Despliega el menú
Ocio y Cultura

Heraldo Joven

cultura

Óscar Alonso: "Ahora, antes de publicar, me pregunto: '¿Esto le importa a alguien que lo está pasando realmente mal?'"

El creador de 72 Kilos publicó recientemente 'Las cosas que importan', un nuevo libro que empezó a cocinarse cuando el país tuvo que encerrarse en casa.

Portada del libro 'Las cosas que importan', de 72 Kilos.
Portada del libro 'Las cosas que importan', de 72 Kilos.
Plan B

72 Kilos comenzó siendo un reto personal para bajar de peso: un dibujo al día y una rutina de running para bajar a ese peso, el ideal recomendado para su creador. Con el tiempo, se ha convertido en mucho más: un estilo colorido, reflexivo, simbólico y minimalista que ha creado una comunidad con más de 1,7 millones de seguidores solo en Instagram que aplauden las reflexiones, dudas al aire y autorrespuestas que el ilustrador lanza con cada viñeta, repletas de pequeños humanos que se enfrentan al complejo juego de la vida. La mano que decide el trazo de este proyecto es la de Óscar Alonso, un bilbaíno que trabaja como creativo publicitario y para quien dibujar, así como correr, se han convertido en dos de sus pasiones, que, en él, la vida parece haber entrelazado.

En 2019 llegó su primer libro de la mano de la editorial Plan B, 'Las vidas que dibujamos', y un año más tarde, el segundo, 'El mundo es un regalo'. Ese mismo año, que es este peliagudo 2020, las circunstancias sirvieron una doble ración de ideas que se materializaron en su último trabajo: 'Las cosas que importan'. 

'Las cosas que importan', de 72 Kilos.
'Las cosas que importan', de 72 Kilos.
Plan B

¿Cuáles son para Óscar Alonso "las cosas importantes"?

La familia, la que está, la que no está, la que eliges, la que te toca y la que estoy construyendo. Y crear, dibujar, estar en silencio, decir lo que piensas, lo que sientes. Mirar a la muerte desde la vida sabiendo que vamos a conocernos en algún momento.

72 Kilos nace de un reto, una apuesta con los amigos para bajar de peso. Tres libros después, dos hijos, muchos kilómetros corridos y muchísimas ilustraciones, ¿cuál es el reto personal que te mantiene ahora en marcha?

Me encantan los retos y si no fuera por ellos no habría dibujado ni corrido tanto. Ahora sigo con mi reto de dibujar todos los días, pase lo que pase. Es muy divertido por todas las cosas que tengo y no tengo que hacer para conseguirlo.

La pandemia frenó en marzo los planes de todo el mundo y, sin embargo, hay quien también ha sabido sacar algo positivo. ¿Crees que habrías sacado este libro tal y como es de no ser por la situación?

No, de ninguna manera. Estos temas de los que hablo vienen siendo habituales en mis viñetas diarias, pero el hecho de estar en una pandemia se han proyectado mucho más. He encontrado comportamientos muy interesantes que no sabía que existían en la gente de mi alrededor y en los míos propios.

¿Ha cambiado la pandemia algo en tus dibujos y en tu forma de ver la vida?

Igual algo el estilo porque he podido dibujar mucho más. La temática sigue siendo la misma, aunque ahora lo paso por un filtro que dice: "¿esto le importa a alguien que lo está pasando realmente mal por esta circunstancia sanitaria?

A veces las redes sociales generan presión sobre los creadores. Para ti, ¿qué tiene que tener una ilustración o una idea para pasar tu propio filtro y publicarla?

Que me guste mucho a mí. Nada más. No se la muestro a nadie más antes de hacerlo. Es mi proyecto personal y quiero que sea así siempre. Es un juego que me propuse y con esa única norma. Si no, se convierte en una preocupación.

"Para pasar mi filtro una ilustración tiene que gustarme a mí. No se la muestro a nadie más antes de publicarla"

Parece muy complicado contar tanto en apenas unas palabras y una imagen. ¿Es eso lo más difícil de tu trabajo?

Sí, es una de las cosas más difíciles junto con lo que comenta ahora de poner el listón en qué es bueno y qué no para ser compartido. ¿Se puede decir con menos palabras? Entonces vamos a decirlo con menos palabras.

Con el confinamiento no podrías salir a correr. ¿Cómo has llevado eso?

Ha sido complicado. Comencé muy fuerte a hacer mucho ejercicio pero caí en la desgana, en la desmotivación, en el chocolate... Ahora he recuperado algo la forma, pero ha supuesto un cambio bastante importante. Estaba a punto de correr la maratón de Barcelona el 15 de marzo y de repente, me desinflé como corredor.

En alguna ocasión has dicho que la música mientras corres debería ser declarada patrimonio de la Humanidad. ¿Alguna sugerencia para una playlist infalible?

Ja,ja,ja. Sí, hay miles de temas musicales. Te dejo aquí una playlist  la cual vuelvo a escuchar una y otra vez.

Aunque tienes millones de seguidores has decidido no dedicarte en exclusiva a 72 Kilos, y lo compaginas con tu trabajo como creador publicitario. ¿Qué te aporta a ti compartir tu proyecto con tantas personas?

Es un poco abrumador, pero enriquece el hecho de escuchar tantas historias tan diversas, ver cómo ayudan unos dibujos en el día a día de las personas. Desde mi cuarto por la noche puedo conectar con alguien que lo necesite. Eso me parece mágico.

La juventud es generalmente una de las etapas en las que más perdido se siente uno. ¿Algún consejo vital para los lectores? O, mejor todavía, ¿alguna de tus ilustraciones?

Que prueben a hacer mucho lo que les gusta. Que se rodeen de gente que les anime. O dicho de otra manera: la siguiente viñeta.

Ilustración de 72 Kilos.
Ilustración de 72 Kilos.
Óscar Alonso

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios