Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Zaragoza pierde otro cine y se queda solo con tres salas

Las salas de Artesiete en la Torre Outlet de la capital aragonesa permanecen clausuradas desde el pasado 4 de febrero 

Interior de los multicines Artesiete de La Torre Outlet de Zaragoza.
Interior de los multicines Artesiete de La Torre Outlet de Zaragoza.
Oliver Duch

La pandemia del coronavirus continúa siendo demoledora para el mundo del cine. El cierre temporal de las salas de Artesiete en La Torre Outlet se suma a las de Cinesa Puerto Venecia, Cinesa Grancasa y Yelmo Plaza Imperial para dejar a Zaragoza con tan solo tres cines: Palafox, Aragonia y Cervantes.

«Desde el 4 de febrero, los cines Artesiete La Torre cierran temporalmente sus puertas hasta nuevo aviso, a la espera de poder ofrecer las películas de estreno en toda su amplitud de horarios y sin restricciones», informan la cadena Artesiete, que gestiona estos cines, en su página web. Desde el pasado 20 de enero, solo ofrecían sesiones los viernes, sábados y domingos.

De esta manera, 33 salas comerciales de cine han apagado sus proyectores desde comienzos del mes pasado en Zaragoza, de las 61 que existen en la ciudad, con una capacidad total que ronda las 14.000 butacas. Con la última medida adoptada por Artesiete se pierden más de la mitad, 7.371, que representan alrededor del 52%.

Los aforos al 50%, el cierre de actividades no esenciales en el ámbito de la cultura antes de las 20.00 (de lunes a jueves) y antes de las 18.00 (viernes, sábados y domingos) dificultan el funcionamiento de los cines, ya de por sí disminuido por los efectos de la pandemia que, desde el pasado año, obligó a cancelar rodajes, posponer y/o anular lanzamientos que, en varios casos, solo se estrenaron en plataformas de contenidos para televisión. Una nueva estrategia que amenaza seriamente la exhibición comercial en cines.

Para las salas comerciales, la principal preocupación en estos momentos es la falta de contenidos y estrenos debido a la mala situación que se está viviendo a nivel internacional, pero sobre todo en Estados Unidos, que es el principal mercado cinematográfico. Además, el aumento de los contagios y las restricciones también provocan que se vayan retrasando los estrenos hasta que la situación mejore.

Tras el confinamiento, las salas de Cinesa Puerto Venecia fueron las primeras en volver en la capital aragonesa, el pasado 8 de junio –antes habían tomado la delantera en Aragón las localidades de Sariñena, Mequinenza, Boltaña y Tamarite de Litera–. En sus instalaciones, el protocolo sanitario estableció (del mismo modo que luego hicieron el resto de cines) la existencia de asientos vacíos entre el público y horarios escalonados en las sesiones para reducir las colas y garantizar las medidas de distanciamiento social, con un aforo limitado a un tercio de capacidad, cuando estaba permitido el 50% (en la fase 3 de la desescalada). Posteriormente, con la llegada de la nueva normalidad, se amplió al 75% a partir del 21 de junio. Pero a partir de 26 de octubre la pandemia volvió a marcar la necesidad de aplicar nuevas restricciones y el aforo se limitó al 25%, hasta que en diciembre del pasado año volvió a situarse en el 50%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión