Despliega el menú
Ocio y Cultura

lírica. ocio y cultura

Miguel Ángel Yusta elige 1.700 ejemplos de poesía popular que atraviesa varios siglos

Publica ‘La copla, emoción y poema’, que es un manual y una antología. El poeta lleva dos décadas publicando versos suyos y ajenos en HERALDO

MIGUEL ANGEL YUSTA ( ESCRITOR ) / 07/04/2015 / FOTO : OLIVER DUCH[[[HA ARCHIVO]]]
Miguel Ángel Yusta es poeta y teórico de la copla .]
Oliver Duch.

ZARAGOZA. Hay fervores que acompañan la vida entera. Y un buen ejemplo es el de la copla: Miguel Ángel Yusta, poeta y Premio Imán de la Asociación Aragonesa de Escritores, lleva dedicándole años y años. En su propia obra creativa, en sus investigaciones y como coordinador de una sección en HERALDO: desde hace dos décadas publica estrofas domingo tras domingo. Ahora, tras haber editado ‘Rincón de coplas’ y ‘Cancionero de coplas aragonesas’, ofrece su libro más completo, casi un tratado: ‘La copla, emoción y poema’, en una coedición de Jaguar y Lastura.

Miguel Ángel está feliz. Explica: "La copla (su nombre proviene de la voz latina ‘copula’, ‘lazo’, ‘unión’) es una estrofa poética, una estructura métrica de la lengua castellana, que, por lo general, está compuesta de cuatro versos octosílabos rimados el segundo y el cuarto en asonante, y libres los impares. Hay variaciones (de romance, redondilla, seguidilla y otras) que enriquecen nuestra poesía desde casi los comienzos del castellano. Son manifestaciones de poesía popular, aunque también es cultivada por poetas y escritores que ven en ella una magnífica forma de expresión".

Nómina, memoria y alas

De esos autores, trata una parte del volumen: los hermanos Machado, Federico García Lorca en ‘Poema del cante jondo’ y ‘Romancero gitano’, y en toda su lírica en general, Rafael Alberti, renovador de la lírica popular y autor de ‘Coplas de Juan Panadero’, Juan Ramón Jiménez o Bécquer...

Esta devoción de Miguel Ángel Yusta viene de lejos, desde sus días de escolar. "Desde niños, en la escuela de entonces, se aprendían de memoria poemas y se escribían a diario redacciones y dictados y era un aprendizaje útil para el correcto manejo del idioma hablado y escrito. Estas fáciles y musicales rimas facilitaban el desarrollo de la memoria y enriquecían la imaginación. Luego, las lecturas iban acrecentando este inicial aprendizaje, desarrollándolo y en una edad propicia comenzábamos a escribir algunos versos, en esa bendita adolescencia en la que los ojos de una vecinita o los de una estrella de la pantalla nos hacían soñar y despertaban sentimientos amorosos", evoca. Aquello fue el principio o germen "de otros muchos versos que vinieron después..."

Que la copla es una forma de poesía es un hecho indiscutible. "La copla es poesía popular, lo cual no quiere decir vulgar, pues la copla puede ser un micropoema magnífico si está escrita por un poeta. Pero también está en el alma del pueblo, que la utiliza para expresar los más variados sentimientos con un lenguaje sencillo y directo".

Una flecha directa al corazón

Al poeta y compilador le gusta acudir a una hermosa cita-definición del poeta y filólogo Dámaso Alonso: "Esa poesía blanca, breve, ligera, que toca como un ala y se aleja dejándonos estremecidos, que vibra como un arpa, y su resonancia queda exquisitamente temblando". Miguel Ángel Yusta añade sus propias imágenes: "Puede ser una flecha directa al corazón, una voz, grito de gozo, gemido de dolor o lamento, homenaje, noticia..."

‘La copla, emoción y poema’ es un libro que resume y recoge un largo trabajo sobre la copla con 17.000. El autor enfatiza su carácter de muestra, dada "la enorme influencia literaria de la copla desde los primeros autores, en los albores del castellano, hasta nuestros días". Recorre todas las épocas: los primeros trovadores, Jorge Manrique, Lope de Vega, los hermanos Machado (que ‘llegan’ el jueves al Teatro Principal el jueves en una pieza de Alfonso Plou), Luis Cernuda, Rafael Alberti, Lorca, Félix Grande...

"Una interminable nómina que sigue, por fortuna, creciendo en nuestros días con vitalidad y fuerza". En Aragón un poeta como José Verón Gormaz ha escrito copla popular y se ha acercado a los cantes de jota, tema que también se toca. Y Ángel Guinda. Y Gracia Mosteo, etc.

El volumen lleva un prólogo del escritor y periodista Juan Domínguez Lasierra, un epílogo del escritor y profesor Javier Barreiro, y un extenso estudio monográfico, histórico y estético, de la filóloga y poeta Susana Díez de la Cortina. Todo ello, junto a una selección de coplas de autores clásicos, modernos y contemporáneos y una aportación de coplas propias de M. Á. Yusta –tanto publicadas en los veinte años de la sección de HERALDO como inéditas: "Soy poesía y te canto / con la voz y la palabra, / que la copla es mi canción / y mi poema del alma". O "Para decir que me quieres / mírame antes a los ojos, / verás cómo no hacen falta / palabras entre nosotro"».

Resume el poeta y compilador: "‘La copla, emoción y poema’ es un instrumento para que quienes conozcan la copla disfruten de ella, y quienes no, se acerquen y entren en este mundo apasionante en el que pueden explorar y conocer su enorme valor poético".

ANTOLOGÍA

Gustavo Adolfo Bécquer

«Si ve tu cara un platero

la roba para venderla,

los ojos como brillantes

y los dientes como perlas».

***

Ángela Figuera Aymerich

(A Antonio Machado)

«Me fui con tu libro allí

y luego no hacía falta:

todos tus versos, Antonio

el Duero me los cantaba».

***

Rubén Darío

«Corona de Zaragoza

es la Virgen del Pilar

y Zaragoza, de España,

es la corona mural».

***

Emilia Pardo Bazán

«Un engaño es el amor

un engaño es el vivir:

se engañaron los Amantes...

¡Qué hermoso engañarse así!».

***

Carmen de Burgos

(Colombine)

«Vivirá siempre la fama

de Marcilla e Isabel:

¡el amor inmortaliza

a los que mueren por él!».

***

Juan Ramón Jiménez

«El sol dorará las hojas,

dará diamantes al río,

hará un canto de oro y risa

con el viento, por los pinos...».

Etiquetas
Comentarios