Despliega el menú
Ocio y Cultura

Natalia Moreno "Siempre pienso que todo lo mejor está por venir"

La directora zaragozana, que acaba de ganar el Premio Forqué al mejor documental por ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, aspira a un Goya el próximo 25 de enero.

La actriz y realizadora Natalia Moreno, en los Premios Forqué
La actriz y realizadora Natalia Moreno, en los Premios Forqué
Efe

Si ser finalista ya era una alegría, cómo se siente después de recibir el Forqué?

Ya estaba muy contenta de que el documental se encontrase entre los cuatro finalistas de los Premios Forqué, siendo que el nivel era tan alto, con 38 documentales nominados. Al equipo, a Ara Malikian -su pareja­– y a mí nos parecía un lujo absoluto. Y de repente, recibir el calor de todos los compañeros, de los productores, sentir que entras en esta familia de cine ha sido muy bonito y un orgullo inmenso. Estamos muy felices.

¿No se lo esperaba?

La verdad es que no, aunque también me mentalicé de que podía ocurrir. Estaba abierta a lo que viniera, pensando: "Bueno, será lo que tenga que ser". Me parecía que tenía a mi lado otros tres documentales fantásticos con una calidad buenísima y que ganar o no ya sería una cuestión de criterio de los profesionales que votan los Premios Forqué.

Es el resultado de cinco años de un trabajo que cuenta en la producción con otra zaragozana, Amelia Hernández.

Amelia ha sido un apoyo continuo, no solo en lo profesional sino también a nivel emocional. A veces, llevar un proyecto a buen término tiene que ver con tener mucha fe y ser muy testaruda. En eso Amelia es una roca y me ha ayudado muchísimo. Todo mi equipo. Soy una directora novel y me he tenido que rodear de personas que han abierto mucho el corazón y han tenido mucha paciencia.

¿Cuál fue la fase más difícil en la realización de su documental?

Lo más complicado fue encontrarme con 79 horas de metraje y 25 cajas de material que tuve que seleccionar, digitalizar y decidir dónde situarlo. Del mismo modo, había que plantear cuál sería la raíz, la historia. Más allá de seguir a un violinista en una gira, se trataba de profundizar en su vida personal y tratar cuestiones como la inmigración, los genocidios, las guerras, que para mí era necesario incluir.

Recibir un premio así con su primer largometraje, ¿anima a seguir dirigiendo?

Los premios, aunque luego no impliquen tanto, hacen sentir que se está en el camino adecuado. Y eso es un ánimo muy bonito. Esta mañana me he levantado y he pensado: "Uy, me voy a sentar a escribir ya", porque estoy con un guión de ficción y tengo el corazón calentito ahora.

Parece que la dirección de ‘Frozen 3’ se acerca, como le dijo su hijo Kairo.

Es verdad ¿Y ahora qué hago? (bromea). Mi hijo me dijo que si ganaba el Forqué tendría que dirigir la peli de Disney y, bueno, no era en serio pero si le soy sincera ojalá pudiera. Me lo pasaría bomba, pondría a esas dos mujeres del revés. Me encantaría. Ahí lo dejo (risas).

Volviendo a ese guión de ficción que ha mencionado, ¿puede avanzar algún detalle?

De momento, que la protagonista es aragonesa (se trata de un personaje aragonés) y que voy a volver a trabajar con Amelia Hernández. La idea es dedicar este año a escribir el guión, con calma, y al siguiente iniciar la financiación y dirigir la película.

El próximo 25 de enero se entregan los Goya y también es candidata. ¿Le da vértigo?

Más bien me produce ilusión. Siempre pienso que todo lo mejor está por venir. Ojalá llegue otro reconocimiento tan grande como el Goya pero si no también lo voy a vivir como una fiesta. Este es mi primer largometraje y en este sentido hay que ser humilde. Ya es mucho éxito haber llegado hasta este momento.

Su filme pudo verse en el Festival de Cine de Zaragoza pero no se estrenó comercialmente en la ciudad.

Estamos planeando hacer un estreno porque para mí es importante. Es mi ciudad, mi gente y me encantaría que este documental se viera de nuevo en Zaragoza.

Siendo Malikian "armaño"...

Eso es así. Él mismo dijo cuando lo nombraron Hijo Adoptivo de Zaragoza: "Menuda faena me habéis hecho. Yo siempre vacilaba de no ser de ningún sitio, de ser un ciudadano del mundo, pero ahora tengo que decir que soy de Zaragoza". De ahí se siente y de Zaragoza somos.

Etiquetas
Comentarios