Despliega el menú
Ocio y Cultura

El confinamiento, bajo la mirada de 40 creadores zaragozanos

La Gran Vía de Zaragoza se ha convertido este jueves en una sala de exposiciones al aire libre para albergar la particular visión de 40 artistas locales sobre el confinamiento, una experiencia que les obligó a permanecer en sus casas durante la pandemia

La Gran Vía de Zaragoza se ha convertido este jueves en una sala de exposiciones al aire libre para albergar la particular visión de 40 artistas locales sobre el confinamiento, una experiencia que les obligó a permanecer en sus casas durante la pandemia. 'La casa por la ventana. Historias para abrazar la ciudad' alberga los textos de 20 escritores aragoneses que han reflexionado sobre la crisis del coronavirus, así como la interpretación que han hecho de esas líneas una veintena de ilustradores.

La sanidad, el teletrabajo, la educación, la imaginación infantil o la convivencia vecinal son algunos de los temas que estos creadores han trabajado por parejas hasta convertirlos en unas obras corales con un nuevo significado.

La exposición reúne los textos de autores contrastados como Ana Alcolea, recientemente galardonada con el Premio de las Letras Aragonesas, o Irene Vallejo, cuyo ensayo 'El infinito en un junco' se ha convertido en uno de los libros de cabecera de este verano en España.

La poeta Brenda Ascoz, el autor infantil Daniel Nesquens, el filósofo David Mayor o el dramaturgo Mariano Anós son algunos de los artífices de este certamen que también ha querido dar espacio al talento joven de los nuevos creadores.

Las imágenes han corrido a cargo de artistas como Elisa Arguilé, quien obtuvo en 2007 el Premio Nacional de Ilustración, o de Alberto Gamón, especializado en la composición de imágenes para publicaciones editoriales. La muestra de la gran variedad de estilos que pueblan el arte zaragozano lo han puesto de evidencia trabajos como el del ilustrador de cómics Álvaro Ortiz, el artista urbano Maiky Maik o la creadora Coco Escribano, popular por sus diseños de mujeres luchadoras.

"Me parece que el resultado es fantástico, han sabido conversar muy bien, han hecho unas interpretaciones visuales maravillosas y también hemos dado la oportunidad de establecer un conocimiento distinto sobre el arte y el talento que tenemos en la ciudad", ha subrayado a los medios la comisaria de la exposición, Julia Millán.

Precisamente, Millán ha sido la encargada de confeccionar los emparejamientos de los artistas, asumiendo el riesgo de que chirriase ese diálogo entre ilustración y texto, que finalmente ha resultado "muy enriquecedor". El filósofo y docente David Mayor ha sido uno de los autores que se han sumado a esta reflexión con 'Escuela', un texto crítico sobre la educación, que posteriormente ha sido interpretado visualmente por Miguel Ángel Pérez Arteaga

Etiquetas
Comentarios