Despliega el menú
Ocio y Cultura

El anterior escultor del Goya critica el "ninguneo" de la Academia de Cine tras cambiar el diseño de los 'cabezones'

José Luis Fernández, ha pedido explicaciones a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por la decisión de prescindir de su trabajo para esta edición de los Premios.

Acabado de una estatua de los Goya.
Acabado de una estatua de los Goya.
Pablo Cuadra-Getty Images

El escultor encargado del diseño de las estatuillas que se han entregado durante las últimas 29 ediciones de los Premios Goya, José Luis Fernández, ha pedido explicaciones a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por la decisión de prescindir de su trabajo para esta edición de los Premios, y dice que se ha sentido "ninguneado".

En una carta abierta al presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Mariano Barroso, José Luis Fernández, critica que no se haya convocado un concurso abierto y público para elegir el nuevo diseño de los 'cabezones', un proceso al que, según indica, él mismo se sometió en su día.

"Mi aprecio por la Academia es innegable. Sin embargo, todo lo sucedido hace que me pregunte la razón por la que no se ha convocado un concurso abierto y público para realizar un cambio tan importante en su imagen, circunstancia a la que yo me sometí en su día, y que cabría esperar de una institución pública del renombre de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas", subraya en el escrito.

Según señala, este cambio se ha realizado con "oscurantismo" hasta el punto de que "muchos académicos de la casa no estaban enterados de la decisión".

El escultor fue seleccionado para diseñar la estatuilla en la cuarta edición de los Goya, en sustitución del diseño del escultor Miguel Ortiz Berrocal, que venía entregándose a los premiados desde la primera edición en 1987. El 'cabezón' diseñado por José Luis Fernández es una interpretación de la escultura de Benlliure cuyo peso oscilaba entre los 1,7 y los 2 kilos.

Durante este tiempo, según añade, ha realizado el encargo todos los años "sin incidente alguno y con máxima profesionalidad, manteniendo siempre una relación fluida con la Academia", de la que dice no haber recibido nunca una queja.

Si bien, explica que la primavera pasada una persona de la institución le indicó el cese de la relación laboral y denuncia "frialdad en el trato", al comunicárselo "telefónicamente, sin ningún tipo de explicación respecto a los motivos".

Asimismo, el escultor denuncia que su nombre ha sido borrado de la página oficial de la Academia, algo que le produce "estupor" y que califica de "falta de respeto y ninguneo" a su trabajo, pues duda que se trate de "un mero descuido".

"Me siento moralmente mal, es un tratamiento a un escultor de mala manera", ha insistido Fernández, que asegura haber realizado este trabajo "con mucho cariño y dignidad". "Pido una explicación pública, ¿por qué me obvia la Academia de esa manera?", ha indicado en declaraciones a Europa Press.

José Luis Fernández ha explicado que cuando le llamaron para comunicarle la noticia, él les preguntó si había hecho algo mal, ante lo que le respondieron que no. "Pregunté: '¿Hemos hecho algo mal?'. Y me respondieron que no, que al contrario, que lo habían decidido en una reunión", ha comentado.

Según ha recordado, la Academia de Cine contactó con él hace 30 años porque tenían fundición y se trataba de "un buen diseño, manejable" pensado para un galardón. Desde entonces, de su fundición salían cada año los bustos que después recogían los premiados en la Gala de los Goya.  

Etiquetas
Comentarios