosotras es vital", declaró Felipe, quien también fue maestra de taller de Grabado de la Fundación Fuendetodos-Goya. Ella misma vive en un pequeño pueblo del universo rural y en su obra gráfica, muy unitaria y con alguna que otra sorpresa como una barca varada en medio del llano solitario, saca a relucir lugares abandonados y elementos únicos, como herrajes, detalles de puertas, herramientas, cruces…

Ana Felipe: "He elegido cinco artistas con estilos y técnicas muy diferentes y he querido poner la atención en que detrás de todo este trabajo hay personas con sus problemas. No son solo cosas bellas, sino un modo de expresión que para nosotras es vital"

Fátima Conesa se inclina por la dualidad y los objetos traslúcidos. Es una obra refinada, con dominio de la técnica y gran capacidad de impacto, especialmente en la pieza más grande. La exposición ofrece su lado más juguetón con Laura Miner, capaz de conservar la frescura del trazo de los niños en una serigrafía con una serie de dibujos que se escapan del marco o que reptan, diseminados, por el suelo. El contrapunto lo pone la joven artista Maite Pinto, que utiliza las técnicas más clásicas del grabado: el aguatinta, tan utilizado por Goya en su serie de grabados, algo que también es muy asiduo en Aragón, sobre todo a través de la obra gráfica de Mariano Castillo.

Carmen Bermejo busca en su obra árboles únicos, a los que fotografía y graba. La imagen va acompañada de un relieve de letras con los datos del ejemplar y un certificado de vida o muerte, que indica su estado actual. Sus piezas están en una especie de urna o vitrina donde hay bellos cuadernos, hojas y ramas.

‘Grabada’ podrá verse en la sala Juan Francés de la Casa de la Mujer hasta el próximo 6 de mayo e integra la programación para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. En estos días de marzo que restan, se celebrarán mesas de debate sobre igualdad laboral, corresponsabilidad y liderazgo femenino.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión