Despliega el menú
Ocio y Cultura

Tatiana Tibuleac: "Mi escritura es el lugar donde me siento útil y puedo reparar mi pasado"

La escritora moldava gana el Premio Cálamo al mejor libro de 2019 por ‘El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes’

Tatiana Tibuleac y la portada de su novela premiada, publicada por Impedimenta
Tatiana Tibuleac y la portada de su novela premiada, publicada por Impedimenta
Heraldo.es

El Libro del Año 2019 para los lectores de la librería Cálamo ha sido ‘El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes’, de la escritora moldava Tatiana Tibuleac, publicado por editorial Impedimenta con traducción de Marian Ochoa de Eribe. Tibuleac, que reside habitualmente en París, se encontraba ayer de viaje y relataba a HERALDO cómo se gestó la obra: «El libro nació tras un verano que pasé con mis padres en el sur de Francia, en una casa que alquilamos junto a un enorme campo de girasoles, unos girasoles que me rodeaban como si fueran un organismo vivo. Hablaba con mi padre y él me contaba cosas de su juventud, y me decía que se arrepentía de no haber sido un padre suficientemente bueno. Y lo hacía mientras mi hija pequeña trepaba sobre él e intentaba que dejara de hablar. De repente, algo encajó dentro de mí y salieron a la superficie mis propios miedos relacionados con la maternidad, con no haber sido una hija lo suficientemente buena para mi padre. Cuando volví a casa empecé a escribir una historia muy diferente de todo lo que había hecho antes. Con menos color, menos felicidad en las palabras. Sólo al final del proceso de escribir entendí que lo hacía con voz masculina. Dejé todo como venía. Escribí y escribí hasta que terminé, sin cambiar ni una palabra. Envié el manuscrito a un editor y respiré hondo».

Y ‘El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes’ fue una de las grandes revelaciones literarias del año pasado en toda Europa. «Al principio el éxito me sorprendió, luego me llegó la felicidad, y finalmente lo asumí todo con humildad –aseguraba ayer la escritora–. Resulta que el libro conecta con gente de distintas culturas mucho mejor que yo».

Tatiana Tibuleac nació en 1978 en Chisináu, Moldavia. Mientras realizaba sus estudios de Periodismo y Comunicación empezó a colaborar con diversos medios en calidad de traductora, correctora y reportera. En 1999 entró en la cadena Pro TV, donde consolidó su papel dentro del periodismo de corte social. Aún sigue vinculada al mundo de la comunicación audiovisual. «Son dos facetas de mi vida, supongo. A veces la vida de las personas es aburrida, no puede ser interesante. El periodismo fue una especie de compensación. Todavía ‘vivo’ de los sentimientos y recuerdos de mis años de periodista. Al mismo tiempo, mi escritura (es un poco arrogante llamarla literatura) ha cambiado mi vida completamente. Es el lugar donde me siento útil, donde puedo reparar mi pasado y verme a mí misma en el futuro con un poco más de indulgencia».

Ha publicado una segunda novela, ‘El jardín de cristal’, inédita en España («es un libro sobre la identidad y la supervivencia, sobre la belleza y la necesidad de tenerla», señala). Prepara nuevos proyectos literarios al tiempo que acaricia, bromeando, un sueño. «Me gustaría que Almodóvar llevara al cine ‘El verano...’ pero no se lo digan, porque seguro que se echa a reír».

Etiquetas
Comentarios