Despliega el menú
Ocio y Cultura

Análisis de tecnología

Nuki Smart Lock 2.0: una cerradura inteligente para abrir la puerta con el móvil desde cualquier lugar del mundo

Esta cerradura conectada es compatible con asistentes virtuales como Alexa, Google Assistant y el HomeKit de Apple. Además tiene llaves bluetooth para abrir la puerta con solo pulsar un botón.

Nuki Smart Lock 2.0
Nuki Smart Lock 2.0
Heraldo.es

2019 ha sido un gran año para la domótica, sobre todo para los asistentes digitales como Alexa, Siri o Google Assistant, que han invadido nuestros hogares y pretenden convertirse en el centro de la casa inteligente. La conquista de nuestras moradas por parte de la tecnología continuará con paso firme en este 2020 y hay una compañía que, lejos de empezar la casa por el tejado, quiere entrar en el mundo de la domótica por la puerta grande.

Nuki fabrica un conjunto de ‘gadgets’ para transformar radicalmente la forma en la que entramos en nuestra vivienda, permitiendo interactuar con la puerta con un mando a distancia, el móvil o incluso con la voz. Sin embargo, son muchas las preguntas que despierta una cerradura inteligente como esta: ¿es compatible con mi puerta?, ¿es seguro?, ¿que pasa si se queda sin energía?, ¿puedo seguir usando la llave tradicional?..

Compatibilidad y mecanismo

No todas las cerraduras son compatibles con Nuki, pero si la mayoría. Los bombines europeos tradicionales lo son y en la página web oficial se puede comprobar, realizando un pequeño test, si nuestro sistema es adecuado para la instalación de Nuki. Pero existe otro importante factor a tener en cuenta: si el usuario quiere seguir usando la llave tradicional de su casa debe asegurarse que su bombín es de doble embrague, es decir que puede seguir abriendo la cerradura cuando la llave está puesta por dentro.

La instalación del Nuki Smart Lock se realiza en cuatro pasos. 1) Colocar la placa de montaje y ajustar los pernos para sujetarla al cilindro. 2) Meter la llave en la cerradura. 3) Encajar el ‘smart lock’ en la placa de montaje. 4) Descargar la aplicación para el móvil y configurar la cerradura inteligente.

El mecanismo de Nuki es muy sencillo: hace girar una llave que debemos dejar puesta en la cerradura para abrir y cerrar la puerta con un sistema mecánico alimentado por cuatro pilas alcalinas. Utiliza conexión bluetooth para conectarse con el móvil y el Bridge –una especie de ‘router’ que se conecta directamente a un enchufe– para acceder a internet.

Una vez instalada la Smart Lock 2.0 y conectada a la red con el Bridge, hay varias formas de abrir la puerta de casa desde prácticamente cualquier lugar. Con el móvil, solo hay que deslizar la cerradura virtual en la aplicación. Además, el usuario puede habilitar el sistema ‘Auto unlock’ que usa el teléfono para detectar si está cerca o se aleja de casa, para abrir o cerrar la puerta de manera automática. En nuestras pruebas ‘Auto unlock’ ha funcionado de forma bastante errática: no siempre ha ‘percibido’ nuestra llegada y puede llegar a ser peligroso si la puerta se abre de modo involuntario.

Más práctico y seguro nos ha resultado el sistema ‘Smart notification’ que hace aparecer un mensaje en el móvil cuando nos acercamos a la puerta para poder abrirla sin necesidad de acceder a la ‘app’, directamente desde la barra de notificaciones del teléfono.

Además, la cerradura Nuki también se puede controlar desde cualquier navegador activando el sistema ‘Nuki web’, e incluso con la voz, si la emparejamos con Alexa, Google Assistant o Apple Homekit. Con estos asistentes virtuales, el usuario podrá cerrar la puerta, preguntarle Alexa si está bloqueada o incluso abrirla, usando un pin numérico de seguridad’. Además, también le permitirá crear rutinas que hagan, por ejemplo, que Nuki bloquee la puerta cuando decimos "buenas noches" o que encienda las luces cuando llegamos a nuestro hogar.

Nuki Smart Lock 2.0
El Fob es una llave bluetooth con un solo botón configurable
Heraldo.es

Para abrir la puerta usando un mando a distancia como si de un coche se tratara, Nuki también comercializa el Fob, una llave inteligente con un único botón que cuesta 40 euros la unidad y se puede emparejar con la cerradura a través de ‘bluetooth’. El botón del Fob es a veces demasiado sensible y es habitual abrir o cerrar la puerta de forma involuntaria cuando manipulamos el llavero.

Seguridad

Nuki no es más insegura que cualquier otra cerradura. De cara al exterior nadie sabrá que el usuario la instalado, ya que lo único que queda a la vista es una cerradura tradicional. Piratear Nuki no es imposible, pero sus comunicaciones están cifradas de extremo a extremo, certificadas por la industria y sería tan como tratar de forzar una cerradura tradicional. Además, el kit de instalación incluye un sensor que indica al usuario en todo momento si la puerta está abierta, cerrada o bloqueada, y cada apertura y cierre queda registrado en un listado que se puede consultar en todo momento e incluye las horas y el usuario que ha realizado el proceso.

A través de la ‘app’, se pueden dar permisos para que familiares y amigos puedan acceder a nuestro hogar, enviando un enlace de instalación de la aplicación y un código por Whatsapp. Para una mayor seguridad, estas llaves virtuales pueden estar limitadas en el tiempo y son revocables en todo momento.

El mayor riesgo es la pérdida o robo del móvil, ya que la aplicación permite a cualquiera, no solo abrir la puerta de nuestra casa, si no también localizarla en un mapa. Pero bastaría con cancelar todos los permisos al usuario asignado a ese teléfono, para evitar robos.

Pilas para 6 meses

Nuki no tiene batería recargable, pero asegura que unas pilas alcalinas normales tienen una duración estimada de 6 meses abriendo la puerta unas 10 veces al día. Además, la ‘app’ avisará al usuario de que ha llegado la hora de cambiarlas cuando quede poco (un 20%) para agotarse y, aunque Nuki dejara de funcionar, en ningún caso bloquearía el bombín y –si se ha instalado uno de doble embrague– el usuario siempre podría usar su llave tradicional para abrir la puerta.

El avance de la domótica es imparable y es sorprendente lo fácil que uno se acostumbra a las comodidades que conlleva. Es cierto, Nuki no es imprescindible. Es útil y, sobre todo, cómodo. Permite salir a correr solo con el ‘smartphone’ y perder el miedo a dejarse las llaves en casa o en el trabajo, teniendo siempre un comodín para acceder a casa sin problemas. Facilita que alguien de confianza entre en caso de emergencia o simplemente para dejarnos un paquete, sin importar en que lugar del mundo estemos. Eso sí, la comodidad tiene un precio, y el de Nuki está en 300 € con el pack básico y 350 € con el Opener, el sistema para dotar de inteligencia a la puerta del portal.

Nuki Smart Lock 2.0
El Opener completa el conjunto para sustituir definitivamente tus llaves tradicionales 
Heraldo.es

Opener, neuronas digitales para el portero automático

Todo el mundo tiene al menos dos llaves en el llavero, la de casa y la del portal, y digitalizar la primera es más fácil que la segunda, ya que para hacerlo habría que llegar a un acuerdo con los vecinos. Pero Nuki ha encontrado la solución: dotar de inteligencia al portero automático con un cubo negro conectado a internet.

El Opener solo funciona con telefonillos analógicos (se puede consultar una lista de compatibilidad) y su instalación no es tan sencilla como la del ‘Smart lock 2.0’ ya que hay que conectar una serie de cables de colores que te hacen sentir como un Tedax. Sin embargo, una vez instalado, permite abrir el portal con el móvil o incluso con Alexa.

También se puede activar ‘Ring to open’ para que la puerta se abra con solo pulsar tu propio timbre desde la puerta de la calle o configurar la ‘app’ para que active esta función cuando detecta que nos acercamos a casa.

Etiquetas
Comentarios