Despliega el menú
Ocio y Cultura

La Noche en Blanco alumbra el camino de vuelta a la cultura en la capital aragonesa

Zaragoza celebró ayer la décima edición de esta iniciativa con menos actos que en años anteriores

El museo Pablo Gargallo tuvo al personaje de Albert Einstein como uno de los protagonistas de las intervenciones teatralizadas
El museo Pablo Gargallo tuvo al personaje de Albert Einstein como uno de los protagonistas de las intervenciones teatralizadas
Guillermo Mestre

No deslumbró como en años anteriores, pero tampoco dejó de brillar y al menos pudo celebrarse después del apagón cultural de los últimos meses. Ayer, la Noche en Blanco volvió en su décima edición con menos actividades, restricciones de aforo, el uso obligatorio de mascarilla y controles de temperatura.

Durante la velada se pudo disfrutar en distintos espacios de la capital aragonesa de exposiciones, danza, circo y otros espectáculos que comenzaron a media tarde en los principales equipamientos culturales de la ciudad, así como en la sede del Gobierno de Aragón, en el edificio Pignatelli, donde tuvo lugar una actuación de circo a cargo de Infinit Compañía, Compañía Seon, Daniel Esteban y Andreu Casadella.

La música en directo volvió a sonar en la ciudad en espacios tan singulares como el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, el museo del Foro, el museo Pablo Serrano, el parque Delicias o el Teatro Principal. La mezzosoprano Beatriz Gimeno, con José María Berdejo al piano, ofreció el recital lírico ‘Amor… y desamor del poeta’ en el museo del Foro –cuya capacidad se restringió a 80 personas–. El concierto de presentación del XXVII Ciclo de Intérpretes en Aragón del Festival de Música Museo del Foro Romano 2020, que organiza la Asociación Aragonesa de Intérpretes de Música y Zaragoza Cultural, rindió homenaje a todos los fallecidos y afectados por la covid-19 y a quienes trabajan por atajar esta enfermedad, y sirvió también para «reivindicar que la cultura vuelva a los escenarios», expresó la mezzosoprano y profesora de canto del Conservatorio Superior de Música de Aragón, Beatriz Gimeno.

Paralelamente, en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza se pudo disfrutar de la guitarra barroca de Enrique Baile, donde el músico interpretó obras Corbetta, Bartolotti, De Visée y Murcia.

Recital lírico a cargo de Beatriz Gimeno, en el museo del Foro.
Recital lírico a cargo de Beatriz Gimeno, en el museo del Foro.
Guillermo Mestre

Einstein, de nuevo en Zaragoza

El Pablo Gargallo contó con la visita de tres ilustres personajes: Albert Einstein, Raquel Meller y Josephine Baker volvieron a Zaragoza para participar en ‘Estos locos, locos años 20’, las intervenciones teatralizadas del museo Los grupos de visitantes se divirtieron de lo lindo con esta actividad, escucharon la voz de Raquel Meller, la gran artista nacida en Tarazona y no dudaron en arrancarse a bailar animados por Josephine Baker y Albert Einstein, quien celebraba de nuevo su cumpleaños en la capital aragonesa. Y es que en la planta superior había hasta una Dj, Nuria, a los platos. Con un aforo de 875 personas, la visitas se estructuraron de forma escalonada y en distintas dependencias para evitar aglomeraciones y permitir el flujo de entradas y salidas.

En el IAACC Pablo Serrano tuvo lugar el espectáculo de danza ‘Ephimero, peace of mind’, a cargo de Paula Pérez Pinilla y Carmina Gimeno Latas. La programación en este espacio también incluyó un concierto de Carlos González al clave, con obras de Buxtehude, Byrd, Corre de Arauxo, Frescobaldi, Couperin y Seixas. Cerro la velada musical Facundo, en la terraza del museo.

El museo Goya, uno de los más vistados en la noche de ayer
El museo Goya, uno de los más vistados en la noche de ayer
Guillermo Mestre

En varios de estos museos se formaron largas filas, no solo por las medidas de prevención (distanciamiento y toma de temperatura), sino por los numerosos visitantes que se acercaron a disfrutar de la cultura en esta noche especial. El museo Goya se sumó a la celebración abriendo sus puertas de manera gratuita y con música ambiental, para poder disfrutar del arte a través de una experiencia sensorial más completa y recorrer su colección permanente, a la que se han añadido dos nuevas propuestas desde su reapertura: el muy solicitado óleo ‘San Pedro’, del Greco, y la exposición ‘Paula Rego. con razón o sin ella’. «¿Se puede empezar por cualquier sitio?», preguntaba una visitante. Efectivamente, la visita pudo realizarse de manera libre y se permitió un aforo máximo de 500 personas.

La buena respuesta del público fue una señal que tal vez marque la reanimación del sector. Pero aún queda camino por recorrer para que la capital aragonesa recupere el pulso de la cultura y para que –ojalá– la próxima Noche en Blanco sea sin mascarillas.

Etiquetas
Comentarios