Ocio y Cultura
Suscríbete

planes de ocio

Disfrázate para un Halloween aterrador reciclando lo que tienes en casa

Hombres lobo, momias o esqueletos pueden ser opciones caseras para que padres e hijos pasen un día terroríficamente divertido.

El disfraz de esqueleto es una opción perfecta para que lo lleve toda la familia.
El disfraz de esqueleto es una opción perfecta para que lo lleve toda la familia.
Freepik

Este fin de semana se celebra Halloween. Las momias, los zombies y los esqueletos harán acto de presencia junto con otros seres monstruosos. Aunque este año la pandemia obligará a hacer una celebración un poco diferente, seguro que tampoco faltan los caramelos en la mayoría de las casas con niños. Si se te dan bien las manualidades, te ofrecemos una serie de propuestas para hacer tú el disfraz de tus hijos, incluso una opción para que vaya toda la familia igual. Y todo con cosas que puedes encontrar en casa.

Un bebé diabólico

Chucky, el muñeco diabólico, es un personaje de ficción creado por Don Mancini y protagonista de varias películas de terror. Es también una opción para disfrazar a tu bebé en Halloween de forma sencilla. Solo necesitas un peto vaquero, una camiseta de manga larga con rayitas de colores y un poco de pintura roja para hacer las cicatrices de la cara. Si el niño quiere, también puedes completar el disfraz con un cuchillo de juguete para que sea aún más terrorífico.

Hombre lobo en miniatura

Mitad hombre y mitad lobo. Es una de las figuras más aterradoras en la noche de Halloween. Si te lo encuentras, corre si no quieres que te arañe con sus garras. Este disfraz también lo puedes hacer tú en casa de forma sencilla. Bastará con que tengas una camisa de cuadros, unos vaqueros, pintura marrón para la cara y pelo para las garras, que se puede coger de una peluca.

Momias con papel higiénico

El de momia es uno de los disfraces que más gustan a los niños. Bastará con coger papel higiénico y enrollar a nuestros hijos con él. Para evitar que se rompa, podemos usar vendas en lugar de papel higiénico, ya que son más resistentes, y vendar por un lado las piernas y por el otro, los brazos y el tronco.

Una familia esquelética

Padres e hijos pueden ir con el mismo disfraz con esta propuesta terrorífica. Lo primero será conseguir una camiseta y un pantalón negro para cada miembro de la familia. Mientras cada uno va a su armario, dibujaremos los huesos ya sea sobre papel, cartulina o fieltro, el mejor material para lo que queremos hacer ya que evitará que se rompa con facilidad y se deshilache. Una vez hechos todos los huesos, pondremos un cartón dentro de la camiseta y empezaremos a pegar los huesos. Lo mismo haremos con los pantalones. El resultado será una aterradora familia de esqueletos.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión