Despliega el menú
Ocio y Cultura

NARRATIVA ESPAÑOLA. 'ARTES & LETRAS'

Rosa Montero canta la alegría de vivir en 'La buena suerte'

La escritora y periodista madrileña narra su nuevo libro la vida de un hombre, Pablo, que no puede esconderse de la culpa

Rosa Montero publica 'La buena suerte'.
Tras 'La carne', Rosa Montero publica 'La buena suerte'.
Iván Giménez.

Pablo Hernando, arquitecto de éxito, premiado y reconocido, viaja en AVE a Málaga para impartir una conferencia. Cuando el tren se detiene en el apeadero de Pozonegro –pueblo minero ficticio que hace honor a su nombre–, el arquitecto ve un cartel de «Se vende» tan cochambroso como la casa de la que cuelga y le asalta una idea: ¿qué pasaría si desapareciera? Desde luego, nadie buscaría allí a alguien con tanto glamour y con tanto dinero como él. Así que Pablo se baja del tren como si se bajara de la vida, compra la casa –al contado, en un gesto habitual para él– y empieza su particular descenso a los infiernos. Porque Pablo no se ha escondido allí movido por un impulso, sino que arrastra un secreto que lo atormenta y una culpa que lo asfixia.

Pablo empieza de cero en una casa vacía, sucia, en la que solo pone un colchón; trata de evitar el contacto con cualquiera que se le acerque, por muy intrigado que esté todo el pueblo con él, y para no ser localizado no utilizará su cuenta bancaria, lo que lo obliga a trabajar como reponedor en el supermercado. Pablo se está castigando por algo que no sabremos hasta bien entrada la novela, como si rechazar los lujos con los que vivía y dejarse caer en ese abismo fuera la manera de redimirse. Pero en la casa hay tres vecinos más con los que tendrá que relacionarse y así conoce a Raluca, una mujer que también carga con su particular colección de desgracias pero que ha decidido hacer frente a la vida con energía y mucho carácter.

En este viaje, Pablo descubrirá que no es posible esconderse de la culpa, que no basta con querer dejarla atrás para que desaparezca. Y gracias a Raluca –el gran personaje de esta novela: una mujer luminosa, un tanto estrafalaria pero tierna y bondadosa–, aprenderá que hay un camino, no más fácil pero sí mejor, para hacerlo: querer salir adelante. Querer vivir. Querer tener buena suerte.

‘La buena suerte’ es una novela de amor a la vida que nos recuerda que, a pesar de todo, hay razones para creer en el ser humano, para no perder la esperanza. Una novela brillante y luminosa sobre la alegría de vivir.

Que nadie piense que esto es un manual de autoayuda con frases estilo Mr. Wonderful recordándote que eres el dueño de tu destino y que conseguirás lo que te propongas si lo deseas de verdad. El protagonista lleva a cuestas una desgracia de la que es imposible salir, algo que no depende de él ni de ninguno de sus actos de contrición, y eso lo aprenderá a lo largo de esta historia, igual que aprenderá de la mano de Raluca que no podemos evitar las desgracias, pero sí podemos elegir cómo vivirlas.

En esta novela hay buenos y malos, hay personajes que se meten en líos al dejarse llevar por un exacerbado sentido de la justicia, hay quien se aferra a la vida a pesar de que la suya no sea buena, quien cuida a los demás sin tener obligación; también hay violentos, avariciosos y torpes, hay inadaptados que viven al margen y hay quien trata mal a quien no se puede defender. Hay quien debe enfrentarse a la contradicción de amar a alguien que elige la maldad. Y hay policías y delincuentes que entran y salen de la vida de Pablo sin que él pueda hacer nada para evitarlo. Porque no todo puede estar bajo su control y, cuanto antes lo asuma, antes podrá sacudirse la ansiedad que lo atenaza.

‘La buena suerte’ es una de las obras mayores de Rosa Montero (Madrid, 1951), tanto en la complejidad de la estructura narrativa y el dominio de la técnica como en la ambición a la hora de contar la vida e indagar en la esencia del ser humano. En ella, todo encaja y todo fluye. Escrita con una prosa magnética, cercana y natural, la información es administrada muy acertadamente, desvelando en cada momento lo justo para mantener pegado al lector.

El amor, el maltrato, la locura

Con inteligencia y hondura, salpicándola de microhistorias que le dan una amplitud aún mayor, la autora se sirve de la intriga central para tratar temas verdaderamente esenciales: la novela habla de las distintas formas de amar, del maltrato, del estigma de las enfermedades mentales, del concepto de éxito y de lo vacía que puede estar una vida aparentemente perfecta, de los cuidados, de la bondad, de lo difícil que resulta, en ocasiones, hacer lo correcto y también sobre lo necesario que es.

En la novela hay también una idea de renacimiento que transmite que vivimos muchas vidas en una, que los finales también son principios: Pablo necesita despojarse de todo y quedar desnudo para encontrar la forma de tocar fondo, de coger impulso para empezar de nuevo.

‘La buena suerte’ es una novela de amor a la vida que nos recuerda que, a pesar de todo, hay razones para creer en el ser humano, para no perder la esperanza. Una novela brillante y luminosa sobre la alegría de vivir.

LA FICHA

'La buena suerte'. Rosa Montero. Editorial Alfaguara. Madrid, 2020. 325 páginas.

Etiquetas
Comentarios