Despliega el menú
Ocio y Cultura

literatura

Un audio de WhatsApp que vale 500 euros

Un zaragozano, Raúl Garcés Redondo, gana el primer certamen nacional de microrrelatos leídos a través de la popular aplicación de mensajería

Raúl Garcés recogió el premio este pasado fin de semana en La Carolina
Raúl Garcés recogió el premio este pasado fin de semana en La Carolina
HA

Meses después de su concesión (un retraso explicado por las limitaciones impuestas por la pandemia), Raúl Garcés Redondo pudo recoger por fin este pasado fin de semana el premio del I Certamen Nacional de Microrrelato por Whatsapp y Relato Breve ‘Isabel Jiménez Pérez’, organizado por el Ayuntamiento de La Carolina y la empresa MV Gestión, que se precia de ser “el primero a nivel nacional” en utilizar el más popular de los servicios de mensajería para teléfonos móviles como “escaparate literario”. Zaragozano de 44 años, Garcés se ha llevado 500 euros por ello y verá publicada su obra, además, en un volumen colectivo. “Me pareció una convocatoria muy original y me presenté. Había que mandar por Whatsapp el audio leyendo el microrrelato. Aparte del texto, se valoraba cómo le das vida, cómo lo lees”, explica.

Era la primera edición del concurso y con el suyo, titulado ‘Visita guiada o donde habita el silencio’, participaron otros 134 microrrelatos. La convocatoria incluía también las categorías de relato breve nacional, que ganó 'La botella del Coracero', del madrileño Manuel Montoya Vicente (Madrid), y local, que fue para 'El plomo en las alas', del jiennense Antonio Reyes. Sus obras, junto a las de los finalistas, alimentarán ese libro en el que también aparecerá la escrita por el zaragozano.

Raúl Garcés mantiene desde hace siete años un blog, ‘¿Tiene un minuto?’, en el que publica sus microrrelatos, uno o dos al mes. Él se dice deudor de Augusto Monterroso, Gabriel García Márquez y Ramón J. Sender. Licenciado en Historia por la Universidad de Zaragoza, trabaja como guardia de seguridad en un centro comercial de la capital aragonesa y ha ganado anteriormente también el concurso de Aragón Radio ‘Aragón en 100 palabras'; otro convocado por la editorial cordobesa La Fragua de Metáforas, que le valió la publicación de su libro ‘Cerdito de porcelana y otros microrrelatos’, con ilustraciones de Manuel Jurado; o, hace apenas unos días, la convocatoria semanal de ‘Relatos en cadena’ del programa de Carles Francino en la Ser ‘La ventana’. Siempre, escribiendo microrrelatos: “De momento sigo con ellos, pero sí que me dicen que tengo que dar el salto al relato o a la novela”.

El que fue premiado en La Carolina y enviado en un archivo de audio de Whatsapp, ‘Visita guiada o donde habita el silencio’, es el siguiente:

“En cuanto atravesamos el quejumbroso portón, no dudaron mis compañeros de grupo en fusilar sin contemplaciones con sus móviles aquellas pinturas de Goya que decoraban los muros de la iglesia, haciendo caso omiso a los requerimientos de la guía. Yo esperaba paciente a que terminaran sentado en uno de los vetustos asientos de madera cuando lo vi. En un principio me pareció un trampantojo, una de esa obras pictóricas que buscan engañar a la vista pero no tardé en comprobar que se trataba realmente de un monje cartujo que con un leve ademán me invitaba a seguirlo tras aquella puerta. Pese a mi celeridad, enseguida le perdí la pista en aquel interminable y silencioso claustro. Y aquí sigo, deambulando por sus eternas galerías, ahogada ya toda esperanza de encontrar una salida pues sin posibilidad de articular palabra, tan solo me sirvo de tímidos gestos que de poco sirven cuando al otro lado de la pared los pocos turistas que reparan en mi presencia me toman por una peculiar pintura mural”.

Etiquetas
Comentarios