Despliega el menú
Ocio y Cultura

Iñaki Urrutia: “Todos necesitamos un poco de humor para sobrellevar el día a día”

El humorista y presentador participa este viernes, junto a J. J. Vaquero, en el espectáculo 'online' 'Comedia a domicilio', que organiza HERALDO.

Iñaki Urrutia
Iñaki Urrutia

Iñaki Urrutia (Barcelona, 1977) es un cómico inquieto que va siempre de un lado a otro repartiendo humor y risas de teatro en teatro, en la radio y en la televisión -presenta concursos en la ETB y en Aragón TV (‘Atrápame si puedes’)-. Este viernes 29 de mayo, a las 22.30 regresa a las tablas de manera virtual junto al también humorista J. J. Vaquero con el espectáculo 'Comedia a domicilio', una nueva experiencia organizada por HERALDO y patrocinada por Ibercaja que se emite a través de internet desde un escenario madrileño. Para visionarlo hay que comprar las entradas (3,50 euros) en heraldo.es/comedia.

¿Qué reparten en esta ‘Comedia a domicilio’ dos ‘riders’ del humor como J. J. Vaquero y usted?

Viendo cómo está el panorama, sobre todo para los que hacemos comedia en directo, es necesario idear nuevas vías para actuar. Nos propusieron entrar en las casas vía ‘online’ y, curiosamente, Vaquero y yo llevábamos la idea de organizar algún tipo de ‘show’ de esta manera. Somos los primeros en hacer este experimento, así que esperamos que salga bien.

Todo un desafío.

Es un reto total porque además somos de ver y sentir al público, e interactuar con él aprovechando lo que pasa en el momento. Va a ser un poco diferente y tendremos que guiarnos por las risas que nos dé el mínimo público que estará presente en la emisión: los cámaras, el técnico de sonido y alguno más que haya por allí y que nos servirán de referencia.

¿Cómo van a interactuar con el público digital?

Contestaremos en directo a todo lo que nos pregunten. La verdad es que esto es algo que no teníamos en los monólogos en directo. En esta modalidad el público puede hablar, hacer comentarios y preguntas. Antes, yo haré un monólogo; Vaquero, otro y luego tendremos una ronda de preguntas y respuestas. Igual lo convertimos en una charla fórum o en una ronda de chistes rápidos. A saber.

En sus monólogos ¿aluden a la situación actual?

Alguna cosa tendremos que decir, pero Vaquero y yo hemos hablado sobre esto y no queremos centrarlos en la situación actual. S le contamos al público lo que estamos viviendo y lo que ha pasado nos van a decir que ya lo ven y lo saben de sobra. Pero luego también es verdad que como nosotros jugamos mucho con la actualidad y con la observación, al final es algo que está ahí y que no se puede obviar.

La comedia es una forma de evasión...

Sin duda. El humor es una manera de evadirse. En estos días, Vaquero y yo hemos estado muy activos grabando vídeos y colgando cosas en nuestro Instagram. Los seguidores nos han enviado muchos mensajes de agradecimiento. Con esto que está pasando es necesario desconectar, en la medida de lo posible, para sobrellevar el día a día.

¿Cómo ha mantenido el humor durante los meses de confinamiento?

Es un poco impopular, pero como estoy todo el año de aquí para allá, entre grabaciones de televisión, programas de radio y las actuaciones, paro muy poco. De repente, estaba en casa: podía ver muchas películas y series que tenía atrasadas, leer muchos libros que tenía pendientes… ¡uy, qué a gusto!

¿Tiene ganas de volver actuar en teatros?

La verdad es que sí. Antes, a pesar de las grabaciones y de la radio no paraba de actuar en directo. Los fines de semana siempre tenía monólogos. Debe ser la primera vez en mi vida, desde que empecé en esto en 2002, que llevo tanto tiempo sin actuar. Tengo ganas de subirme al escenario, frente la público, pero de momento será este viernes a través de internet, con el primer monólogo que hago tras el confinamiento.

¿Echa de menos poder volver a Aragón?

Toda mi familia materna es aragonesa, de la Ribera Baja. Tengo muchas ganas de volver a Alborge, ver a la familia y a los amigos. De hecho, mis amigos que viven en Zaragoza ya han podido bajar al pueblo y han colgado fotos en las redes sociales diciendo: “Aquí todos”, Aquí todos, no, ¡que falto yo! (risas). Estoy con muchas ganas de pueblo.

Etiquetas
Comentarios